El dinero. Algunas consideraciones a partir de la teoría de Marx (II)

Por:  Miguel Alejandro Hayes Martínez

 

El mito del predominio del mercado asociado al concepto de dinero

Uno de los mitos teóricos más grandes alrededor del dinero y del mercado, afirma que en los estadios pre-capitalistas no predominaba este, por ejemplo ver (2). Según esta lógica, solo alcanza su predominio en el capitalismo, donde por primera vez se compra y se vende casi todo. Esa idea, puede ser destruida desde la lógica del dinero de Marx.

Esas concepciones parten de considerar el dinero solo como a los metales preciosos y sus representaciones en papel (billetes). Todo esto lo desmiente Marx al afirmar que incluso el hombre (que evidentemente no es metal) pudo ser considerado la mercancía dineraria. Todo lo que en determinado contexto haya sido la figuración de un valor de algo (precio), forma de medir el valor mercancías, es considerado como dinero. Había en esa época que se usa como ejemplo un mercado como forma dominante, que usaba como medida al hombre (en unidades físicas), como pudo ser en el feudalismo lo que regulaba, lo que mediaba como dinero el intercambio entre el siervo y el señor feudal, la actividad directa del primero.

Con esto se aclara que la compra-venta ha estado presente de forma dominante desde la descomposición comunal, rigiendo siempre el intercambio, en el cual esa mercancía dineraria ha adoptado disímiles formas. Insisto en la idea de la contextualización del dinero en tiempo o espacio, que permite apreciar que este cambie en función de esa espacialidad y temporalidad y por tanto, que no siempre ha sido en su forma tal y como lo conocemos hoy.

Esto se ve mejor cuando Marx dice: ‘’El dinero se forma cuando la forma de equivalente general se identifica con la forma natural de una clase particular de mercancías, cristalizándose así en la forma dineraria. ’’ (1 p. 113) Quedando claro que aparece el dinero cuando una mercancía adopta determinada aceptación social privilegiada.

Se llega en ese proceso de evolución del dinero al uso de los metales preciosos como una forma perfeccionada y adquirida en las sociedades modernas, pero ¿estas mercancías serán siempre el dinero?

El oro y las otras formas de dinero

Marx, dando una explicación al tema expone: ‘’En la misma medida en que el intercambio de mercancías hace saltar sus trabas meramente locales y que el valor de las mercancías, por ende, se expande hasta convertirse en concreción material del trabajo humano en general, la forma de dinero recae en mercancías adecuadas por su naturaleza para desempeñar la función social de equivalente general: los metales preciosos. ’’ (1 p. 109) Parece que Marx sentencia a uso de esos metales.

Cabe otra pregunta: ¿Tiene que ser entonces el dinero siempre una mercancía? Lo cierto es que desde el punto de vista de las afirmaciones de Marx, a él quizá le falto el enunciado explícito, pero aportó como siempre digo, la lógica para comprender.

Él explica el dinero a partir de la existencia de una mercancía dineraria. Pero si habla de cosas que no son resultados de la actividad humana que se convierten en mercancías, por qué no podría convertirse en dinero algo que no sea esa clásica mercancía.

Pensando un poco en los elementos que él mismo expone… ¿no es el dinero algo que es reconocido por una determinada sociedad para mediar el cambio? ¿No podría la sociedad decidir arbitrariamente (dígase el gobierno, etc) y crear algo (billete) que sea el que acepten todos por el cambio sin más? Con los crecimientos productivos actuales, ¿tiene sentido buscar una mercancía de abundancia tal que pueda equipararse con todos los bienes del mundo y que al final sería guardada en bóvedas? Parece que la propia existencia del oro dejó de ser funcional a la necesidad de que exista el dinero.

Mirándolo de otra forma… Fue el intercambio entre diferentes grupos comunales lo que gestó el uso de una mercancía dineraria, primero en cosas externas a la comunidad y luego con los asentamientos de estos grupos, debía cumplir también condiciones de cantidades y utilidad para ser usadas a lo interno. Hoy, casi los mismos bienes y servicios están en casi todo el mundo, es decir, las mercancías adquieren un carácter casi universal. Muchas son aceptadas en casi todas las sociedades, haciendo su valor de carácter universal. Se consume Coca-Cola, o se usan Adidas, o muchas otras, en casi cualquier rincón del mundo, por ejemplo.

¿No habremos llegado a un punto donde ya no necesitamos un resultado espontáneo de la actividad humana para mediar? Me queda claro, que estamos ahí, y con el grado de desarrollo de las capacidades productivas (de producir realidad) del hombre, que posibilitan que conscientemente las sociedades (hegemonizadas por la clase dominante claro) escojan quien va a ser su mediador en los cambios, no siendo necesario ya, que sea una mercancía como fue en los inicios de la existencia del dinero.

Se usaba el oro o plata, fue porque era lo que servía para ir a otros lugares a comerciar, porque sin ser acuerdo ni imposición, por no existir un sistema articulado de producción a nivel mundial, era esto lo que imponían de forma espontánea. Pero la propia conexión actual del mundo y el ejercicio de una hegemonía en este por potencias que no hace falta mencionar, se condiciona que pueda imponerse conscientemente(a la fuerza, como se hace) una forma de reconocimiento que sea asumida por todos y no ser esta una mercancía. Sin ponerse de acuerdo, muchos reconocían el oro en el pasado. Hoy, fue impuesto el dólar como esa forma de figurarse el valor.

No es una aberración ni un fenómeno casual, el hecho de que con la consolidación del mercado mundial, la internacionalización de las relaciones capitalistas de producción, en marcos del imperialismo, dejara de usarse el patrón oro. El mundo, ya podía permitirse prescindir del oro. Y esa es la mayor prueba, de que el dinero, como toda construcción social, se hace de forma consciente en la medida que el propio desarrollo de las condiciones de esta lo permitan. Así como en épocas y lugares, fue necesario mercancías como el ganado, el oro, hoy se imponen otras condiciones que hacen que simplemente un billete, sin necesidad de ser una mercancía, pasa a convertirse en dinero.

Concluyendo

Puede concluirse como la necesidad de la existencia del dinero hizo que este tomara cuerpo de diferentes maneras, siendo estos mercancías (en un sentido clásico) o no, tal y como ocurre hoy, siempre en correspondencia con lo que las condiciones y desarrollo alcanzado permita.

La teoría de Marx del dinero, permitía exponer cómo esa función se inició en mercancías y no niega, sino que deja abierta una puerta para entender que la forma dinero irá más allá de las mercancías en la medida que estas dejen de ser funcionales a la necesidad de la existencia del dinero. Esta no habla de asumir ese origen del dinero, para normativamente condenar las nuevas formas que tomara este en la historia. El dinero respaldado en oro es ya un sinsentido teórico y práctico.

Bibliografía

1. Marx, Carlos. El Capital I. México : Siglo XXI, 2002.

2. Acanda, Jorge Luis. Modernidad y Capitalismo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.