Trinchera Abierta del salario

La Trinchera Abierta del mes de mayo tuvo que ser pospuesta. La ya casi fija última semana estuve llena de fuertes lluvias impidieron su realización. Por esa razón, el espacio se realizó, dándonos cita en nuestra sede habitual, teniendo como tema de partida el salario, es decir, la teoría del salario en Marx.

Se abordaron diversas cuestiones. Se comienza con la aparición histórica del proletario y su definición no solo como asalariado, sino como desposeído, a partir del paso que describe E.P. Thompson de una economía moral a una economía política, a la reproducción del trabajo asalariado en el modo capitalista de producción y la acumulación que presupone. De ahí se pasa a una somera descripción del desarrollo del trabajo asalariado en la obra de Marx  a través de distintos momentos (Trabajo Asalariado y Capital, El Capital y la Crítica al programa de Gotha) haciendo énfasis en temas como la alienación, la reproducción de la clase obrera  (y la polémica Marx-Malthus) y sus comentarios sobre el sistema de plantación en los EE.UU. Luego, se ensaya un posible debate entre Bernstein (Las premisas del socialismo), Lenin (El imperialismo, fase superior del capitalismo) y Lafargue (El Derecho a la pereza) a propósito del trabajo asalariado, el imperialismo como mutación del capitalismo y el problema de la transición. A partir de ahí se profundiza, siguiendo a Lebowitz en lo particular del trabajo asalariado en las sociedades del “socialismo real” con su dinámica modernizadora y vanguardista y con Marini respecto a la nación de súper-explotación y la dinámica del trabajo en los capitalismo dependientes. Por último se problematiza sobre el trabajo asalariado en el capitalismo contemporáneo, el llamado sector informal, el crecimiento del desempleo y el Ingreso único universal como asunto a discutir por las izquierdas contemporáneas.

Continúa el espacio con cuestionamientos a la interpretación axiomática que se le ha dado a la teoría de Marx de la reproducción de la clase obrera, donde esta afirma que el trabajador siempre crea lo necesario para reponerse. Siendo consecuente con esa, idea podía desmentirse cualquier intento de justificar los bajos salarios en cualquier sociedad, incluyendo la cubana. Tal cuestión, hace la necesidad de replantear la interpretación  de dicha idea de Marx.

Se desata el debate, y propiedad, apropiación, lucha de clases, comienzan a bombardearse desde extremos permeados de manuales soviéticos hasta otros cargados de un hegelianismo actualizado.

Todo parece marchar como de costumbre. Intensidad de ideas, que culminan estrechando la camaradería. Habrá que esperar a la otra cita.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.