Debates

Marx, sociología y el capitalismo

Se comparte este debate que tuvo como escenario original la red social Facebook, por las ideas que puede aportar.

Ramón Guerra García: Darcy Ribeiro fue una de las mentes más lúcidas de nuestra América en el siglo XX.
Desarmó con un frase a los marxista que no se habían leido a Marx: Carlos Marx, les dijo, no conoció el motor eléctrico.
Dedicó uno de sus mejores libros: El dilema de América Latina… a los jóvenes iracundos del Continente.
Y a los cubanos les dijo: Cuba debe de asumirse tal como es. Nada más urgente hoy.
Andrés R. Rodríguez: Que actualmente casi todos los sociólogos sean marxistas demuestra que la sociología no es científica. ¿No tienen otro abrevadero?

Las enormes contradicciones de Marx son evidentes. La primera, que la economía es el motor del ser humano.

¿Por qué Marx despreció organizar su vida, trabajar y con su inteligencia mantener a su familia? Porque al ser humano excepcional lo mueven los ideales, no los frijoles. Todo lo que es la humanidad lo debe a sus idealistas. El marxismo es un bodrio. Pero además donde quiera que ha gobernado, ha sido un desastre.
RG. Andrés, fue ese marxismo al que te refieres al que Darcy fustigó.
Frente a la vulgata soviética, que concebía al socialismo en tanto el desarrollo de las fuerzas productivas y no como resultado de la acción consciente de masas, Darcy nos hizo entender la nueva sociedad como la realización de un cambio civilizatorio radical de la sociedad real existente. Porque es el sistema capitalista el único responsable del infierno en que vivimos.
Luego, hallo que se puede ser marxista en Sociología, como se puede ser einsteiniano en Física o borgiano en Literatura. Así que su ataque personal a Marx, amigo, dice más de Ud. que de él mismo.
Sucede que Marx trató de ser superado por Weber y Keynes, pero ninguno lo logró.
¿Acaso no será que las verdades de Marx son la respuesta más eficaz ante la lógica de reproducción y las formas de existencia que impone el capital?
Personalmente he sido severo en mis críticas a Marx, pero sería deshonesto si no reconozco mi deuda con Marx.
AR. El mayor infierno que ha existido es el marxismo en el poder. Ejemplos cualquiera de ellos, pero Pol Pot es un maestrico resentido. Asesinó el 50% de la población. Y Stalin, Mao, son los mayores genocidas de la historia. Si no lo ve, Ud es un inculto o simplemente le pagan por su ceguera. Científicamente todas y cada una de las presunciones de Marx, sus métodos y conclusiones, son erróneos. Es pura arrogancia intelectual, de un ser trasnochado que se cree puede arreglar el mundo desde una biblioteca. La biosfera es capitalista, acumula capital, y la emplea muy eficientemente, mucho mejor que cualquier banquero. Uds no pueden instaurar nada igualitarista porque la naturaleza crea y necesita diversidad. Lo que uds proponen en bolcheviquismo, es decir eliminar todo el que piense distinto. Por eso mismo la URSS se vino abajo. Los incapaces y resentidos son los que se agarran de Marx, un intelectual resentido del s. XIX no esta vigente para nada.
Los racionalistas son los que asentaron el desarrollo humano en el pensamiento. Marx lo que agregó fue el fatalismo histórico. Totalmente erróneo. Es la espiritualidad y creatividad humana la que emerge de la historia. Y no hay vacas sagradas intelectuales. Eso es ciencia. La adoración del becerro barbudo es religión.
RG. Andrés, puedo hacer una larga lista de crímenes de lesa humanidad que fueron cometidos por el imperio americano en los últimos 120 años.
Pienso en la guerra de Vietnam, pero no olvido el Plan Cóndor.
Advierto, sin embargo, que el capital es más que un imperio.
¿Quién es el responsable de que estemos hoy al borde del colapso ecológico y al límite de suicidio de la humanidad?
Nadie lo pone en duda.
Este ha sido el capital, que ha reinado por cinco siglos en este mundo.
Pienso que tratar de naturalizar ese sistema, apelando a un darwinismo social, es un acto criminal.
La lógica del beneficio y la condición de mercancía que impone el capital es una reducción al absurdo de la complejidad de las formas de vida y de existencia del ser humano.
Podría hacer la historia del mercado en África y su función civilizatoria en 40 mil años y cómo el liberalismo lo convirtió en una caricatura: caravanas de bienes, personas y culturas tejieron a ese continente y crearon pueblos civilizados y prósperos, cuando Europa se hallaba sumida en la oscuridad de los tiempos.
¿Quién fue el que redujo la diversidad de lenguas y culturas en este mundo?
Claro que los crímenes que mencionas son abominables y son fruto de regímenes
totalitarios y de la distorsión ideológica de una visión del mundo.
Cierto es que no se podría contar la historia de Cuba sin acudir a Fernando Ortiz, Ramiro Guerra y Jorge Mañach; pero, igual, la historia reciente del (neo)liberalismo en nuestra América ha sido funesta.
Nunca olvides la historia de los pueblos, amigo.
Recuerda que fueron los cerros de Caracas los que echaron por tierra a un puntofijismo que se basaba en la ideología que tú defiendes en esta ocasión.
AR. Sr. La estructura social que más se parece a la natural es el capitslismo. No la de unos funcionarios alumbrados por sus lecturas, asesinando a todo el que dude de su saber (Lenin, Stalin….).
Su odio a EEUU lo comprendo: primera vez en la historia de la humanidad que un ocupante se retira y deja que sus vencidos compitan con él. Nada igual. Y Ud habla desde esa islita, porque sectores de EEUU son permisivos. Si no, polvo seria.
RG. Ciertamente ese imperio es magnánimo. Lástima que no sepa ese perdonar vidas y qué hacer ante China.
Personalmente, tengo mi residencia en África, mi empresa en Panamá y mi familia en Cuba.
Durante seis décadas la política de subvención del gobierno cubano ha sido un fracaso, aún cuando ha empleado todo tipo de recursos.
Ahora, insisto, el mundo de la naturaleza se rige por el principio de la cooperación entre las especies, no en la competencia entre estas.
Darwin aplicó la lógica del libre-mercado a la naturaleza y no al revés.
Luego, me hace sentir muy triste saber que la bestialidad es el sello de un mundo que creía humano.
AR. Ante China lo que tiene que hacer [EUA] es evitar que esos mafiosos milenarios roben mas ideas y patentes. Ellos se detendrán porque la inventiva la tienen supeditada a Mao y
Confucio. Mire cuan confuso.
En cuanto a sus aspiraciones de cómo funciona la naturaleza, le informo que soy biólogo. Y que está muy errado. En cuanto al genio de Darwin, ya no pesa. El abrió la puerta, no se quedo con la llave porque era muy cohibido. Mucha agua ha corrido luego.
RG. Está Ud. en su derecho a aplicar un biologicismo tan chato y vulgar como el sociologicismo que antes criticó sin saber de qué hablaba.
Claro que me alegra saber que Ud. tiene la solución que sacaría de apuros al imperio americano de modo tan sencillo, frente al mayor acreedor de la deuda pública de EEUU y el dueño de un tercio de la Reserva Federal.
Ahora, ese es un país que basa su economía en las patentes, imágenes y finanzas que recibe de medio mundo. Así que, me pregunto: ¿quién le roba a quién?
AR: Pone Ud. adjetivos en todo ¿Así que biologicismo? ¿Spencer y Comte eran bilogicistas? Pues lo intentaron. Se quedaron cortos. Se impuso en la sociología un buenísimo que cree que la masa es el objeto de estudio. Millones de muertos han provocado, pretendiendo que hacen ciencia. Sus planteamientos son cuando menos ingenuos, pero dejan la ventana abierta a la maldad. Ni el tribalismo ni el colectivismo son futuro. Son amargo pasado.
RG. Sabemos que llegó a significar el positivismo de Comte o el evolucionismo de Spencer -para bien o para mal- en nuestra América.
Fundamento este último del fascismo, advierto.
Sabemos, incluso, cuánto daño ha causado el cientifismo que profesa la humanidad.
Para Ud. es fácil usar adjetivos, mientras que se alarma cuando otros los utilizan.
Ahora, no veo un solo argumento que sostenga su posición. Sólo usa clichés, retorna a dogmas, apela a un sentido común enfermo que produce el capital.
Quizá sería mejor si antes deshollina su mente y dota de fundamento lo que dice.
AR. Menos mal que Ud. está tratando de crear una pequeña cooperativa. El problema es cuando mentes como la suya alcanzan el poder central.
RG. Advierto que el poder no se toma, como a una fortaleza; sino que se construye y se ejerce por una multitud.
Luego, solo me resta agradecer sus opiniones al respecto.
AR. Gracias Sr. Profundamente discrepamos. Eso de los descamisados y las masas alcanzando el poder es otro de los mitos modernos, como el de Blancanieves. Se trata de conspiraciones. Y no va a ser de tontos útiles sino de gentes con maldad. Hasta luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: