Economía en Cuba

ETECSA y moneda

Notas para un debate en las redes

Por: Miguel Alejandro Hayes

Oferta y demanda para ETECSA

Las reacciones de la demanda a los precios no son lineales. Pueden aumentar porque aumenten los consumidores, o porque los que ya consumen, consuman más, pueden incluso, no reaccionar. Un buen ejemplo, puede ser, un yate. Imaginemos que un yate cuesta en determinado país, 2000000 dólares (precio arbitrario que inventé). Lo más probable es que solo pocas personas puedan comprarlo.
Si el día de mañana bajan los precios de los yates a la mitad, ejemplo, eso no quiere decir que se va a duplicar la demanda, necesariamente; ni si quiera que más personas compren yates. Lo más probable, es que los millonarios que pueden comprarlos, ahora compren más. Hay un nivel de ingreso que hay que tener, quedando luego de todos los gastos una parte, que permita entonces comprar el yate.
Llevándolo a ETECSA, es parecido. ¿Quién dice que una reducción de precios de ETECSA puede aumentar el número de usuarios? Determinados precios solo pueden hacer que los que ya consumen, consuman más, y no aumentar consumidores. Depende mucho de la estructuración por tramos de la demanda. ¿ETECSA tiene los estudios, de demanda potencial, donde queda claro que aumentarán el número de consumidores al bajar los precios a ciertos niveles, y además de la sensibilidad de la demanda? No lo dudo, pero es con eso con lo que se refuta y debate, con los datos específicos. No en general, porque hay muchos posibles escenarios y se abren un número de posibilidades, que sin esos datos, todo es un debate de fe. La demanda aumenta, bueno, ¿con qué argumentos micro-económicos se sostiene eso (dígase cifras)?

La moneda

Yo no soy experto en temas monetarios (lo que se entiende en economía neoclásica), pero puedo hablar desde la concepción del Capital y, tampoco soy experto en lo ocurrido en Cuba respecto al dólar-CUC.
Los dólares entraron en circulación por necesidad. El país necesitaba divisas. Se crearon las tiendas recaudadoras TRD. En ellas, se vendían productos que servían para que el gobierno obtuviera divisas para su gestión y, como eran precios elevados, subsidiar a la población el consumo de otros productos.
La hostilidad de EUA obligó a al gobierno a sacar de circulación al dólar. La cuestión es que ya la economía se había adaptado a esas reglas, donde empresas eran rentables solo por las diferencias de tasas de cambio (una empresa compra una lata de refresco Tukola al Ciego Montero 0,35 a tasa de uno por uno, luego la vende al consumidor a 50 centavos multiplicados por 25). Es decir, las diferencias de tasas de cambio en la economía apuntalaban la rentabilidad de la economía.
Se decidió, no sé si temporal, un espejo del dólar: el CUC. Haría a lo interno la misma función del dólar. La cuestión es, que esos CUC no son dólares. Si el país tiene 40 millones de CUC, y 30 millones de dólares, hay una parte de esos CUC que no se pueden usar como divisa. Es decir, el país necesitó divisas, y para obtener más, le dio circulación interna. Luego, hubo que retirarlas. Se mantuvo como moneda para el exterior, y en el interior deja al CUC hacer sus funciones.
Al no ajustarse la cantidad de CUC que hay con la de los dólares, hace que parte de esos CUC en determinado período de tiempo sean dinero que no sirve para importar nada. Entonces, si una parte de ese CUC no sirve para importar, no es divisa, ¿por qué se le pone un precio al consumidor (a nombre de recaudar divisa) en cuya estructura tiene una parte que no es divisa? Esa diferencia, es dinero para empresas, es contabilidad optimista, pero no tiene un impacto real. De hecho, puede devenir en exceso de circulante.
Eso conduce a pensar, ¿qué justifica que un producto hecho 100 por ciento en Cuba, con todo su insumo cubano y tecnología cubana, cueste en CUC a altos precios? Después de todo, no está recaudando divisas. La política del CUC no es un error del todo, el problema está cuando este empieza a tomar dinámicas propias y su a-sincronía respecto al dólar con el que cuenta el país se olvida.

2 Comentarios

  • Capas de Opinion

    Miguel, ante todo gracias!

    Antes no leía trincheras, y lo reconozco, tanto como ahora a partir de este tipo de escritos.

    Vas convirtiéndote ante nuestros ojos en un escritor recomendado.
    Gracias una vez mas por estos artículos.

    • Hayes Martinez

      En estos casos como no sé qué decir, digo Gracias.
      Debatamos e intentemos, por la dicha o desdicha de no ejercer el poder político, construir ideas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: