Economía en Cuba

¿Controles de precio? Mal camino…

Por: Óscar Fernández

Al mercado no se combate con fusiles, ni con fuerza de ningún tipo. Debe estudiarse su funcionamiento y conducirse con instrumentos indirectos. La
restricción de precios es un error total. Es un error de concepto. Es, además, esencialmente
contradictorio con la Conceptualización del Modelo Económico y Social. Es justo
lo que se requiere cambiar.
Pretender que el nuevo modelo económico se ajuste a los viejos mecanismos de
control en lugar de aprender nuevos mecanismos para conducir el nuevo modelo y
corregir sus viejas y nuevas distorsiones es poco menos que un sinsentido.
Establecer controles de precios directivos a productos sujetos a condiciones de
mercado no surte ningún efecto en una economía restringida por la oferta como
la nuestra. Al contrario, es alimento vivo para la segunda economía. Si no
cambian las condiciones subyacentes será un esfuerzo desperdiciado. ¿Cuándo
vamos a aprender esto?
Por favor, convóquese un espacio público de debate con los economistas que
están asesorando esta medida. Estas tácticas solo traen consecuencias
negativas. Refuerzan estereotipos nocivos que empantanan hasta asfixiar a la
imprescindible heterogeneidad de la construcción socialista que tantos años
llevamos enseñando en economía política en nuestras Universidades. Son
políticas como estas las que construyen enemigos internos donde antes no los
había.
Por otra parte, si el fin es en realidad proteger al pueblo trabajador la
inmensa mayoría de los precios que afectan los consumos esenciales de la
población más allá de la libreta están en manos del Estado y no de los
privados. ¡Actúese sobre estos precios! Ya basta de criminalizar al sector
privado que muchos de ellos son los mismos cubanos que entregaron todo en el
sector estatal hace bien poco. No se puede construir un país con estos
libretazos.
¡La verdadera y única batalla económica debe ser aumentar la producción!
Oriéntese a la Contraloría, al MFP, al MTSS, al MEP, a la ONAT y a cuanto
organismo pueda involucrarse… que envíen en campaña urgente a sus inspectores
a las calles a escudriñar y denunciar todos los espacios con reservas
productivas no explotadas, todo aquel que pudiendo producir algo no se le
permite o no se le facilita, convóquese a todas las instituciones a dinamitar
toda aquella norma, regulación, orientación política o decisión administrativa
que obstaculice o dilate la puesta en marcha de un proyecto productivo
independientemente de la forma de propiedad que lo impulse. ¡Esa es la gran
batalla que la Patria necesita hoy!
De lo contrario, también podemos seguir en este juego del gato y el ratón
que no produce ningún beneficio estructural y nos aleja a pasos agigantados de
cualquier opción de desarrollo y prosperidad sostenibles. ¡Mal camino!

Tomado del Facebook del autor

5 Comentarios

    • Hayes Martinez

      Bueno, de primera necesidad en general…
      Vaya, que no dudo que en Verano para ciertos grupos la cerveza es algo de primera necesidad. La producción y el consumo siempre son determinados… Pero eso llevaría aceptar la presencia de clases en el país. Qué crees?

  • Felix Suárez Echevarría

    Amigo mío, cuando haga este tipo de trabajo use argumentos y demuestre que el libre mercado es lo mejor para la construcción de una sociedad mejor. Decir, dice cualquiera. Para lo otro, se necesitan argumentos. Usted no los pone. ¿ Si las sociedades más desarrolladas usan formulas para regular de una forma u otra sus mercados, como la subvención de productos, el uso de aranceles y otros, por qué la sociedad cubana no puede regular una falsa libertad de mercados que, en algunos casos, ha llevado a la monopolización de precios al contrario que a una competencia que mejores la oferta?
    Estoy seguro que aumentar la producción es el camino fundamental, pero cuando se vive en la dictadura del proletariado, todos los factores de la sociedad deben ponerse en función de ello. No creo que el cuentapropismo sea una excepción.
    No lo tome como un ataque, estoy abierto al debate y las pruebas. Pero creo que un periodismo serio debe tomar en serio sus tesis y al menos tratar de demostrarlas. Agradecería un poco de respuestas a mis dudas.

    • Hayes Martinez

      Saludos. Me gustaría decirle, primero que todo, que el autor de este post no es un periodista ( sin ánimo de ofender a los periodistas). Es, un economista de academia. Lo conozco personalmente, y no es porque haya sido mi profesor en la universidad que puedo afirmar que es alguien serio.
      Pero en la Trinchera no se reproducen criterios de autoridad, por eso, nunca verá decir…Doctor en… ( y en este espacio han escrito ya varios), como tampoco reproducirá criterios de autoridad Oscar Fernández, que también doy prueba de ello por los diversos debates que pude sostener con él mientras me impartió clases o a nivel de pasillo.
      Pero agradezco que usted pida argumentos, más, que son tan necesarios para construir un pacto social y no un ordeno y mando.
      Solo una cosa quería aclarar, y es la forma de ver el mercado. Desgraciadamente, desde fuera del marxismo se ha construido un falso debate entre mercado y planificación, haciendo que sea reproducido a lo interno del marxismo, y dentro de muchos sectores progresistas. Sin embargo hoy, ya para muchos queda claro que el libre mercado, es tan solo una abstracción más ideológica que teórica, tanto, como su antítesis la planificación perfecta y bien milimetrada que supera al mercado. De dichas deformaciones, derivan muchas cosas, como la confusión del mercado ( resultado de la división social del trabajo) con el libre mercado ( construcción ideólogica, como ya mencioné).
      La regulación, y no la resumo en una línea, siempre irá de la mano de usar coherentemente los mecanismos, -como el sistema de incentivos y expectativas de los agentes- del mercado. Un ejemplo que se me ocurre rápido, y es muy común, es el del manejo de la agricultura en los Estados Unidos.
      En cualquier, caso, la economía, se mueve por la interacción con sujetos, sujetos que producen el mundo y se producen a sí mismos ( vieja máxima de Marx), esos sujetos, si no son sujetos de ordeno y mando, no funcionan con medidas de ese tipo.

  • Oscar Fernández Estrada

    Estimado Felix,
    Le agradecería que señale el fragmento de mi comentario donde se defiende el libre mercado como la mejor opción para el socialismo cubano. Lamentablemente el empleo reduccionista que suelen hacer los medios en Cuba sobre temas de economia, así como la escasez de espacios para debatir con rigor hacen que el público no desarrolle conocimientos técnicos básicos y confunda categorías. Mercado no es sinónimo de libre mercado. Así como las opciones de regulación de mercados no se reducen a fijación administrativa de precios. Le agradezco su motivación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: