Marxismo

Fichte: Una lectura de Marx

Marx va tener una influencia en el pensamiento de Fichte, cuando se refiere a la idea filosófica de “concepción del hombre” y de su “práctica” por eso es tan importante.

Johann Gottlieb Fichte es un filósofo Alemán del siglo XIX, que va ser parte de la filosofía idealista, junto a Schelling, Hegel, Hölderlin en su momento de lucidez antes de la locura, Spinoza, Herdery muchos más. Todos ellos influenciados por Immanuel Kant, que plantea una razón dividida en dos partes, la teórica y la práctica que se convierte en la acción ética, Fichte no abandona esa idea y parte de la acción práctica.

El idealismo es un movimiento filosófico que se genera en Alemania a partir de la filosofía Kantiana, muchos comparan ese momento como un esplendor parecido al de Atenas, y de por medio hay un romanticismopero la idea que va enriqueciendo esas ideas es la del ABSOLUTO mediante la autoconciencia.

Los idealistas alemanes parten de dos postulados; la eliminación de la “cosa en si” Kantiana y de la construcción del sistema; Fichte asevera que el absoluto es la conciencia cognoscente entendiendo la totalidad del mundo, pero terminará como un filósofo de la religión.

En ese tiempo o coyuntura se escribe “Escritos de juventud”, un texto de Friedrich Hegel que aparece como un primer programa del idealismo alemán o como la piedra fundacional en 1797 donde ya establecen la representación de la categoría “mí mismo” como un “ser” absolutamente libre, Fichte en esa temporalidad ya está planteando lo autoconsciente del “yo absoluto” y la “razón práctica”.

Es por eso la importancia de que en las lecturas de Marx estaba presente Fichte, es algo que va develar en la carta que le escribe a su papá en noviembre de 1837 donde le dice “nosotros los socialistas alemanes estamos orgullosos de tener nuestros orígenes no sólo en Saint Simon, Fourier y Owen sino también en Kant, Fichte y Hegel”, esas son las lecturas de moda o de la época que se están leyendo.

Que cosas interesantes encuentra Marx en Fichte, creo que algo fundamental es el concepto de “Praxis”, como teoría de la libertad, la subjetividad en la práctica, en realidad la libertad es su teoría, es importante entender que el idealismo de Fichte es una filosofía de la acción, es su sistema, es una concepción optimista del mundo y en la cual Marx ve al individuo como sujeto de superación, una racionalidad totalizante, ve un humanismo claro que burgués, pero como un punto clave de análisis para ver al “sujeto” como un fin y no como un medio.

Se podría decir que Fichte también abre un inicio al existencialismo, pues inaugura a un hombre libre, creador, sólo que acá hay una diferencia que es obligatoria aclararla, el padre del existencialismo es Kierkegaard, pero muy alejado del racionalismo al contrario de Fichte que es muy cercano y la relación que él maneja es totalmente dialéctica entre la esencia y la existencia, hay una racionalidad creadora como explicábamos en el anterior párrafo, para ese entonces Marx en su texto dieciocho brumario de Luis Bonaparte escribe: “Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre albedrio, sino bajo circunstancias con las que se encuentran, que existen y se ve en el pasado”, afirmación muy fichteana.

Marx va tener una influencia en el pensamiento de Fichte, cuando se refiere a la idea filosófica de “concepción del hombre” y de su “práctica” por eso es tan importante. Mucho tiempo después Marx va encontrar el concepto de “enajenación”, que lo va a trabajar de dos grandes, del idealismo hegeliano que dice: “todo el mundo material es enajenación del espíritu” y de Feuerbach que le da la vuelta y dice: “la enajenación es el hecho de que el hombre considere como realidad externa y superior a él, es su propia obra”, es decir para Hegel considera el “espíritu” y para Feuerbach es la “materia”, para Hegel “Dios”, para Feuerbach el “hombre”

Lo que le gusta a Marx en Hegel es el elemento “fichteano” de su pensamiento, “la negación de la negación como único verdadero acto”, lo que Marx ya en 1844 va entender “la naturaleza no es una creación ni una enajenación del espíritu sino la materia del trabajo” escrita en los Manuscritos económicos filosóficos, es así que un joven Marx es un asiduo lector de Fichte, como de muchas otras cosas más.

 

Tomado de Filosofía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: