Noticias,  Política en Cuba

Desastre: Comienza demolición de la Casa de las Cadenas de Guanabacoa

La Trinchera se suma a causas sociales

Por: Fernando Almeyda Rodríguez

Este 19 de ha comenzado a ejecutarse un sacrilegio contra la historia y la cultura nacional. Una brigada de demolición está tirando abajo las deterioradas y desfallecidas paredes de la célebre y no por eso suficientemente respetada, Casa de las Cadenas de Guanabacoa.

En fecha tan temprana como 1724 esta fue acreditada por el Rey Felipe V de España, para conceder derecho de asilo a fugitivos de la justicia, privilegio que ostentaron sólo otras dos edificaciones en todo el Reino de España: una en la ciudad española de Cádiz, otra en Ciudad de México y la nuestra, que está a punto de ser demolida por las autoridades que -se supone- deberían conservarla.

Constantemente se habla en los medios oficiales de la conservación del patrimonio de la Nación y de la protección de la identidad cultural, pero todo esto puede ser puesto en duda con este acto cuasi barbárico; no bastó el abandono por años, sino que ahora el inmueble y su historia están siendo echados abajo, y con él un bien cultural de trascendencia, internacional, nacional y local –todo en uno. La respuesta a años de reclamos por parte de figuras públicas, medios alternativos de prensa y la población han sido respondidos con una demolición no consultada.

La escala de prioridades que dieron al traste con esta decisión es, a todas luces, descabellada y absurda: no hay justificación para esto. Pero, más importante es que no hay tiempo que perder. El pueblo de Guanabacoa no ha de enfrentar solo este hechoque también ataña a la provincia y a la Nación. Todos los que nos sentimos responsables debemos denunciar y detener inmediatamentelas actividades de demolición, antes de que la Casa de las Cadenas sea polvo en el recuerdo: en este instante todos somos Guanabacoa.

 

Tomado de La Luz Nocturna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: