Onírica

Juguetes de mármol

Por: César Fraga

“Despierta un pueblo memorizando consignas,
Desafinando el himno nacional.”
Jorgito Kamankola.

Caminando a loco ritmo,
Y desafiando al cuerdo tiempo
Así,
Se me presentaba un mendigo vendiendo su imagen proletaria.
Cargaba unos carteles rojos
Bendecidos por algún rostro sagrado
Que desmenuzaba fisuras de admiración,
No dignas, pero sí suficientes.
Pobre mendigo consternado
Dormido a los pies, o a las máscaras
De alguna estatua instaurada y manipulada como símbolo nacional.
Quizás duerme ahí para calzar su hambre,
O quizás porque no hay vista mejor
al estanque repleto de patos chapoteando agua podrida.
Piensa para sus adentros, que se parece el manso y sucio lago
A las bien llamadas contemplaciones en los hombres.
Piensa en el dato curioso,
Que la plaza roja tiene ese nombre antes del comunismo,
Que no se necesita una imagen que te robe identidad y pensamiento,
Que decidir,
Es el acto de peligro que dios descarga en los hombres,
Piensa en que se lo arrebataron.
Ya que nunca quiso ser,
Ni la estatua, ni el pato, ni el mendigo,
Mucho menos los carteles.
Precipicio octagonal en su discurso,
Mientras el rostro se le quiebra
Cuando explota en plena humanidad cantando un sorbo de isla,
Díganme juguetes de mármol quieto
¡A que pinga llaman revolución!

3 Comentarios

  • orlando

    La trinchera era, o es, un bolg o plataforma digital para reflexionar acerca de la Revolución Cubana, del tránsito socialista nacional, colmado de deficiencias, amenazas internas y externas. Pero, ¿a qué se debe esa imagen y ese “poema” en primera plana? Cada cual tiene su forma de expresar las ideas, los criterios, pero con cierta razón, lógica y comprometimiento. La crítica también es válida. No considero que esa sea la línea de La Trinchera.

    • Hayes Martinez

      Gracias Orlando por su observación. Justamente por eso, es que publicamos el texto.
      Primero le comento que está puesta la publicación como fija por un dedo puesto hace unos días en una sala de navegación de ETECSA. Lo puse probando qué era eso de fijar un post ( obvio que era, pero estaba probando). La Trinchera de suele programar desde un móvil ( el mío), y en la versión de WordPress móvil, no hay ( o no encuentro, nunca la he visto) la opción de fijar post. Cuando vuelva a sentarme en una pc, o algún otro editor del blog ( que usan menos una pc con internet que yo), se cambiará el post eso fijo, y se comenzará a poner por un periodo de varios días algo fijo en su lugar

    • Hayes Martinez

      Gracias por tener una idea positiva de cuál es la línea de LT.
      Yo creo que justo por el pensamiento crítico, es que se debía publicar dichos versos.
      Le comento cuál fue mi visión al respecto.
      Lo que cuenta, es la realidad de una persona. Una realidad. No muy agradable. La idea que veo, es, hay que llamarle revolución a esa realidad de esa persona? Quitando prejuicios que vienen al escuchar la palabra Revolución, los versos no son una crítica a la revolución, sino más bien, a que no se le debe llamar Revolución, sino mostrar una realidad ( que existe), desde la cual es cuestionable que se viva la revolución. Y creo que es muy humano si alguien no vive bien, o vive muy mal, para ser exacto, pensar o que esa persona se piense que a su realidad no llegó la revolución. En ese caso, lejos de ser una idea mal intencionada al menos, a mi, me aporta una idea de cómo pensar la Revolución… Y es el hecho de que hay que hacerla llegar a más realidades, hacerla llegar de una manera sólida ,no ilusoria.
      No sé, valore usted y espero sus ideas al debate.
      En cualquier caso, mi opinión personal, que se publicó en un post en LJC, es que la revolución como construcción cultural en Cuba goza de buena salud. Debemos velar porque las realidades alrededor de esa cultura sean lo más favorables posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: