Fotografía: Wendy Pérez Bereijo
Onírica

Asedio

Por: Anckla
asediar (Del lat.obsidiāri). 1. tr. Cercar un lugar fortificado para impedir, que salgan quienes están en él o que reciban socorro de fuera. Asedió el castillo. 2. tr. Presionar insistentemente a alguien. La delantera asedió al equipo contrario.

En Cuba… hablar con turistas, relacionarse con turistas y algunas cosas que involucran un turista.
Mi casa es mía. Hablo con quien quiero e invito a quien me quiera y/o ayude de cualquier manera. Si no lo invito yo, ¿por qué me lo impones tú, si somos asediados de la misma forma yo, tú?
Los mejores ejemplos… Asedio que se registre en público por gusto. Asedio que en el malecón no se deba hablar con cualquier lengua excepto la mía, que me pares el carro y me preguntes si quien lo monta es extranjero. Me pasó con mi cuñada de Rusia -eso es asedio.
Ten la ley en el cerebro. La humanidad en el pecho y no la prepotencia -copia China- de quien con una ropa de color por mí odiado -no respetada-, entre sus ingles puede disponer contra los hijos de su mismo país.
Si estás fuera -incluso de tu provincia- y tienes que revisar a un extranjero, te cortan las ingles. ¿Por qué asedio doméstico no es también delito?
Para a un turista en su carro de renta y pide somatón o cázalo saliendo de Tropicana con aliento etílico y asedio a las cubanas que estén montadas… pero no les quites dinero, haz tu trabajo, bien.
No te la busques con los tuyos. Se justo y quítate el uniforme o disfraz de autoridad para ser otro de los asediados.
Cuba está asediada por el turismo. No somos quienes vamos a molestar a su país. Este es nuestro, no de ellos. ¿Quién es el asediado entonces?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: