Onírica

Crónicas de Tutanga (IV)

Por: Ernesto Gutiérrez Leyva
Sesionó por estos días en Havavlank el Congreso de la Central Tutana Católica (CTC), organización que surgió como patronal de los empresarios, pero que ha devenido en la práctica en una organización sindical.
Los temas relativos a la difícil realidad nacional fueron debatidos al amparo de la más exquisita teleología: Si Cristo murió por nuestros pecados, ¿por qué a los tutanos nos están cobrando doble? Esto que vivimos hoy, es sin dudas una penitencia, decía uno de los delegados del Congreso, que narraba además el crónico déficit que afecta los mercados nacionales.
La mesa directiva del Congreso dio respuesta a las inquietudes del diputado haciendo una invitación al Santo Padre, el Papa, a que visitara el país para esclarecer la incógnita planteada y de paso, mitigar con su presencia el referido déficit.
Uno de los miembros de la mesa directiva del Congreso, un viejo cardenal muy respetado afirmó que las inquietudes planteadas serían objeto de sus reflexiones, las cuales daría a conocer en una venidera misa.
El día en que el alto clérigo debía pronunciarse finalmente llegó. Su Eminencia, hombre de excelsa cultura, recurrió constantemente al idioma inglés durante la alocución, quizás con la intención de que también los vecinos sudafricanos lo entendiesen:
Un fantasma recorre Tutanga, es el fantasma del Trust…
The Trust -confianza- es un animal de pies y cuello largos, no vuela pero corre, y tiene una visión de largo alcance (…) pero ante todo debemos ser valientes y sacar nuestras cabezas de la tierra. Atrévanse tutanos, saquen la cabeza de abajo de la tierra y afronten la realidad…
“Ave Trust que estás con nosotros, que recorres las llanuras tutanas. Saca la cabeza de la tierra y atrévete a mirar a tu alrededor…” Reiteró enfáticamente Su Eminencia.
El mensaje del cardenal, se hizo eco en el Congreso de la CTC: Nuestra confianza está en el Ave Trust decía otro alto dirigente de la jerarquía eclesiástica local…
A pesar del respaldo al Ave Trust por la CTC, la ciudadanía se ha quedado perpleja ante la propuesta, y no es para menos:
El mensaje ha coincidido con el inicio de la temporada de caza de la jutanga, animal endémico de Tutanga. Los cazadores han manifestado su desconcierto por la escasa presencia de ejemplares, lo cual ha sido justificado por las autoridades del modo absolutamente inesperado: el enemigo sudafricano recientemente ha lanzado una operación consistente en facilitar el traslado, vía naval, de los referidos animalitos hacia territorio sudafricano.
La respuesta ha sido recibida con escepticismo por la opinión pública: aunque las dinámicas migratorias son por todos conocidas, los tutanos no creen que los sudafricanos hayan tenido que forzar a ningún animal a migrar…
Sea como sea: si la jutanga, animal autóctono en que se depositaban las esperanzas nacionales, no es ya una opción, ¿cómo se espera que los tutanos crean en el Ave Trust?
Como siempre, el debate se ha aderezado con el refinado humor tutano, elemento este que aún no ha logrado exportarse, y que es realmente quien ha sostenido en pie a la gran nación tutana.

Leer parte III

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: