Onírica

Demonios verdes

Fotografía: Obra “El Coco”, de Yulier Rodríguez.

Por: Pablo Dussac

Las verdades de un pueblo
Con mentiras pagaron,
Se divinizaron y descubrieron
Como dioses paganos.

Actuan con el fin
De militarizar tu conciencia,
Volverte un autómata
Con ausencia de su esencia.

Les temen a la presencia
En masas de seres autónomos,
El prólogo de nuestra historia
Representa su epílogo.

Lo dictaron los espíritus
En vivencias pasadas:
La historia que nos enseñan
Se encuentra manipulada.

El poder cegó la visión
De una nación más justa,
Lo que dicen y publican
A tu realidad no se ajusta.

Ideología abrupta, adjunta
Al temor popular de no pensar,
No hacer, por vivir,
Por amar.

La sospecha nos acecha,
Estamos hechos desastre,
Hay corazones deshechos
Que no borda ningún sastre.

Generaciones mancharon
Con la ira, con el odio,
Escribieron, con sangre de un pueblo,
Estremecedores episodios.

Al parecer no comparecen,
De carencias carecen,
Su corazón no se estremece
Cuando el tuyo en el mar se pierde.

Soy un neutrón rebelde
Oculto en tu subconsciente,
Es de libre albedrío
Si quieres verme o no verme.
Demonios color verde
Con tus emociones juegan,
Pero quien no cierra los ojos…
Por supuesto no se entera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: