Onírica

Historia

Por: E. Roca

Bajo el cielo estrellado de noche cuenta el hombre su historia larga. Prende fuego para verle el rostro al otro y adivinar en sus rasgos si la manada acepta. Y si la manada no acepta, se muere un tanto ese hombre. Regresa a la cueva, meditándose otra historia para mañana.
Pero si aceptan, si la masa aburrida en la noche acepta la historia, si un alarido suena al alarido de sus madres muertas, si un movimiento capta rápido los movimientos de ayer cuando pisaron la tierra o el gruñido avisa del trueno que quemará el bosque pronto; parece que gana la manada el poder oculto, la fuerza esperada para matar al enemigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: