Onírica

Hoy

Por: Anckla

Vuela lejos y alto. Gira en el cielo olvidando la gravedad. Sin atadura o montura por el aire se va. Pone los pies en el suelo y recuerda donde está. Toca la billetera. Choca con la realidad.
Cuanto más reconoce, toma cuenta de la gravedad, en la que vive estos tiempos pensando en no pensar.
El avión ya se aleja y para de soñar en montarlo seguro para poder escapar. Con desánimo puro salta al P1, y empieza a entonar a Carlos Varela, para engañar al hambre que tiene, y a lo tarde que va a llegar. Como un ángel, el cansancio se hace sentir, ya llegará su momento, si puede partir.
Mientras lo hacen sufrir poniendo el volumen a su alrrededor, entre Álvaro Torres y Gente de Zona, tan altos que truenan . Se acomoda como puede, de pie, en el acordeón, y Carlos Varela cambia la canción. Ahora sobre algún almendrón que sin piezas quedó, y una azucarera donde no cabe algo hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: