Onírica

Manos

Por: Pablo Dussac
Manos que construyen
Y huyen de la cobardía,
Aferradas al mástil que soporta
Mi osadía.

Manos empapadas de tinta
Que derramó la rebeldía,
Cansadas de los latigazos
Que infringió la tiranía.
Esclavas de la poesía,
Atadas al bolígrafo,
Danzando la libertad
Con el papel como polígono.

Manos en mi rostro
Limpiando las lágrimas
Y aplaudiendo mi pecho
Para pasar de página.

Manos en el cielo,
Manos en el barro,
Manos en el fuego,
Manos en las manos.

Manos que trajeron consigo
La sepultura de la sumisión
Y bañaron de locura mi cordura.

Manos de acciones puras,
Listas para salvar y
Destronar a quien se atreva,
Con sus manos, mis manos pulgar.

Manos que son sensibles
Al latir del corazón,
Ya saben que no es otro
Quien dicta cada renglón.

Manos que están tranquilas,
Que me dieron seguridad,
Que, aunque preso de la realidad,
Con ellas pude escapar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: