Fotografía: Pablo Dussac
Onírica

Optimista

Por: Anckla
Buenas tardes hombres, mujeres, y bueno, las demás personas -ya que cuesta un poco no ofender hoy día-, milenials, trans, cross, asexuales, tri, bi, zodiacs -no la embarcación, eso ya no es necesario-.
Hay ya quien se ofende por ser libra ( no 16onz) o Capricornio ( por los cuernos), Escorpión ( alacranes) esas cosas… Tauro ( la justicia) , Picsis y Acuario por ausentismo, Cáncer el más famoso del siglo ( acabando con todo).

Pero estamos aquí todos, para celebrar nuestras conquistas. Sí, ¡en serio! Tenemos internet, dos monedas, cajas HD con varios canales, paquetes, semanales y de datos. ¡Eso es avanzar!
Hoy no discrimina el pueblo. ¡Todos estamos en entera igualdad de derechos! La libreta nos iguala, como la Magnum 45.
Estamos muy preparados, tenemos que reconocer eso. Las universidades llenas, y hasta los particulares exigen el título. Y hay quienes esperan por un mejor empleo.
Y la credibilidad del NTV y la Mesa Redonda, te dicen avestruz y movilizaciones en los medios -no medios de transporte, esos son los ruteros-.
Los comentarios en las redes se bloquean menos. Lo más curioso de todo: en 35 años que tengo he visto muchas medidas nuevas que acarrean quitar, normar, reducir las esenciales necesidades para vivir, huevo, aceite, pasta, jabón, culeros -no desechables- mosquitero.
Sí, la fumigación es necesaria, hay cantidad de chupasangre -sobre todo en los agros, esas cosas de puro lujo, que ya ni en TRD las vemos.
El ahorro es de todos, el agua, la electricidad. Todos o casi todos los días donamos al ingreso de los hoteles, aunque sea media hora. Las langostas y el pescado, un aporte al turismo. El pollo, lo esperamos aun…
Somos gente preparada físicamente. ¡Mirad los resultados en los deportes y la música que consumimos! Física y mente, ¡que avances!
Ya no caemos en infantilismos. Díganme una fiesta de 1 a 15 años con música infantil. ¡No, que va!, la generación que viene no está en eso. Y los adolescentes se encargan de reproducción temprana debido al envejecimiento de nuestro país -conscientes o node eso-.
Y a los medicamentos ni le hacemos caso. Nos dicen ingreso, y por cortesía lo pasamos en casa con hierbas y algunos con tabacos, ron , gallina -no en calditos-. Nuestro mayor orgullo: ya viajamos a veces a dos países para visitar uno; y regresamos trayendo unos presentitos al barrio… ¿buen precio y con tiempo?
¡Qué bien estamos! Dejamos donaciones en la aduana, antes y después de viajar, ¡genial!
Por eso somos un gran pueblo, siempre tan optimista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: