Fotografía: Wendy Pérez Bereijo
Opinión

¿En Cuba existen clases sociales?

Por: Julio Pernús

¿Tiene sentido hablar de clases sociales en Cuba?. Esa pregunta es recurrente en algunos debates trascendentes del complexus intelectual nacional, sobre todo, desde el mundo académico universitario de la Mayor de las Antillas. Pero conceptualizar esto en un país como el nuestro, donde un taxista gana más que un doctor en ciencias, parece algo inverosímil; pero, aún peor, puede ser quedarnos sin comprender la esencia del conflicto.

El término clases sociales en nuestra Isla se ha ido construyendo desde el marxismo, aunque con un volumen bien bajito para no causar ruidos en los artífices de la alta política. Para Engels, las clases sociales son aquellas que mueven el motor de la Historia con mayúscula, pero es rara su mención en alguno de nuestros medios oficiales, salvo para juzgar la irreparable mentalidad capitalista.

Hoy en día las acciones sociales se suceden sobre una especie de tablero

Ocultar la diferenciación económica que se ha producido de forma visible entre diferentes capas de nuestro entorno cotidiano, nos puede llevar a vivir en un mundo paralelo como “Narnia”, enajenados por completo de lo real. Hoy en día las acciones sociales se suceden sobre una especie de tablero, y es importante valorar el escenario donde se desarrolla el juego para poder entenderlo cada día un poco más. Las clases sociales están relacionadas, en su sentido más amplio, con el concepto de jerarquía social. Jerarquía quiere decir en griego “el poder de los sacerdotes”, entonces, podemos decir que las comunidades cristianas fueron las primeras en tener jerarquías. Estamos hablando de una filosofía que llega a hasta la actualidad, con el Papa o el obispo de Canterbury.
Pero si vamos a la actualidad, nos podremos percatar de que el concepto primario parece hoy una caricatura de sí mismo, que se desconfigura por segundo, según los entornos de las sociedadesen las que habita. En esta humanidad del siglo XXI, la idea de arriba o abajo en la escala social, tiene un vínculo indisoluble con el acceso económico o cierto grado de autoridad en organismos encargados de regir el poder.
Lenin dijo: “Se llaman clases a grandes grupos humanos que se distinguen por imposición dentro de un determinado sistema social. (1) ”Este concepto fue esbozado en 1918 y básicamente habla de la relación de un grupo de personas y los medios de producción mediados por el derecho; no quiere decir que la ley determine, pero sí que juega un rol importante. Hablamos de diferentes grupos de personas, pero que unas tienen un tipo diferente de acceso a la producción, esto también se modifica según el contexto. En la actualidad, podemos decir que existen recursos moviéndose hacia unos bolsillos y otros, que ven desde abajo cómo ese dueño pasa por encima de su estatus gracias a la plusvalía que le generan sus multiplicadas ganancias.

…la aspiración de las clases sociales es una y la realidad es otra

La palabra proletario, entre sus acepciones tiene, “la construcción de una clase desprotegida que no genera recursos, más allá de sus hijos, sus proles.” En Roma nace la idea de las clases sociales como una pirámide de ingreso, de ahí que en Inglaterra se hable de una clase media, clase media baja y una clase de trabajadores, arriba estaría la clase media alta y la clase alta per se. La clase social que tiene que ver con los ingresos es la que más se maneja en Cuba, en cualquier lugar del mundo, la persona que se gradúa de la universidad aspira a un mejor nivel de vida, pero muchas veces y como país no somos la excepción, la aspiración de las clases sociales es una y la realidad es otra.

…la sociedad redefine las posiciones y el establishment que tiene que ver con el acceso a la cultura

Marx Weber, trató de corregir la teoría de Marx sobre clases sociales, porque a Marx se le había olvidado la subjetividad, y él introdujo la variable estatus. Para poder explicar esto, es bueno el ejemplo de Céspedes y Maceo, Céspedes representa una aristocracia del Oriente de Cuba. Una zona, como decimos ahora, que es el lugar donde no está el dinero. Céspedes era un rico devenido a menos -esa idea de la liberación es algo abstracta, solo tenía 11 esclavos-; sin embargo Maceo, era como una clase social ascendente, empezó como arriero de Mulas y había logrado crecer económicamente en su negocio generando importantes plusvalías; el caso es que como poder social y económico, la familia de Maceo, casi que estaba por encima de la de Céspedes, pero casi nadie se imagina la historia así. Y es que además la sociedad redefine las posiciones y el establishment que tiene que ver con el acceso a la cultura.

..podemos afirmar la existencia… de una clase social que es conocida… como precariado

En la Cuba que el salario no alcanza -lo común de la población-, hemos ido cultivando una noción de socialismo, donde el sujeto explotador de carácter nacional “no existe”- es decir- es como una especie de fantasma, la clase social se define como el pueblo en el poder, y el pueblo no debe por definición, “explotarse a sí mismo.” Marx en El Capital estudia y conceptualiza bien de acuerdo con su cosmovisión del mundo, qué significa el salario. Para Marx, el obrero es esa persona que no tiene nada y como no tiene nada, vende su fuerza de trabajo, a lo que él llama una Industria capitalista, y por eso le deja un salario. El punto a debate es que ese salario sea suficiente para reproducir la fuerza de trabajo de ese proletario que se supone que intenta generar ingresos para subsistir -él y su familia-. En resumen, el salario es el precio de la explotación de la fuerza del trabajo. En Cuba, la realidad del salario se ve como una realidad personal, pero si sumamos a todas esas personas que este no les alcanza para vivir con lo mínimo, podemos afirmar la existencia etnográfica de una clase social que es conocida mundialmente como precariado. El precariado es un obrero, que no logra vivir con las mínimas garantías sociales para su subsistencia, por lo que la persona está desprotegida. Ellos no tienen cubiertas las necesidades básicas con su salario oficial, quizás en ella se resume el aquello de que el salario no alcanza. Es decir, que la gente en Cuba vive de forma enajenada a las fuentes económicas, su acceso a los medios de producción no los empodera totalmente, para verse fuera de los conocidos como cinturones de pobreza.
Un tema de interés en nuestra realidad es el de la canasta básica, que sin dudas tiene que ver mucho con el nivel mínimo de vida en el que pervive una parte de nuestra población. En otros países, la canasta básica se calcula sacando cuentas sobre los gastos de la familia en un mes; en Cuba,donde la economía doméstica es un dolor de cabeza para la mayoría del pueblo, la canasta básica es lo que nos toca por la libreta y en realidad lo que la familia consume en un mes, no está del todo claro dentro de investigaciones sociológicas, sobre todo, debido a los precios realmente bursátiles, que funcionan de una forma por el estado y de otra por los mercados subterráneos -nuestro conocido mercado negro.

…un estado obrero degenerado

Una pregunta importante para este texto es, dónde ubicar como clase social, al sistema de cuadros que genera un país definido constitucionalmente como socialista,para esto es interesante revisar la Historia. La Unión Soviética fue el primer país de intención socialista, y muchos marxistas como Trotski se dieron cuenta de que en el socialismo se fueron creando otras fuerzas vivas con sus propios modus operandi. Él le llamó a ese tipo de sistema, un estado obrero degenerado, y en el año 1940 en medio de la Segunda Guerra Mundial,afirmó de forma categórica: “sí esta guerra no termina con revoluciones sociales y derriba las clases sociales perpetuadas en el poder,entonces, debemos estar abiertos a la posibilidad que irá surgiendo una nueva clase dirigente” (2), esta idea se entrelazó con la del gerenciado del capitalismo.
En la década de 1970, Mikhail Sergeyevich Voslensky, un reconocido historiador soviético dijo que lo dicho por Trotski, hacía referencia a una especie de clase social a la que nombró “nomenklatura” y eso traducido al español, que se convierte en un sistema de cuadros, que son elegidos por algunas de las estructuras del poder, es decir es un sistema de cooptación, en él se esconde un organismo con la capacidad de regular a sus propios integrantes para que su acceso al poder los dote de ciertos privilegios.Voslensky decía que los hijos de estos cuadros, tienen grandes probabilidades de integrarse a la nomenklatura y ser parte de esa nueva clase social que por definición suele remar casi siempre, alejándose de las masas. Karl Klosha testiguó con mucho acierto que si una clase social desea sumergirse con profundidad en la Historia, debe ser parte de los que la construyen con su sudor y sacrificio, pero esta nueva nomenklatura, suele enajenarse por su modo de vida de la realidad.

… también eran explotados por el comité partidista que copaba el poder político

El poder es un vicio y a la persona que lo tiene, usualmente hay que quitárselo, porque no suele regalarlo para volver a sufrir las carencias del resto de la población. La Unión Soviética podía crear una especie de campo de fuerza, donde las clases sociales podían ejercerle alguna presión a al Comité Central pero nunca derribarlo, porque no tenían una estructura suficientemente organizada, ni formada intelectualmente para ese propósito. Al fin y al cabo, antes se decía que el dueño de los medios de producción era el capitalista explotador, pero con el tiempo en algunos lugares de la URSS donde el pueblo era dueño de esos medios de producción, varios pensadores se dieron cuenta de que también eran explotados por el comité partidista que copaba el poder político.
Todo el proceso de los medios de producción involucra también a quienes tienen que tomar las decisiones, sobre cómo vamos a echar andar esos medios y sus ganancias, qué destino le daremos a sus plusvalías y con qué propósito. Hoy en día vemos como el elemento ecológico también influye en algunos grupos de presión que intentan hacer que los decisores, se sensibilicen con la opción de salvar el medio ambiente, como única vía de proteger nuestra existencia.

“Cuba para los revolucionarios”

Al finalizar este texto surge la pregunta sobre si deslegitiman las clases sociales el paradigma de la Revolución cubana; yo creo que no, porque son parte sustancial de cualquier mirada etnográfica de la misma evolución de la humanidad, no hablar de ellas como parte de nuestra realidad cotidiana es una falacia. La Revolución cubana nace de la consigna del Partido Auténtico que movió los hilos en 1933, “Cuba para los revolucionarios”. El triunfo revolucionario fue obra de 13 organizaciones diferentes con estamentos diferentes en sus estructuras. La idea de una sociedad sin clases, nace un poco más tarde, cuando se asume una especie marxismo ortodoxo soviético que va copando de a poco los tejidos sociales del país, hasta consolidarse un tiempo después. Los conceptos en el discurso político reciben disimiles significados, y algunos parecen evaporar de su interior su concepción inicial; por eso ahora, podemos oír decir, que aquel hombre que tiene contratada fuerza de trabajo en Cuba, si paga sus impuestos y contribuye en ganancias para el gobierno, es un miembro más del sistema socialista -partiendo de esa cosmovisión- toda Europa y Canadá también son esencialmente sociedades socialista.
La nomenklatura se caracteriza sobre todo en nuestro país, por la ascensión a un poder decisor.Los máximos representantes de la religión como estructura o clase social, lo que hacen es participar de poderes mediados, al menos así es como funciona en estas primeras décadas del siglo XXI. Lo económico es la forma más común para saber a qué clase social pertenece una persona. Algunos cientistas sociales aplican parámetros que permiten retratar de forma detallada el nivel de ingresos y beneficios que usualmente devenga cualquier individuo en su entorno; en las sociedades modernas definidas como marxistas es oportuno seguir la relación: persona, grupos y medio de producción, y allí entra el tema de la toma de decisiones, y las clases en lo político. En Cuba existe un problema serio en cuanto a definir con claridad, quién pertenece a una clase determinada, pero lo que sí es seguro es que la brecha – pese a no copar los niveles de la región latinoamericana – cada día va en aumento, desprotegiendo a esos que no tienen las herramientas necesarias para cambiar su estatus.

5 Comentarios

  • jcdr89

    La plusvalía propició la división social del trabajo, la división social del trabajo propició el surgimiento de las clases sociales, con las clases sociales la explotación del hombre por el hombre (misma categoría pero hombres diferentes por su clase social) y de esta explotación se establecieron varias formas de órdenes socio económicos y solo con la extinción del Estado se extinguirá la división de la sociedad en clases económicamente determinadas y con ello la dicha explotación y será el momento de un nuevo orden cuyo periodo de transición suele llamarse socialismo, ¿acaso cualquier medida que sirva para fortalecer el ejercicio de poder del Estado no es un paso más lejos de aquella sociedad sin división por clases?

    • oscaracso28944

      Creo que a la plusvalía habría que agregar el sistema de castas sociales existente antes de la instauración del capitalismo como sistema económico imperante en el mundo. Digo, para entender bien el surgimiento de las clases sociales. Sobre el resto estoy de acuerdo, pero ¿Cuáles son las medidas que deben tomarse para hacer desaparecer el Estado? ¿Está preparada la sociedad para este paso? ¿Quién y cómo se debe preparar a la sociedad para este paso?

    • oscaracso28944

      ¿No es la desaparición de ambos lo que proponen el comunismo y el anarquismo? Acláreme esa duda estimado compañero de batalla

  • Leo

    Muy buen artículo, creo que la nomenklatura es característica común de todos los fracasados “capitalismos de estados” disfrazados de Socialistas y Comunistas, donde se apoderan del poder de la clase obrera revolucionaria y la explotan en el nombre de la sagrada ideología de Marx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: