Opinión

Color

Por: Miguel Alejandro Hayes
Soy crítico con la gestión del gobierno, sí. Y a veces, hasta me dicen que mucho. Pero soy rojo. Rojo rojo requeterrojo. Y le llamo camarada a muchos como muestra de aprecio.
Soy rojo por las cosas en las que creo, que no tienen que ser fijas precisamente, sino más bien asociadas a la justicia y a las pulsiones de bien del ser humano. Desde ahí, veo más rojos de los que creen serlo, y menos de los que lo dicen.
Prefiero ser así, un crítico rojo, que no un rojo a conveniencia, es decir, un azul disfrazado. También prefiero eso, sumarme a la crítica para salvar al color, que cambiarme. Esos que cambian de color serán siempre los mismos, los que cuando las cosas no van bien se pasan al otro grupo. Pero eso vimos burgueses hacerse comunistas, y de nuevo capitalistas cuando todo cayó. Esperamos que en Cuba, ese segundo momento se pueda evitar.
Un rojo prefiere siempre luchar por mejorar a los suyos -aunque sean azules-, que cambiar de bando. Hablo incluso de esos rojos que se ven a sí mismo y matan, creyendo equivocadamente ser azules.
Sé que el color no es con lo que nos pintamos, sino el cómo somos como humanos. Me disculpo por usar un cromo específico, y llamarle rojo a quien no se sienta así. Pero es que para mí es eso, y es también una muestra afectiva su uso. Llámale cada cual a su color como prefiera, e identifique al grupo de sus semejantes. Yo no me molestaré -si es humano y justo-, si me incluye en él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: