Opinión

Los foucaultianos, los intelectuales y Hegel

Por: Miguel Alejandro Hayes Martínez

Los foucaultianos que conozco no son precisamente seguidores de la praxis (en el sentido más común) de este autor. Puede que no sea una generalidad, pero voy a juzgar por lo que la evidencia empírica me ha mostrado.

Asumiendo eso, puedo decir que he visto como los seguidores -del sin dudas revolucionario Foucault-, no lo son tanto como él. Tomando a estos como punto de partida me pregunto, ¿cuál es el modelo de intelectual dominante hoy y su origen?

Michel Foucault fue un destacado intelectual francés. Su obra es emblemática dentro de las ciencias sociales. Por otro lado, pasó una buena parte de su vida en huelgas y todo tipo de luchas revolucionarias, por las que recibió más de un palazo. Como él mismo decía, estaba aliado a las causas del proletariado.

Muchos de sus estudiosos, son grandes académicos, de nombres tales, que parece que les es un peso asumir una postura revolucionaria. Se portan pasivos y vacilantes ante la realidad y sobre todo, parece que comprenden el no poder escapar del poder. Me atrevo a pensar que esto no es un mensaje oculto en la obra de Foucault al que sus estudiosos llegan y siguen como un mandamiento. La cuestión está en otra parte.

Si uno sigue buscando verá que estudiosos de otros como Nietzsche (que tuvo su parte en el pensamiento de Foucault), Heidegger, Derrida y otros, han sido igual de conservadores que estos. En realidad, aunque empecé por los foucaultianos, ese tipo de intelectual se repite y se multiplica en la sociedad contemporánea, siendo el modelo dominante.

Eso relaja la tensión sobre Foucault, pero de seguro el lector recordará el denominador común entre todos: la influencia de Nietzsche. Es sabido el proyecto de filósofo de este, pero no creo que sea precisamente él quien se esté manifestando.

Existe un antecesor, que si se me permite decir, supera en dimensiones a los mencionados. De una forma u otra, él pasó por delante de los ojos de casi todos ellos. Hablo sin dudas de Hegel.

Aclaro que no digo que sea él quien planeó un arquetipo, porque la figura intelectual que me cuestiono ha existido en otras épocas. Pero en su obra, teóricamente hablando, está esa idea.

El modelo cosmovisivo hegeliano, en su cuestionamiento de la enajenación del hombre, se proponía una aceptación de esta. Hay que recordar que para él, esta se daba por la partida de una idea. El hombre, se alejaba de la realidad al partir de una idea preconcebida de esta. Como respuesta a esto el hombre debe (afirma), conocer su realidad en la mayor medida posible. Hacer conciencia (saber), la realidad enajenada en la que se esta insertado, es para Hegel, romper con la enajenación.

Así lo sentencia cuando afirma: ‘’El hombre que ha reconocido que en el Derecho, la Política, etc. lleva una vida enajenada, lleva en esta vida enajenad… su verdadera vida humana. La autoafirmación, la autoconfirmación …es el verdadero saber y la vida verdadera.’’

Este era el proyecto de intelectual hegeliano implícito en su obra, el de llegar a la ‘’idea absoluta’’ y con esto le basta. Los seguidores de Foucault, el propio Nietzsche y de los demás, han venido siguiendo esa línea. Se desata una producción de intelectual pequeño burgués, que se acopla a la estructura social que le corresponda.

Esa idea -de forma consciente o no-, se figura hasta hoy. El intelectual, con su condición de hombre ilustrado, se cree superior, levantado por delante de la sociedad, como quien mira de reojo por saberse conocedor del funcionamiento del mundo. Pone su mente, y lo sabe, a servirle al poder. Si bien existe todo un condicionamiento que los arrastra y reproduce esas aptitudes, también es claro que han aceptado su autoenajenación dentro del sistema y se han sumido en el conformismo de comprender la realidad, tal y como dijo Hegel.

 

Un Comentario

  • Fernando Almeyda

    Absolutamente genial, esto es un verdadero análisis filosófico…felicidades Hayes, te has convertido más que economista o marxista, eres Filósofo!!!! totalmente de acuerdo con lo planteado… gracias por la reflexión…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: