Política en Cuba

El socialismo de ellos

Por: Miguel Alejandro Hayes
El ser humano siempre busca a qué aferrarse, me comentó hace algún tiempo un destacado activista social cubano. Quise ignorar su planteamiento, con esa fe que tengo en la racionalidad humana. Lo cierto, es que la realidad le da cada vez más la razón a lo expresado por aquel hombre.
La gente se aferra a la música, a la poesía, al dinero, a la política, a otra persona, a Dios. Pero no era eso de lo que iba aquella afirmación tan importante. Se refería más bien a esa casi necesidad de muchos de inventarse, de buscarse algo en lo que creer ciegamente.
Ese algo que se busca suele ser el motivo de alivio -de certeza-, de esa certeza que todos necesitamos.

La defensa de los hombres de lo merecedor de su certeza, ha sido causa de crímenes pasionales, de guerras, masacres, y hasta sombríos quinquenios.

Ese elemento merecedor de la certeza, se convierte en lo “puro”, en lo absoluto, y como todo absoluto: vacío de contenido. Por eso, la ideología juche, hay tantos que la creen, pero pocos pueden explicar qué es. Por eso, un Dios que lo es todo, es tan difícil de definir. Por eso, un sabio dijo que al valor (el concepto valor de Marx) no hay quien lo agarre. Por eso, el socialismo, casi nadie sabe qué es.

Y es el socialismo esa certeza de la vida política de muchos cubanos.

Es una religión, un producto cultural, algo de devoción, que cada cual asume a su forma.
Sucede, que todo aquello que sea tan general, tan abarcador -como un saco en el que cabe todo- termina siendo manipulado. Así, en nombre del juche, se encubre muchas de las malas prácticas en la Corea del Norte; en nombre de Dios se ha hecho y deshecho; de la teoría del valor de Marx, al aprovecharse de la devoción de tantos al marxismo, se ha inventado hasta la compatibilidad con la econofísica, ¿Y del socialismo, que se ha hecho?
El socialismo, como esa certeza necesaria de tantos cubanos de no volver a ser siervos del águila, es utilizado en ocasiones al antojo de los poseedores de la verdad, de un pretendido clero dueño de la “verdad del socialismo”, de los que controlan aparatos ideológicos del estado. Entonces, esa certeza necesaria, se pone al servicio de algunos grupos sociales.
Por lo que, en nombre del socialismo, movilizan hacia ciertos intereses. Para ello, se han encargado -el clero- de definir lo que no es socialista.

¿Y qué es lo no socialista?

Para armar esas clasificaciones, quienes las hacen se supone que tengan claro primero, qué es lo socialista. Me pregunto quien ya tiene definido eso, de dónde lo sacó. No podrá decir que de Marx, porque Marx no era un teórico del socialismo. Pudiera decir que de la tradición socialista, pero lo cierto es que hay mucha tradición, y mucha de ella es no marxista, así que es rechazada. Por otro lado, hay otros socialismos como el yugoslavo, pero la postura oficial lo desconoce por su herejía al modelo de Moscú.
¿Qué va quedando? Todavía mucho de lo que se entiende por socialismo en Cuba -y es no precisamente resultado de un estudio y profundización en esos temas- es simplemente una asimilación -no siempre mecánica, claro- de no otro socialismo que el soviético. Entonces, quienes se atreven a asumir qué es lo socialista y qué no, en realidad están comparando con el modelo que asumen: estatizado, partido único, mentalidad de plaza sitiada, etc, -el soviético-.
No es que aquel socialismo fuera malo, mejor o peor, es el que aquellos pueblos construyeron dado lo que sabían y lo que podían. Lo que ocurre, es que quienes tienen la autorización para decir qué es lo socialista, olvidan que hacemos el socialismo en Cuba, para Cuba hoy; no el socialismo para sí, no es el socialismo por el socialismo. Este no puede ni es- algo puro, trascendental, fijo con independencia de los contextos. No existe una identidad universal para el socialismo que no sea solo ese ismo que señala la tendencia a ponderar el bien de la mayor parte de la sociedad como fin último.
Porque lo que puede ser socialismo en una época y lugar, no lo es en otra.
Por ejemplo, hace 40 años abrir a la propiedad privada hubiese y era considerado crimen de leso socialismo, sin embargo, hoy es algo “socialistamente” necesario.
Por eso, lo que hay que señalar, no es lo que es socialismo o no -que ese pensamiento es bastante abstracto y a-histórico-, lo que hay que ver es qué es necesario para el nuestro hoy, y qué no; y eso no se puede afirmar con reglas ya establecidas a partir de manuales o discursos, o de sentencias a la ligera sobre lo que puede ser perjudicial para el país.
Recuérdese que el socialismo -la idea sobre este- es esa necesaria certeza de muchos cubanos. No se le convierta a esta en una estructura vacía y estropeada en nombre de la diversidad de las subjetividades -a veces criterios que no devienen en argumentos-, y menos, en el mecanismo de dominación ideológica, política, jurídica y económica de un grupo a través de su clero sobre las masas; sino en una fuerza para hacer socialismo en Cuba hoy. No se le use para crear divisiones.

7 Comentarios

  • Jorge Alfonso

    Valla, resulta que el señor Miguel Alejandro suma su opinión profesional a la de un supuesto señor (muy sabio ha de ser) a la de que el humano siempre busca a que o a quien aferrarse, evidente que el sabio señor se refiere al cubano pues supongo no conoce al humano en general ósea de por si esa afirmación es muy aventurera muy parecida a filósofos de barrio, pero él y el intelectual supongo más letrado juzgan al cubano incapaz de discernir. Si el reconocimiento de la aseveración del señor activista social por parte del intelectual se produce fruto de la experiencia a que o a cuales de sus convicciones su producto de la naturaleza humana de aferrarse a cualquier cosa. Por suerte a mí no me sucede igual, peco de no aferrarme a nada o me aferro a mí mismo.
    Pero presiento que ni es señor ni Miguel Alejandro quiere llegar solamente a las cosas mencionadas, música, religión, poesía, Dios etc. incluso aunque dada la importancia para muchos que es Dios, sospecho que ambos se dirigen a algo más terrenal.
    Bueno ya va entrando en su objetivo, aunque pasa apenas rosando el fundamentalismo de creencias que provocan guerras, crímenes de todo tipo y cae en la Ideología, y empieza por lo menos conocido y más polémicos creo que él sea muy ducho en la ideología Juche y no coincido que el apego del pueblo sea ciegamente aferrada a ella, bajo otras condiciones geopolíticas esa nación fuera tan prospera y científicamente tan adelantada, pues una muestra de ello es que bajo la dirección de sus sacerdotes hubiesen podido desarrollar la bomba Atómica, la bomba de Hidrogeno y los cohetes portadores para su lanzamiento intercontinental. Olvidaron mis interlocutores ejemplificarme a que se aferran los humanos de Estados Unidos o solo los ciegos somos los que vivimos en países socialistas, que abrazamos el Marismo Leninismo y algo que nadie sabe que es pero le dicen Socialismo.
    Empiezo a notar a que esta aferrado Miguel, porque da como una verdad absoluta solo porque lo dijo un científico que la teoría del valor de Marx no había quien la entienda, apuesto a que el si la entiende que el si la agarro, pero si es absoluta la afirmación del científico esta vacía de contenido como todo lo absoluto.
    No entiendo, por un lado le dice que el socialismo no es marxismo, y por otro que como nadie agarra la teoría del valor de Marx, nadie sabe lo que es el Socialismo.
    Mira Miguel me gustaría saber cuándo naciste, porque los que vivimos en el capitalismo, y tenemos recuerdos aunque sean infantiles de lo que es el capitalismo, aprendimos pronto y para siempre, sin aferramiento ni ciegamente lo que es La Revolución, vivos y vivimos sus obras, disfrutamos sus conquistas y fue fácil la transición, ante una canción se inventó al respecto “Dicen los americanos que Fidel es Socialistas, (bis) y si Fidel es Socialista que me pongan en la lista porque yo voy junto con él”, y eso preparo al pueblo para aceptar no como dogma no como religión la declaración de Cuba como país socialista antes de la batalla de Playa Girón.
    Esa es una característica del socialismo en Cuba, siempre fue un clon entre Revolución y Socialismo, es fácil saber que es el socialismo, quizás no para usted, es lo Social, lo común, todas y cada una de las conquistas, la igualdad, la felicidad, lo humano lo solidario y cuando eso en pequeñas dosis empezó a perderse todos los que crecimos con la revolución comprendimos que se estaba perdiendo un poco de Socialismo, fue una clarinada cuando se reconoció que construíamos el Socialismo Posible, ósea dejamos de lado lo necesario, la igualdad se empezó a llamar igualitarismo, y se legitimó la desigualdad, pequeña o grande pero dejo de combatirse, los que no saben lo que es socialismo es la generación que nació en los ochenta, los noventa y después del dos mil.
    No se puede construir el socialismo cuando se toman medidas y se realizan cambios por razones de necesidad, entonces llegaron los que de estos tiempos elaboraron teorías los que olvidaron o no se sienten aludidos por razones de preparación cuando se quiere construir el socialismo con métodos del capitalismo, y es porque lo existe el señor y escribe el intelectual.

  • Hayes Martinez

    Haré abstracción del cualquier adjetivación en su comentario, y de que usted pareces escribir algo molesto, cuestión esta que no es de valor alguno para que le responda.
    Solo aclarar, no necesito el título de señor para defender mis criterios.
    Ahora, quien me hizo dicho comentario si es un destacado activista social cubano, que por ética no mencionaré. En Cuba es muy conocido, se le ve en conferencias, en la cumbre de Perú, en marchas, en fin, en cualquier espacio de reivindicación de las luchas populares. Así que le sugeriría ser más cuidadoso con ese tipo de comentarios. Y por si acaso, ese activista no está silenciado por la oficialidad, si está leyendo esto notará que participó ( por la parte de la delegación oficial Cubana) en la cumbre de Perú. Así que si pretendía algo usted con su insinuación, no se, porque dicho activista es un revolucionario más que probado.
    Por otro lado, la afirmación de algo a lo que aferrarse, si es cierta. Eso es una verdad de perogrullo, y no solo en politica, o no sabe usted que los axiomas de las ciencias son esas cosas a las que se aferra ( en este caso los científicos).
    Por otro lado, ese que plantea sospechar, es el descubrimiento del agua tibia. Yo no intento decir en mi artículo decir, Yo Digo. Mi intención no es determe en el carácter axiomático y simbólico del pensamiento, sino en el Socialismo en Cuba, que es ese símbolo e incluso, esa identidad abstracta Aldedor de la cual se ha construido la unidad nacional en la historia reciente.
    Me ahorro comentarle cuanto sé de la ideología juche… Que veo que usted ya se aferra a qué no se mucho de eso.
    Sobre el socialismo…. Una sugerencia… No se crea nunca que lo que usted no sabe no puede ser. Al grano, primero es que hay muchos marxismos, el marxismo-leninismo es tan sólo uno de ellos. Este último es un invento estalinista ( cualquier duda, consulte el artículo de Natasha Gómez recientemente publicado sobre ello, a Aurelio Alonso, o a cualquier marxista que sepa que hay más marxismo que el leninista).
    Respecto al socialismo. Lo sostengo, usted puede citarme donde esta la teoría de Marx( dije Marx, no Engels) del socialismo??? Cuando la encuentre me avisa. Incluso le aclaro, que un autor use una palabra no quiere decir que sea un teórico de eso. Según Lukacs, que sabía mucho más de marxismo que usted y que yo, Marx era un teórico del capitalismo. Lenin, por su parte, si era un teórico del socialismo.
    Usted muestra errores básicos, que son inofensivos, siempre y cuando no ataque con ese conocimiento bastante distante a los demás. Le explico, yo dije que Marx no hizo teoría del socialismo, incluso el mismo lo dijo ( consulte mi texto Marx y el Socialismo, en La Joven Cuba). Eso no quiere decir que el marxismo ( que no es lo mismo que Marx) no haya hecho teoría del socialismo, porque sí ha hecho y bastante. Pero usted confunde a Marx con marxismo, y no son lo mismo. Una cosa es lo que teorizo Marx y otra los marxistas. Y pueden separarse mucho, ejemplo, las primeras interpretaciones soviéticas ( yo diría que casi todas, salvo raras excepciones) excluían la enejenacion en sus teorias ( no estaban publicados los textos de Marx donde eso estaba escrito)… Así que sí, en Marx no hay socialismo, en el marxismo sí.
    Y el socialismo para Lenin era algo, era esa sociedad que usa las fuerzas capitalistas para el bienestar social ( consultelo), pero mucha gente desconoce eso y hace del socialismo una idealización, como pueden ser todas esas consignas alrededor Del Socialismo que se dicen por ahí.
    Por otro lado, hablo del valor. Primero, le aclaro que ese es uno de mis temas de investigación, por lo que le digo que conozco como se trata esa cuestión, desde Frankfurt, los diferentes enfoques soviéticos, Rubín, los que reniegan de la interacción ricardiana del valor ( posiblemente sea esa la que usted conozca porque la más confundida). Quizá yo esté equivocado con mi visión del tema, pero al menos he estudiado bastante el tema como para discutír con propiedad, y sostenerlo en debates serios como los que ya he tenido con algunos académicos en Cuba y fuera de ella que sí sí estudian esa cuestión. De todos modos, podrá notar que he publicado más de cien páginas sobre la teoría del valor, asi que algo sabré (aunque este equivocado). No obstante, le comento que mi interpretación del valor, es la resultante de una interpretación desde Hegel de El capital ( cosa que Lenin recalcaba, luego le paso el texto).
    Y bueno, tengo 23 años, y que dice eso? Tengo 23 y estudio a Marx desde ahí años y lo sigo haciendo.
    Y no se preocupe, que yo si sé que es el socialismo, y fíjese si el suyo es abstracto, que su descripción sobre el la hace a base de cuestiones morales. ( No me detendré a explicar por qué eso está demasiado abstracto).
    Me parece bien eso que dice de métodos del capitalismo, ahora le pregunto, sabe exactamente de qué está hablando???
    Un consejo, no debata con todo el mundo suponiendo que con quien habla no sabe nada de un tema. No tenga eso de antemano, espere a descubrirlo, o incluso que sea al revés.
    Demuestra en sus comentarios, nada que sólo tiene cosas a las que ya se aferró y las defiende.
    Esta dispuesto a un debate teórico sobre ello, o prefiere dejarlo en el plano de las consignas?
    De todos modos, mi artículo va dirigido a todos aquellos que se aprovechan de la devoción de los cubanos en el socialismo para sus intereses. Si no sabe que eso ocurre… Entonces usted vive bien lejos de Cuba y no conoce su historia reciente.
    De todos modos, si lo desea se lo puedo explicar o sugerir textos.
    Gracias por comentar.
    Saludos

  • Jorge Alfonso

    Nunca pensé que fueras tan joven, y mucho escribes y sobre variados temas para tan temprana edad que supone poca experiencia, yo al contrario con casi tres veces tus años opino solo guiado por mis sentimientos mi experiencia un poquito de algunos conocimientos y comento sobre lo que leo, sin intensión de ofender o adivinar la persona que esta detrás de las palabras o las faces, no estaba para nada molesto, solo sincero y eso hace a muchos insoportables, creo que el que estaba molesto eras tu, eso me indica que mis cuestionamientos fueron acertados.
    Tengo muchas de tus publicaciones guardadas varios me parecieron acertadas y como no te investigue como acostumbro pensé que eras un intelectual con mas madures, no te ofendas pero ahora que conozco tu edad creo con mas firmeza que tu formación es teórica, pero que tienes mucho mas preparación filosófica que yo, que lees y estudias mucho, y eres bien liberal al escribir, y como tu hiciste juicios personales yo me permito también hacerlo y darte algunos consejos, no seas tan superficial al ripostar y nunca creas que eres totalmente dueño de la verdad incluso dale al oponente alguna credibilidad el derecho a la duda de sus buenas intensiones, nada de lo que leíste en mi comentario es personal, y te reto a que argumentes párrafo a párrafo mis argumentos y digas en cuales de ellos me gane esa refriega que me haces.
    Yo voy a intentarlo.
    – Tu fuiste el que te referiste sin mas explicaciones sobre la opinión de un señor de cual omitiste todo sobre el, y si te trate a ti de señor fue porque no sabia que otro trato darte, hubiese sido un atrevimiento mio tratarte de compañero, o camarada, ni colega pues siempre te supuse y supongo un intelectual, yo solo soy un Ingeniero que creció con la revolución que dedique mi vida a ella y a ella estoy atado, por tanto aunque en muchas ocasiones la cuestiono la defiendo cuando creo que otros la están atacando.
    – Tu señor, con el calificativo muy general de destacado activista social, afirme y tu compartes con el la opinión de que el humano siempre busca a que aferrarse, por tu titulo comprendí que se refería a los cubanos y eso le restaba credibilidad a su preferencia y apego a la revolución y el socialismo.
    – Y quienes son ellos que se adueñan del socialismo que no es el tuyo, me acerca a pensar que el tema conduce a un cuestionamiento de la actual dirigencia y errores que se están cometiendo y con lo que tu no esta de acuerdo. creo que hasta aquí no te ofendo y estoy en mi derecho a expresar mi desacuerdo,
    – Tu mismo me hiciste pensar que el activista social era de esos filósofos de barrio que hacen juicios basados en sus experiencias negativas sobre un problema, y así refleje su influencia en usted.
    – tu sigues en una linea sutil de cuestionamiento y argumentos con los cuales no coincido, y tengo plena confianza que el ser humano esta muy por encima de tu juicio fundamentalista, yo no creo en Dios, no sigo modas, ni música o músicos, no creo en las religiones africanas muy en moda en la Habana, tampoco creo en la devoción de los habaneros en el socialismo aunque marchen por millones en las fechas y convocatorias de realizadas por la dirección del país.
    – tengo la opinión incluso que seguro no compartirás con migo que hoy no se sabe con claridad quienes son los revolucionarios puros y quienes los disidentes pragmáticos cuyos intereses no siempre coinciden con los del pueblo, a mi edad ya puedo darme el lujo de pensar y hablar sin hipocresías.
    – después de tu enfoque sobre los males del sentimentalismo, entraste ya en asuntos ideológicos e hiciste referencia a la ideología junche, dije que no era un tema no muy conocido, y que tu sabias, no escribí que no sabias al respecto, pero en Cuba sigo insistiendo que poco se sabe sobre Corea, pero que diferencia de algunos no creía que ese pueblo fuera aferrado ciegamente a esa Ideología porque solo por convicciones se todo un pueblo se puede lograr los avances que ellos han obtenido, ademas mientras que ellos para emigrar solamente tienes que pasar de uno a otro lado, su emigración es efímera comparado con Cuba que tiene que atravesar 90 millas de mar en inventos inverosímiles.
    -Usted fue el que afirmo: “Por eso, un sabio dijo que al valor (el concepto valor de Marx) no hay quien lo agarre. Por eso, el socialismo, casi nadie sabe qué es”. Si perdí la capacidad de interpretar es un problema, pero la falta de capacidad para que alguien logre entender la teoría del valor de Marx es la causa de que casi nadie sabe que es el socialismo.
    – Mire en Cuba poco se leyó a Marx y muy pocos el capital, yo ley un poquito de lo escirro por Marx joven sobre el valor del trabajo y solo me preocupe de aprobar lo que en la Universidad enseñaron sobre Ideología osea nada.
    – Y si yo confundo marxismo con Marx por eso hago esa correlación equivocada de que según ese científico que nadie entiende la teoría del valor de Marx y por otro lado afirma que por ea razón nadie sabe lo que es el Socialismo.
    – Ahora entiende lo que usted pretende, hacer ver que no es socialismo lo que le toco vivir, y estoy de acuerdo con usted, como yo si se lo que es socialismo porque lo aprendí viviendolo, mucho de lo que hoy ocurre por lo menos lo considero menos socialismo y me temor que es una batalla que se esta perdiendo y que nos llevara a perder la guerra entre socialismo y capitalismo y nos regresara sin falta al capitalismo.
    – Usted conoce no lo que es socialismo, pero conoce lo que no es socialismo, pero su generación, no conoce lo que es capitalismo ni lo cree cuando se le explica, tampoco sabe lo que es socialismo porque le todo vivir tiempos de un socialismo en contracción, eso si me molesta y sabe cuando me di cuenta cuando eliminaron casi la libreta de consumo que nos hacia casi iguales, cuando eliminaron los planes vacacionales para trabajadores y destruyeron las instalaciones de las empresas con esos fines, cuando serraron las Escuelas en el campo y los Estudiantes de secundaria Becados tuvieron que ir para sus casas a comer de la reducida cuota de alimentos familiares, cuando eliminaron gratuidades y pensiones a quienes las necesitaban, cuando en los mercados y el transporte se aplico las leyes capitalistas de mercado de la oferta y demanda sin control ni competencia que obligara a la reducción de los precios.
    Eso y otras cosas mas si hacen que me molestara, pero no por sus argumentos. Quizás ahora si podamos entendernos o por el contrario vuelvo a estar en la acera de enfrente.

    • Hayes Martinez

      Jorge, no se preocupe, no estaba molesto. A veces las letras agrupadas, no dejan ver el tono en que se escriben.
      Si usted cree que sus cuestionamientos fueron acertados… es su criterio. Yo considero que un cuestionamiento es aceptado -en los marcos del contenido de este blog- si empuja a un debate responsable y que aporte alguna idea.
      Me alegra que algunos de mis textos le parezcan bien, lo tomaré como parte de esos impulsos que animan a uno a esta inapropiada forma de luchar que es escribir.
      Le pido disculpas si le hice alguna acusación personal, no fue nunca mi intención. Pero esto es lo bueno del debate, todos vamos aprendiendo y aprehendiendo. Así que si pareció eso que dice, el error es mío (poco importa mi intención si fue entendida como otra). Intentaré seguir su consejo.
      Por otro lado, puede llamarme de compañero, camarada, o Miguel, o Alejandro… o de cualquier manera que no sea ofensiva. Gracias por confundirme con un intelectual.
      El compañero de que me comentó lo de la fe, lo hacía de forma general. Claro, luego se llevaba a Cuba… y aquello no era nada malo. Le comento desde otra óptica. El ser humano siempre busca símbolos (signos arbitrarios) en los que se cree, y a veces ni se saben explicar. Pudiera decir que Marx en un símbolo… por si solo dice muchas cosas al imaginario popular, aun cuando pocos lo estudian… La figura de Fidel… ¿Cuántos cubanos no vena Fidel como un símbolo? Y en muchos casos no han estudiado su pensamiento. Hay muchos cristianos que no conocen con seriedad la palabra de Dios…
      Así, infinitamente con los símbolos. El socialismo en Cuba es un símbolo. En nombre de ese símbolo, se han hecho y se hacen cosas feas… (que no dije asesinato, ni nada de eso). Ese era el núcleo de mi texto.
      Y sí, me referencia a la dirección del país, específicamente a algunas de las cosas que desde la postura oficial se dice (no sé si usted lo sepa). Por ejemplo, en un artículo publicado en la pupila insomne, se hacía referencia a que en el debate constitucional se habían hecho propuestas que no eran socialistas. Yo no comparto ese criterio, no por un mero acto casi fisiológico de opinar, sino porque sé que la concepción socialista de la oficialidad es la que se enseña en las escuelas de cuadro del partido, y que es un pensamiento conservador y muy dogmático (lo digo con conocimiento de causa).
      Bueno, la cuestión del valor y el socialismo… No me refería a eso que usted interpreta, ese párrafo era referencial al anterior… pero igual su interpretación es válida, y sirve. El valor es la categoría que permite explicar las relaciones humanas desde Marx, sin ella, es muy difícil tener un cuerpo teórico para explicar una sociedad en auto-movimiento, y por supuesto, tener una propuesta certera sobre un modelo de socialismo.( espero que no le moleste que le recomiende un texto mío titulado El valor y la sociología, anda publicado por rebelión, no si este aquí en La Trinchera también).
      Gracias por comentar. Seguimos el debate.

  • Jorge Alfonso

    Ahora me gusta mas, es mas asentado y mas humilde, mas cerca de lo humano, menos académico y eso hace que se acerque mas a las personas comunes como yo que tengo muchos errores conceptuales sobre las teorías filosóficas, solo intento ponerle a una teoría a mis experiencias vividas, a mis errores y los de mi entorno, concilio constantemente mi interpretación con mi realidad y fui parte en mi vida profesional y politica de muchos de los mas grandes errores de mi generación.
    Siempre un rebelde con y sin causa, con un fuerte espíritu de contradicción, aficionado a la discusión y/o el debate, un inconforme y un confesionista con voluntad y testadures para no cejar en lograr mis objetivos.
    Cuando hago un examen de mi vida lamento haber estado de acuerdo con la HUMAP, donde fueron a parar amigos y conocidos por vagos y otros por homosexuales, la revolución y revolucionarios no hemos pedido suficiente perdón por guardar silencio, por no protestar y enfrentarme a las mentiras que se informaban en la Zafra del 70, por las intervenciones de todo tipo de comercios durante la ofensiva revolucionaria que eran entonces como los trabajadores por cuenta propia y pequeños empresarios de hoy, pero me justifico pensando pero como iba a saber yo que todo eso era negativo, la correlación de fuerza era apabullante en favor a esas medidas y las consignas entonces eran “el que no trabaja no come”, “dentro la revolución todo fuera de la revolución nada”, ” Se puede meter la pata pero nunca la mano”.
    Ahora me doy cuenta que todo eso era necesario para poseer las convicciones que hoy tengo:
    Cuando usted afirma o dice simplemente; “El socialismo en Cuba es un símbolo. En nombre de ese símbolo, se han hecho y se hacen cosas feas… (que no dije asesinato, ni nada de eso)”, Jose Marti dijo; «Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras: el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos que, para ir levantándose en el mundo, empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados»
    Para mi el Socialismo es solo una palabra mas, un Seudónimo, un escalón para provocar confusión en los pueblos, Socialista es Pedro Sanchez como lo es el Partido Obrero Español, es como Izquierda, solo un referente para diferenciarse entre otros, si en alguna época Socialismo tuvo Significados más científico e ideológico esos tiempos ya pasaron, en Cuba si siempre estuvimos claro, para la mayoría Socialismo es sinónimo de Revolución, y para mi hijo de obrero en familia de Campesinos Acomodados, pequeños Colonos viendo a la cerca de un Rio sin energía eléctrica, sin teléfono, a mas de 30 Km de un Hospital que no sabia si mis podres podían pagar en caso extremo, con todo el derecho a morirme de una enfermedad común como el Sarampión, Las Paperas, Varicelas, etc, sin oportunidad alguna de Estudiar mas allá del 6to Grado. El socialismo son todas y cada una de las conquistas de la revolución que eran derechos entonces restituidos y puesto a mi alcance, hasta el derecho de disfrutar Vacaciones en los Planes en Playas de las Empresas para trabajadores, y todo aquello que significo una contracción, significaba menos socialismo, entonces aparecieron clasificaciones, socialismo real (lo que yo viví) socialismo posible (lo que te todo vivir a ti) con la mayoría si de las conquistas de la revolución, lo único y la gran diferencia es que en el socialismo real, la desigualdad era de un indice GINI de 0.24, usted sabe lo que este indicador significa, en el socialismo posible se duplico a 0.40 pero se oculta y mientras la mayoría sintió fuertemente este efecto, las minorías privilegiadas y las élites siguieron viviendo como y mejor que en el socialismo real, pues ya se aceptaba como valida la desigualdad.

  • Carlos Ernesto

    Yo no se mucho de economía política pero lo que me parece es que el ‘socialismo desarrollado de Cuba’ como escuché una vez llamarle a un compañero de departamento ideológico del PCC era más bien una fantasía de Disney… Cuando nos las vimos sin bolos necesitamos 30 años para entender que la economía y el mercado son necesarios incluso en el socialismo

    • Hayes Martinez

      Gracias por comentar Carlos Ernesto. No sé preocupe, la economía política que hemos aprendido tampoco es que de la luz sobre la construcción del socialismo. (Casualmente aquí mismo en La Trinchera hay par de artículos sobre esa economía política, uno de ellos se llama Socialismo y ciencias ficción). Dicha economía política es bastante dogmática.
      Para entender cualquier sociedad, considero que lo más importante es saber que está está formada por hombres y mujeres que necesitan satisfacer sus necesidades (en un sentido amplio), pero ya eso es otro debate.
      Pues si, el socialismo cubano se las ha visto en aprietos desde la caída del campo socialista.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: