Política en Cuba

Quizás, quizás, quizás…

Por: Ernesto Gutiérrez

El estribillo y tonalidad de esta añeja melodía del cancionero cubano, bien podría servir como respuesta refrescante, a una campaña mediática polarizada entorno al beneplácito o rechazo que deberemos dar los cubanos, a la que aún me permito llamar proyecto de Constitución, dado que el soberano aún no se ha pronunciado al respecto.

En tanto el electorado nacional no de luz verde a la norma, carecerá de carácter vinculante, y si llegado el caso, fuese rechazada, nunca entraría en vigor.

Sin querer pasar por izquierdista, sea lo que sea que eso signifique hoy día, y para evitar ser absorbido por uno de los bandos que llaman a votar de este o aquel modo, me remito a Trotsky: “El voto público fue creado para controlar al enemigo mediante la presión de la opinión pública (…) el voto secreto es la primera condición necesaria para el [establecimiento] de la democracia…”[1] Por tanto,

me acojo a mi derecho de reservarme mi respuesta a la pregunta que se nos hará a los cubanos el próximo 24 de febrero.

En cambio, es oportuno y constructivo poner sobre la mesa del debate toda una serie de elementos, a fin de enriquecer el mismo, e invitar a la reflexión a todos aquellos que de un modo u otro nos veremos afectados por la próxima entrada en vigor de la Carta Magna que, a todas luces, terminará siendo aprobada.

Sobre el texto, y sin ánimo de reproducir lo que ya se ha comentado en otros espacios [2], debe reconocerse su superoridad técnica respecto a su antecesora de 1976.

Su sistemática, aunque perfectible aún, también aventaja a la Constitución actual;

incluso tiene la virtud de introducir nuevas instituciones, que si bien es cierto, ya existían, merecen -dada su importancia- un especial reconocimiento constitucional.

Aunque es mejor pecar de excéptico antes de ingenuo, podría vislumbrarse un rayo de esperanza en el artículo 14 del documento. El precepto en cuestión, sin sorprender a nadie, garantiza el reconocimiento a las organizaciones de masas -de corte oficialista, claro- por parte del Estado. Lo que no debería pasar inadvertido, es que simultáneamente declara el reconocimiento del desempeño de las demás formas asociativas.

¿Cuáles son estas formas asociativas a que alude la norma?

Como buenos hijos de esta tierra, intuimos hasta qué punto es racional esperar avances en la materia, lo que sí no debe dejar de reconocerse es que llegado el caso, este artículo podría ser una vía que permita flexibilizar algunas posturas innecesariamente rígidas, atemperándolas a la realidad de la sociedad cubana. Dicha política, implementada de buena fe, beneficiaría en el corto plazo a todos los cubanos que compartan ese espíritu, eso es seguro.

En la lista de argumentos que podrían inducir a un voto negativo, el tema del matrimonio igualitario sigue ocupando uno de los primeros peldaños en la opinión pública cubana. La reformulación legal hecha sobre el tema, sigue dando cabida a que la ley en un futuro no muy lejano reconozca este derecho a la comunidad LGBTI. Llegado a este punto, si primara la racionalidad, parecería intrascendente si los 17 de mayo se celebra el día del campesino, o si se hace un desfile multicolor, otros complejos problemas que enfrenta el país nos afectan a todos por igual, y merecen una atención prioritaria.

La comunidad jurídica cubana, está en condiciones de dar a la nación un texto mucho mejor que el presente, técnicamente hablando.

Muchas de las voces más autorizadas de las Ciencias jurídicas han brillado por su ausencia durante el proceso de elaboración. Podría mencionar algunas, pero trasciende los límites de estas líneas. Quizás, ello nos ha costado a los cubanos el ver refrendado en el proyecto un Estado aún demasiado soviético, cuya institucionalidad no acaba de acoger una Sala Constitucional o un mecanismo semejante, ni figuras tan comunes en los países de la hermana América Latina, como la Defensoría de Derechos Humanos.

Son muchos los elementos que los cubanos debemos sopesar antes de tomar una decisión definitiva.

La prudencia y la concentración se hacen indispensables, de cara a aislar voces estridentes y polarizantes, para así poder hacernos de un criterio propio sobre la base de lo que resulta mejor para nuestro país.

Nota:

[1] Trotsky, León, Sobre el voto secreto. Biblioteca Enciclopedia de los Espejos, www.nodo50.org/enciclopediaespejos, abril de 2002

[2]http://www.rebelion.org/noticia.php?id=250980&titular=cuba-hoy-en-la-encrucijada-constitucional-

6 Comentarios

  • jose dario sanchez

    sin ser experto en Trotsky,segro que el,buen comunista totalitario se referiria al voto secreto de…..los comunistas !! Pena da que jovenes del 2019 se conformen con una constitucion elitista y llena de conceptos segregacionistas.Nada puede ser menos,en el siglo XXI que una constitucion lberal,llena de derechos e igualdades para todos y dandole vias a la accion ciudadana para llevarla a la prectica,que no es lo mismo letra de constitucion que realidades !!Pero mendigar derechos al estado manipulador ,vaya !!!!

    • Hayes Martinez

      Buen día. Usted continúa aferrado a no dialogar. Por eso puede ver molinos. Quien escribió, hace objetamente un breve balance. Usted no puede resistir parece, la idea de las razones de un voto sí. Justo el comportamiento de los otros, que no pueden escuchar razón para el voto no.
      Ni siquiera conoce a quien escribe, pero asume una postura en sus líneas.
      De todos modos, quien escribe, no es marxista, ni ttrostkista, pero tiene la humuldad de reconocer una buena argumentación, venga de donde venga.
      Al igual, publica con gusto en este blog, que lo edita un marxista Hegeliano (yo), y que publica textos de otros sin preguntar qué ideología dice tener, sino el contenido.
      El texto, puede ser cuestionado, pero con argumentos, no con eso de que si es comunista.
      En todo caso, en el texto puede obtener argumentos para defender el No… Para que no diga que va a votar no solo con adjetivos. Esa es la misma actitud de los que usted crítica tanto, no cree?
      Saludos

  • jose dario sanchez

    bueno,quizas usted no cree que yo pueda opinar que la constiticion,su proyecto,sea en verdad elitista y segregacionista y que por eso merece rechazo.En las constituciones,aparte de lo que dice puntualmente,se tiene que palpar su espiritu,su orientacion,el deseo que marque el futuro,la oportunidad de encaminar proyectos de progreso.El proyecto de constitucion a votar por ustedes,los cubanos de verdad (que se diferencian de los otros,que no lo somos por obra y gracia de gentes como fray Betto)tiene el espiritu de los “mejores” de los que no pueden oir juicios diferentes,de los que viven en el Olimpo elitista de la Izquierda que no cree en otra cosa que en los Oraculos Perfectos y que, sin embargo, busca siempre las vias de evitar el juicio de la “plebe” de los “agentes del imperio” de los que no han sido tocado por el espiritu “revolucionario”.Pues si,soy un liberal,nada marxista y si plebeyo,que cree en un hombre, un voto, en sociedades llenas de derechos y libertades, con plena transparencia y Constituciones que abran las puertas a todos, por el bien de todos.No obstante,si mi pueblo,consciente y libremente,con opciones de voto,eligiera una dictadura y el capitalismo de Estado. creo que pudiera acompanarlo en la aventura…..

    • Hayes Martinez

      El problema es que usted escribe como si yo fuera defensor de algo…
      Que esté blog no es de ninguna institución, si se quiere quejar de estas, se los dice a ellas….
      Aquí, es para debatir….

  • Ernesto Gutiérrez

    Sr. Sánchez, le agradezco el tiempo que empleó en leer y comentar sobre mi artículo. Me solidarizo con ud. ante un criterio auténticamente segregacionista, que como hijo de emigrados que soy no puedo aceptar, a pesar de ser un “cubano de verdad”, pues a pesar de los embates de la vida cotidiana de la Isla y la ojeriza que mis criterios han provocado en el oficialismo que me es inmediato, sigo abogando por nuestro país con el escaso ancho de banda que ETECSA me permite.
    Una reacción adversa al artículo no me sorprende, solo esperaba que viniera de sectores conservadores del oficialismo, que dicho sea de paso, esgrimen un discurso igualmente radical, debe ser porque los extremos siempre terminan tocándose.
    Sea como sea, sí me da mucho qué pensar, sobre todo en cuanto a las técnicas de comunicación. Me consterna que trasmita la impresión de que “los jóvenes del 2019 se conforman con una constitución elitista y llena de conceptos segregacionistas”. El motivo por el que algunos nos tomamos la molestia de publicar artículos como este es justamente por no conformarnos con lo que tenemos y aspirar a algo mejor, por negarnos a tomar la opción fácil, pero amarga, de tener que partir de la patria cuando sufre y nos necesita. Y el motivo por el que cité a Trotsky -a quien detesto como buen simpatizante que soy de los Romanov- se debe al simple motivo de que no encontré ninguna frase de Thatcher, Reagan, Hayek o Freadman que me sirviera.Solo por eso. Pero una vez más, gracias por su tiempo. Saludos nada marxistas, Ernesto.

    • jose dario sanchez

      me alegra mucho se haya tomado tiempo en leer mi comentario.Es muy reconfortante saber que un joven y marxista opte por el intercambio de ideas y no por un tren blindado como en los tiempos del masacrador masacrado (el amigo Trotsky).Quiero decirle que ,en verdad,solo queria con mi comentario dejar una huella y compartir la idea de que la constitucion,como los comunistas que yo he conocido en Cuba son la suma de todo el elitismo, la segregacion que dicen combatir.No la emprendo con los jovenes,que han llegado despues del Diluvio inicial y solo conocen los resultados del experimento,no como se inicio y como se llego hasta aqui.Quiero decir conocer en carne propia,claro. En fin,ojala no me banee como ya estoy acostumbrado por otro sitios y sigamos intercambiando ideas y vivencias.Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: