Política en Cuba

No es no

Por: José Raúl Gallego
El periódico Vanguardia publicó texto de la Dra. en Ciencias Jurídicas Mirtha Arely del Río, donde afirma que si el 24 de febrero gana el NO:

“significaría que la anterior Constitución, con más de cuarenta años de existencia, permanezca vigente, quedando la sociedad y el Estado varados en el tiempo, regidos por una ley fundamental que ya no logra dar respuesta eficaz a los desafíos actuales y futuros del proyecto social.”
Yo quisiera saber si existe alguna declaración oficial de las máximas autoridades implicadas en este proceso, que hayan confirmado que sea así. Porque si públicamente han reconocido que la Constitución del 76 ya no es viable, no creo que la solución sea mantenerla si gana el No, sino convocar a un nuevo proceso constituyente que corrija los errores del actual. El Partido y el Gobierno serían de los más interesados en seguir esa ruta, ya que fueron quienes planificaron y convocaron este proceso.
La ausencia de declaraciones oficiales acerca de qué ocurriría si gana el NO, no solo es una manera de evitar que la gente crea que esta es una posibilidad (por remota que sea) quitándole así fuerza, sino también de permitir el florecimiento de “versiones” que induzcan al voto más por aquello de “del mal, el menos”, que por un convencimiento real de que el nuevo texto constitucional es el indicado. Votar NO, no significa querer que se quede la Constitución del 76. Votar NO, significa querer que se apruebe una constitución mejor que la que hoy se ha propuesto. Solo eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: