Política en Cuba

Perder la condición

A los que estaban, a los pudieron estar, a los que lloraron por los que estuvieron, a todos los cubanos.

Por: Miguel Alejandro Hayes
Trato de rechazar cualquier intento de segregar lo que llamamos cubano y que cada cual lo siente a su modo. De ahí que no me guste usar la palabra exilio. Pero no se puede negar que lo hubo -y que lo hay.
No me refiero aquí a una condición legal, tema que conduce a los vericuetos del derecho, y que a los expertos compete. Hablo de una cualidad espiritual, sentimental, relativo al hombre que se siente y actúa como tal: que se exilia de su condición de cubano.
Pienso los grupos humanos como el sistema de los sujetos que los conforman. Por eso, se que un poco de Cuba donde haya cubanos; Miami -una parte de ella-, es Cuba -otra. Ahí habitan migrantes y exiliados.
Desde la frialdad de la distancia puedo ver el inicio de un conflicto: una pugna entre el -simbólico- nuevo país de los barbudos y que arrastra a muchos; y el otro, que se resiste a cambiar, en parte porque lo afecta, en parte porque prefiere seguir igual.
Para bien o para mal no pudieron convivir los dos países a la vez. El segundo se construyó fuera, a menos de 100 millas. Tal vez eso era inevitable y creo, que la legitimidad de las imagen del mundo que eran atravesadas por los hábitos, costumbres y tradiciones, no tienen sentido ser jerarquizadas. Se trataba de la disputa entre lo nuevo y lo viejo.
Lo malo empezó, como siempre, cuando se sobrepasan los límites. Una Cuba -azuzada, armada- atacaba a la otra. Entonces el conflicto pasa de la forma militar tradicional, a deshumanizarse y a convertirse en crimen.
Así se derribo un avión en pleno vuelo; así el ataque del que no aceptó la derrota pasaba a un “vale todo”; así se perdió la condición. Así, quienes lo hicieron, dejaban de ser cubanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: