Política en Cuba

¿Violaciones de la ley electoral?

Por: José Gabriel Barrenechea
Las autoridades, al igual que los ciudadanos, deben respetar las leyes. En el actual proceso electoral, puede aparecer alguna excepción.
Hasta el momento, veo que se han dado dos violaciones -nada despreciables- de la Ley Electoral vigente por parte de las autoridades de la Isla:

las de los artículos 164 y 171 de la Ley 72.

El artículo 164, en su segundo párrafo, dispone que la Comisión Electoral Nacional, en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), se ocuparán de disponer lo necesario para garantizar el ejercicio del voto por los electores que se encuentran fuera del territorio nacional el día del Referendo. O sea, de todos aquellos ciudadanos que a pesar de encontrarse en el exterior para el día del Referendo mantengan su residencia permanente en la Isla, estén inscritos en el Registro de Electores de Municipio, y en la relación correspondiente a la circunscripción electoral en que mantengan su domicilio.Un considerable número de electores, por cierto, quizás unos 50 000 o más.

Entre aquellos que aunque en realidad ya viven fuera de la Isla, mantienen casa aquí y viajan antes de que se cumplan los dos años a renovar su residencia, y los que simplemente se hallen en el exterior el día del Referendo en viaje de negocios, visita familiar o por cualquier otro motivo personal.
No obstante, en clara violación de lo dispuesto por el citado artículo 164, la Comisión Electoral Nacional decidió a fines de enero que:

solo votarían en el exterior el personal diplomático y los cooperantes cubanos de las misiones gubernamentales.

Los demás cubanos con ese derecho, si querían ejercerlo, manifestó Alina Balseiro, Presidenta de la Comisión Electoral Nacional, “tendrán que regresar a Cuba para el día 24 y

votar aquí”.
Por su parte, el artículo 171 de la Ley Electoral prohíbe enfáticamente la propaganda que hoy hacen las instituciones estatales y paraestatales cubanas por el Sí.
Debemos aclarar que este artículo evidentemente fue concebido solo para el caso de las elecciones de delegados y diputados. Ya que como puede desprenderse del hecho de que nunca se le realizara, a pesar de haber estado estatuido en toda la existencia del ordenamiento electoral posterior a 1976, no había voluntad política de hacer Referendos en la Cuba anterior al 19 de abril pasado.

El referendo estaba allí, al parecer, como una mera formalidad, y no como para realmente consultar a la población. Porque si algo aprendieron nuestros dirigentes a posteriori de mayo de 1980 y los sucesos del Mariel, es que no se podía estar tan seguro de la reacción de sus dirigidos, y que

el voto democrático es siempre una puerta decir No, a lo que fuera.

Al legislador del artículo 171 se le olvida por completo referirse a él, y solo se ocupa de las elecciones, por lo que solo nos dice que:
Todo elector solo tomará en cuenta, para determinar a favor de qué candidato depositará su voto, sus condiciones personales, su prestigio, y su capacidad para servir al pueblo.
La propaganda que se realizará será la divulgación de las biografías, acompañadas de reproducciones de la imagen de los candidatos, la cual podrá ser expuesta en sitios públicos o a través de los medios de difusión masiva del país…
En este sentido, una recta subordinación a lo dispuesto por el artículo 171 nos deja ante la realidad de que lo que deberían de hacer las autoridades, en el espíritu de su propia legalidad, es poner a competir la anterior Constitución con esta de ahora. Ya que en esencia lo que se va a decidir en el Referendo del 24 de febrero es si seguimos regidos por la Constitución de 1976, o si por el contrario adoptamos esta nueva de ahora.
Por tanto, en ese escenario absolutamente respetuoso del espíritu de la Ley, los electores solo podrían tomar en cuenta, para decidir por cuál de las dos constituciones se deciden:

las condiciones personales, el prestigio, la capacidad para hacer constituciones de los creadores de ambas.

O sea, que la única propaganda legal sería la divulgación de las biografías de, por un lado, Blas Roca y Fidel Castro, máximos constituyentes del 76, y por el otro de Miguel Díaz-Canel y Homero Acosta, constituyentes de ahora.
En todo caso, lo que si no es legal es ese empapelamiento nacional con propaganda por el Sí, o esas canciones de artistas nuestros que también lo piden y ahora transmite hasta el mareo la TV nacional, o ese retwitteo constante desde las cuentas de figuras gubernamentales… Porque van en contra de lo previsto por la vigente Ley Electoral, y de los deseos del Líder Máximo de la Revolución, Fidel Castro, de quien las autoridades actuales se dicen continuadores, de desterrar de nuestra vida social y política “toda forma de oportunismo, demagogia y politiquería”. O sea, de evitar que en cualquier elección los electores tengan en cuenta programas, o ideologías

(¿a fin de cuentas no hay una única ideología: la martiana, fidelista, marxista, leninista…, y un único programa: el de quienes ahora gobiernan, que a su vez heredaran quienes sean designados por ellos?).

Con su contraproducente actitud de hacer propaganda por el Sí, los actuales gobernantes pretenden ocultar que en esencia lo que hacen es marcar distancia de Fidel Castro y Blas Roca, que no son tan realmente esa continuidad de estos que se pregonan (al descubrimiento de lo cual se expondrían si de acuerdo con el espíritu de la Ley pusieran a competir las citadas biografías); y que por otra parte, y esto es lo más importante, que el NO solo puede significar la deslegitimación de su gobierno.
Que lo que se discute a fin de cuentas, es si los cubanos aceptamos seguir dejando el poder de decisión en unos cuantos, en base a una supuesta necesidad de unanimismo (Sí); o si por el contrario deseamos un nuevo ordenamiento político, social y económico en que tengamos real derecho a participar, y a nominar y elegir a algo más que a los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular (NO).

Esto es lo que verdaderamente se decidirá en el Referendo…

más nótese que yo, respetuoso de la Ley, solo señalo, no promuevo ninguna de las opciones. Eso, amigo lector, es asunto tuyo, en la soledad de la cabina electoral.

4 Comentarios

  • Iramis

    Me podría explicar el autor como el artículo 171 “prohíbe enfáticamente”? Le dejo aquí el texto del artículo en cuestión:
    ARTÍCULO 171.- Por un término no mayor de quince días y hasta la fecha fijada para la celebración de elecciones, se circula y expone en lugares públicos, las fotografías y biografías de los candidatos a delegados a la Asamblea Nacional del Poder Popular. El proceso electoral, en lo atinente, se lleva a efecto de acuerdo con lo dispuesto en los Títulos V y VI de esta Ley.
    Gracias 🙂

  • Iramis

    Puede el autor explicarme cómo el artículo 171 en cuestión?
    ARTÍCULO 171.- Por un término no mayor de quince días y hasta la fecha fijada para la celebración de elecciones, se circula y expone en lugares públicos, las fotografías y biografías de los candidatos a delegados a la Asamblea Nacional del Poder Popular. El proceso electoral, en lo atinente, se lleva a efecto de acuerdo con lo dispuesto en los Títulos V y VI de esta Ley.

  • Iramis

    Perdón esa era la ley anterior pero en cualquier caso en la 72 el artículo tampoco es aplicable a un referéndum. Huele su explicación compañero autor un poco a pie barato.

  • Jose gabriel barrenechea

    No esta en el espiritu de la Ley q se haga campana en base a otra cosa q a la trayectoria biografiable de los candidatos. No esta en su espiritu q se discutan entre si programas, leyes, o constituciones. Lo q me interesaba senalar era que viola la Ley en la interpretacion q de ella hacia Fidel, y q en realidad a nadie se le ocurrio escribir el articulo tambien para el caso del referendo porque no habia voluntad de hacerlo… es mas, no pasaba por la cabeza del legislador q alguna vez se hiciera realmente un Referendo. Ambas cosas son claras en el articulo. No obstante seria interesante q ud escribiera un articulo para iniciar asi la polemica sbre la Ley Electoral q pronto s cambiara…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: