Política

Lo mejor para Venezuela

Por: Miguel Alejandro Hayes

No se puede estar en el mundo hoy, del lado de los que luchan y de los que lloran, sin pensar y sin hablar de Venezuela. Lo delicado de su situación no puede confundir a la hora de tomar una postura en su conflicto interno.
Como la rutina de la pugna por el poder en sus estados más primitivos, ocurre que se desatan dos polos, y de ahí, el análisis formal lleva a tener que decidir. Claro está que un golpe de estado no se puede apoyar. Pero, ¿hay que defender a Maduro y a su gobierno ?
La forma en que la izquierda enfrenta la disyuntiva gobierno vs. oposición, no es nada novedoso respecto a sus ya tradicionales prácticas políticas. Aún hoy, seguimos permeados del estalinismo. Este, defiende las lacras burocráticas, militaristas, y a las burguesías disfrazadas con nuevos discursos ideológicos.
Consecuentes con ese paradigma “de izquierda”, el argumento ampliamente difundido, es que todo lo que sucede es resultado de un plan de EUA para tomar el petróleo de Venezuela. Es un poco más complejo el argumento, pero es eso esencialmente lo que se utiliza para explicar qué ocurre en Venezuela.
Hay que tener en cuenta que los términos en que se plantea un análisis determinan su límite, por eso, al encasillar toda la explicación al actual panorama venezolano dentro de la cuestión del enemigo, cualquier solución o resultado pensado, quedará en esos marcos. De ahí, que con dicha explicación extrínseca, se deje fuera de la escena -y carente de legitimidad- a todos eso venezolanos que protestaron por los presos políticos, por los precios, o por cuestiones de democracia. No es que tengan estos razón o no, pero es un hecho que estén protestando pobladores de barrio, y que lo hacen a través del ejercicio de su derecho, y sin ser invitados por el gobierno de EUA. Como he mencionado antes, no hay que tener granos para estar inconforme.
Defender a Maduro como salida, es signo de poseer todavía el mismo rasgo que hizo que en otros tiempos se apoyaran gobiernos autoritarios y estalinistas que tanto le gustaban a la izquierda, los mismos que aplastaron rebeliones y levantamientos populares ( por solo citar, Berlín, Hungría, Checoslovaquia, y los sucesos de Tiananmen).
No se puede negar que la crisis es un elemento al que las potencias extranjeras le intentan sacar partido, más en el caso de Venezuela, con una gran crisis. Ello no significa que se deba apoyar a un gobierno dispuesto a detener con violencia de ser necesario, un levantamiento popular.
El hambre, la cuestión de los que emigran, todo ello no puede pasar a un segundo plano a la hora de pensar en Venezuela “porque hay que defender la patria del imperialismo”.
Si se quiere hacer el socialismo en Venezuela, no puede ser a base de la escasez, de las necesidades insatisfechas, y sobre todo, en este clima que desmoraliza a las fuerzas progresistas que pagan con daños a su identidad política los errores del gobierno bolivariano.
El socialismo resulta imposible de construir yendo junto con burócratas, castas militares, arribistas y oportunistas, que explotan al pueblo por la vía del capitalismo de estado.
Propongo estar claros. Condenemos la injerencia imperialista, tan despreciable como siempre; y defendamos el derecho venezolano a su autodereminación. Ello no quiere decir, que se deba apoyar a Maduro como la mejor opción para Venezuela, y menos para el socialismo.

4 Comentarios

  • dederechakrnívora

    Nagnífico artículo. Aunque me sorprende que, siendo usted un consagrado socialista, pueda abordar con tanta objetividad el delicado asunto de Venezuela; eso demuestra, en mi carnívora opinión, madurez política.

    • Hayes Martinez

      Gracias por comentar. Es tu opinión, sin embargo, le sugeriría que leyera un poco más sobre el tema… También, que la política no es binaria. Puede el imperialismo atacar a un gobierno corrupto. No lo sabe? Hay muchos casos en la historia.
      Desgraciadamente, usted, y mucha izquierda está atrapada en la consigna y la estatolatría. En otros tiempos, usted sería de los que defendería hasta el final al estado soviético, tan totalitario e imperialista como los EUA ( con menos capacidad claro).
      Por último, eso que hay en Venezuela no es Socialismo. Sabe usted lo que es Socialismo??? No me extraña que mucha gente rechace el socialismo, porque si es la Venezuela de hoy… O usted cree que ese desastre ( con cifras económicas oficiales) es Socialismo?
      Insisto en que debería informarse un poco ( le puedo pasar link) de Venezuela (ah, medios de izquierda), ademas estudiar un poco sobre el socialismo, y sus teorías… y puestas en práctica.
      Por último, gracias por lo de terrible. Lamento no haber escrito la consigna que usted ( en buena medida por su desinformación) quería escuchar.
      Saludos

    • Hayes Martinez

      Perdone la contestación apurada. Estaba en la calle, y no es apropiado andar distraído con el móvil cuando se camina por la calle 23. Ahora le respondo con más calma.
      Primero, está usted en su derecho de que no le guste mi texto, no presumo de tener dotes de escritos. Pero sé que lo de terrible, no va por mi estilo de escribir, sino por lo que digo.
      De antemano, porque no si usted está familiarizado con este proyecto La Trinchera, le digo que intentamos construir un espacio de debate y diálogo desde diferentes posturas teóricas y políticas. Por eso verá textos que van desde casi un extremo al otro. La intención aquí no es hacer prevalecer ningún criterio, sino responsablemente expresar opiniones y argumentos.
      Por esta última razón, le pregunto, por qué es terrible el contenido de mi post sobre Venezuela? Yo expongo algunas de las cuestiones de la situación actual de Venezuela. Ninguna de ellas ni siquiera es muy relevante… Miremos con calma. Venezuela ha alcanzado una inflación de más del 2000 por ciento (lea a Claudio Katz en Rebelión, u otras fuentes de izquierda), eso significa que el salario de un venezolano no da para vivir, ni remotamente. No se piense que Venezuela es Cuba, donde el salario medio es casi la mitad de lo que se necesita para vivir (hay un artículo en Progreso Semanal al respecto, pero si no, saque usted la cuenta cuánto hace falta en Cuba al mes para vivir). Que aquí la cuantía del salario sea irrelevante para la vida, no quiere decir que en el resto del mundo sea así, de hecho, los que estamos raros somos nosotros.
      En Venezuela, lo normal es que si la principal fuente de ingresos (salario) no alcanza, haya pobreza, la gente pase trabajo, necesidad, hambre, lo que sea. Entonces, yo no me invento nada, si el salario no alcanza, en Venezuela se pasa trabajo. Ya sé que en Haití más, y en Burundi, y que la pobreza de EUA oscila alrededor del 40 por ciento, pero estamos hablando de Venezuela, y la pobreza de este país no se resuelve comparándola con otros.
      Bueno, la situación esa de escasez, claro, genera descontento, y todo lo demás. No voy a explicar que en ese clima, lo más normal es que la gente proteste… o quiere que también se queden callados? Es decisión de ellos… En resumen, si hay carencias, claro que habrá gente honesta que proteste… o vamos a caer en el infantilismo de pensar que todos los que están con el gobierno son los buenos, y los que no son los malos?
      Por otro lado… el socialismo… Usted considera que en Venezuela hay socialismo? Es libre de fisiológicamente creer lo que quiera… pero ha estudiado el socialismo usted, para afirmar que eso es socialismo? Yo, que no soy teóricamente leninista, le cuento que él dijo que el socialismo era usar las fuerzas capitalistas de la sociedad para el bienestar de esta. Si no se logra el bienestar social, no hay socialismo… sabe, la palabra indica a qué tributa la organicidad de la sociedad en cuestión. Y en Venezuela ahora mismo no es precisamente el bienestar social lo que abunda. Dicha lógica mía –amparada en Lenin, es cuestionable, claro-, pero usted asocia socialismo a un signo político (una postura respecto al poder del estado),en la que quien esté a favor de ese signo político es socialista, y quien no, no. En realidad, deberíamos ver el socialismo como mecanismo, como práctica, como aquello que dijo Lenin. Entonces, no creo que se sea porque se autoproclame socialista, sino porque realmente lo sea, porque logre la dinámica que le haga merecer el nombre. Claro que el imperialismo juega su papel ahí, pero estamos debatiendo sobre si es socialista o no Venezuela hoy, no sus causas, precisamente. Eso es otro punto, otro momento del debate…
      Asumamos que eso del gobierno de Maduro es socialismo… entonces, estar contra eso es estar en contra del socialismo? Es ese el único socialismo? Claro que no, se puede negar ese (suponiendo que lo sea) y apostar por otro, porque no hay un Socialismo, único, universal, hay diferentes formas de lograr ese bienestar social, en correspondencia con las circunstancias, la gente… muchas aspectos. Pero para usted socialismo no es una dinámica social, sino solo un signo político, por eso, todo lo que esté fuera de ese signo no es socialismo para usted.
      De todos modos, si le parece, y tiene el qué, igual me puede exponer por qué mi razonamiento en el artículo, o la información que uso sobre Venezuela está mal. De estar yo equivocado, no lo sabré si no me explica. Estoy abierto al diálogo. No es solo un acto de honestidad del intelecto dar las razones de lo que se afirma, sino una actitud ante la vida.
      Ahora, si solo buscaba la emisión de consignas desde extremos, lo siento, pero no es lo que se pretende en este espacio. Tengo la esperanza de que no era eso lo que deseaba usted, sino un debate constructivo.
      Perdone la muela. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: