• Onírica

    Lunes de involución

    Por: Jorge Fernández Era En recientes declaraciones a Cuba en Directo, el director del canal Cubavisión, Rafael Pérez Insúa, se llenó la boca ―cosa habitual en él― para expresar: Cubavisión se está reformulando, revisando todos los diseños de programación. Cumpliendo su promesa, el canal reajusta a partir de mañana su programación de los lunes haciendo énfasis en lo humorístico, con el objetivo de que los televidentes no piensen que porque sale del aire un actor, un programa muere; no piensen que porque la cosa se pone seria, dejaremos de reír; no piensen que porque el enemigo arrecia, llevaremos más recio a los amigos; en fin, que los televidentes no piensen.…

  • Onírica

    Macondo

    Por: E. Roca La vida la encontré en Macondo. Los pueblos vivos no tienen tiempo de morir ni de dar la vida; hay que regar el huerto, bañar a los chiquillos, estudiar la alquimia y los hechizos. Los pueblos vivos no tienen tiempo para las urnas ni para consignas. Hay que trabajar mucho aquí, me dijo Arcadio, para estar pensando en la diferencia entre el azul y el rojo. Y si Úrsula quiere pintar la casa de blanco, será pintada pues, del color que Úrsula decida. Me senté a llorar, con los libros entre las manos, en medio de aquella polvareda de casas de paja, fango y madera. Después de…

  • Onírica

    Laminarios XVI

    Por: Kmilo Noa Una granada de fragmentación sobre el brocal de un pozo Hojas ramas fango charcos de lluvia calor extracción Hago dibujos infantiles con un trozo de tiza rallo signos sobre la acera pinto algo con sexo dibujo algo parecido a una vulva algo medio fálico también Dibujo a Freud y sueño con él con una granada de fragmentación en su mano accionando el mecanismo frente al brocal de un pozo que es mi cabeza suspendida extrayendo hojas secas basura un agujero vacío sin límites Freud es un dibujo a tiza sobre mi espalda Freud es una bomba y su palabra una granada de fragmentación Freud me da hambre…

  • Onírica

    El mejor periodista

    “Por supuesto, no todos los periodistas actúan de este modo venal. No son plumas a sueldo. Algunos prefieren quemarse.” Por: Juan M. Ferran Oliva En mi fugaz paso por el periodismo, al frente de la Página Económica del Periódico Granma, decidí incorporar un redactor estrella. Su misión consistiría en elaborar diariamente un editorial o criterio de la Página. La Dirección aprobó mi propuesta y desplegamos la convocatoria. Fijamos pautas exigentes y no mencionamos la remuneración pues era la época de los estímulos morales. Lo contrario era mal visto. Llegaron muchas respuestas y entre todas destacó una seleccionada al unísono por los evaluadores. Llenaba ampliamente todos los requisitos, incluso los superaba.…

  • Onírica

    Pundonor

    Por: Norma Normand Cabrera Eliseo, el respetable comerciante descendiente de rancios inmigrantes españoles, “vio nacer” a Ketty, hija menor de la joven pareja que desde su casamiento, más de ocho años atrás, vivía en la casa aledaña. A partir de entonces entablaron excelentes relaciones de vecindad y hasta llegaron a ser buenos amigos entre sí, en particular las mujeres. Por eso, la esposa del viejo, amable y generosa, en representación de la madrina oficial, llevó a la niña a la iglesia el día del bautizo, y como la acunó en su regazo durante toda la ceremonia religiosa pasó a ser llamada su “madrina de brazos”. La pequeña crecía linda e…

  • Onírica

    Te toca ser ingeniera y madre nuevamente

    Querida Adriagna: Las circunstancias precisamente no son las más ideales en estos días cuando todo debería ser sonrisa, júbilo y alegría. Nos sentimos tristes, llenos de incertidumbre y preocupación gracias a un sentimiento que se ha hecho tan grande que ni las propias palabras, incluso los hechos, pueden explicar: la amistad. Lo que más nos duele es enterarnos tarde, cuando muchos de nosotros casi celebrando la víspera de año nuevo, mientras tu familia difícilmente pegaba ojo acompañada por la compañera infaltable del pesar, las lágrimas, esas que siempre son útiles para expresar lo mismo dolor que alegría, sin importar la causa de su surgimiento, incluso, a pesar de ello, tienen…

  • Onírica

    Laminarios XI

    Por: Kmilo Noa En la carretera el soldado desconocido chapea el marabú de las vallas. Su camisa verde-olivo está empapada de un sudor parecido a la sangre de los mártires. Imágenes pintadas sobre cal viva puestos a exhibir el trompeteado sacrificio solo reservado para los muertos de la patria.

  • Onírica

    Gramsci y la navidad

    Queridísima mamá, ésta será la quinta Navidad que paso privado de mi libertad, y la cuarta en la cárcel. Verdaderamente las condiciones de detenido en las que pasé la Navidad de 1926 en Ustica eran una especie de paraíso de la libertad personal en comparación a las condiciones de encarcelado. Pero no creas que mi serenidad disminuyó. Envejecí por cuatro años, tengo muchos cabellos blancos, perdí los dientes, ya no río con gusto como antes, pero creo haberme vuelto más sabio y haber enriquecido mi experiencia de los hombres y las cosas. Además no he perdido el gusto por la vida; todo me sigue interesando y estoy seguro que aun…

  • Onírica

    Brain’s theft

    Por: Kmilo Noa Si Oskar Vogt viniera a estudiar mi cerebro tan minuciosamente (como mi madre aparta la basura del arroz de la basura comestible) y metiese sus dedos en mi cavidad craneal, Iba a darse cuenta que mi cerebro es una glándula donde puede encontrarse contenida toda la miseria del mundo. II Si yo pudiera infiltrarme en el Panteón de los Cerebros de Moscú me robaría el cerebro de Máximo Gorki y le extraería la glándula escritural tendría que limpiarla con extremo cuidado para después comérmela untada en mayonesa. Si yo pudiera infiltrarme en el Panteón de los Cerebros de Moscú me robaría el cerebro de Máximo Gorki e…

  • Onírica

    Poder constituyente

    Por: Hamori Toltor Quiero hacerme una constitución, puesto que ya soy viejo y me han cambiado muchas cosas Artículo Primero Mi cuerpo tiene las mismas partes y órganos que antes. Tan solo perdí una uña, pero me volvió a salir Artículo Segundo Ha cambiado la extensión de mi cabello, me han salido nuevos lunares, y últimamente no suelo afeitarme Artículo Tercero Refórmese esta constitución cuando algo de lo antes mencionado cambie