Cultura

¿Cómo hacer un gel de manos?

Les voy a dejar aquí la receta para un gel de manos práctica y bastante fácil de hacer en sus casas.

Ingredientes:

-Gel (da lo mismo si es de ultrasonido, de pelo, lubricante hidrosoluble, lidocaina en gel).
– Alcohol (de más del 70%).
– Zumo de limón.

Preparación:
mezclar 3 partes de alcohol con 1 parte de gel y agregar 10 gotas de zumo de limón (elimina la pegazón del gel y el alcohol).

Modo de uso:
Usar cada vez que creas necesario higienizar tus manos.

Nota: recomiendo los geles transparentes o cremas gelificadas de aloe vera. Si quieren, le pueden agregar fragancias alcohólicas, tipo perfumes o colonias a su gel de manos.

Dr Yoniel Suárez Guerrero. Residente de Medicina Familiar

También le puede interesar 

El aprendizaje mismo tiene como eje impulsor principal la experimentación de estados emocionales que promueven dicha adquisición de información. Se comenzamos haciéndose por imitación y sensaciones percibidas emocionalmente (a través del sistema límbico principalmente) por parte de nuestros padres o cuidadores primarios. A medida que se van van incorporando mayores capacidades cognitivas, este abanico de inputs o estímulos externos influyentes va siendo cada vez mayor y más poderoso en los aprendizajes cognitivo y conductual.

Ellas son las responsables de que, por ejemplo, nos los sbresaltos al ver a alguien sufriendo un accidente o dándose un golpe, o de las emociones cuando a alguien le pasa algo bueno, aunque sea en una película.

Cuando las neuronas espejo hacen lo suyo, se ponen en funcionamiento los mismos circuitos y áreas del cerebro que en la persona que se observa haciendo o sintiendo eso que se percibe en ellas. De tal manera, se puede llegar a sentir emociones como propias aunque no se estén teniendo los estímulos que las evocan, sino que se perciben y se reflejan de otros.

Así mismo, los estados emocionales propios pueden tener una gran influencia en el de los demás. Sobre esto, el autor antes mencionado señala que cada uno de los seres humanos es en buena medida responsable de cómo determina los sentimientos de las personas con las que día a día interactúa, tanto a nivel positivo como negativo.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas