Cultura

Liliana Felipe, pasión por la verdad

Por: Alberto Miguel de la Paz Suárez

Tengo la impresión, gratísima por demás, de haber estado en el lugar adecuado, a la hora propicia, y ese día fue el pasado jueves 4 de marzo, cuando frente a la pantalla televisiva puede afianzar lo martiano-verdadero-revolucionario, durante la emisión de “La Pupila Asombrada”. Sin dudas una muestra de que el arte, el verdadero arte, cultivado, centelleante en el pensamiento y los corazones es el modo más corto para llegar al triunfo de la verdad.

El espacio, esta vez, versó sobre mujeres creadoras, aquellas que abren brecha de luz para el camino de otras, y en este caso incluso para las formas de hablar sobre las Mujeres en nuestros medios, reconociéndolas por si mismas, sin las molduras del patriarcado.

Presentamos, próximos a la celebración internacional del Día de la Mujer; los caminos de arduo bregar recorridos por tres latinoamericanas, de las que hace un tiempo —no demasiado antaño— habríamos reconocido, quizás, su obra, pero nunca que esta, su compromiso social, y su fuerza vinieran de su orientación sexual homoerótica y del combate por el propio reconocimiento; atreverse a vivir su diversidad y mostrarse al mundo plenas, humanas.

Entre ellas la que para mí fue un descubrimiento, una provocación, una búsqueda futura, un aprendizaje. Desde el piano donde no ejecuta melodías para otros concursos que no sean los del hombre en su rol social, Liliana Felipe, argentina, mexitina según se define por reconocer su cultura de origen mezclada a la de acogida —mexicana—; nuestroamericana, sabroso gentilicio para honrar personas destacables por poner voz a los silenciados de América, músico independiente, lesbiana, casada con la actriz mexicana Jesusa Rodríguez, con quien sostiene una pareja creativa, amorosa, militante. 

Se han casado varias veces, con participación mediática como ejercicio de discurso social dirigido a las nuevas generaciones para que pierdan el miedo al control y apuesten por la expresión genuina de sus verdades.

Juntas montan espectáculos como «Diálogos entre Darwin y Dios», a modo de performance musical para denunciar los modos en que la religión ha sido usada como mecanismo de control, de fractura social y de dominación, muy alejado de su propósito ético—axiológico.

También le puede interesar

Liliana canta acompañada de su piano: “Nos tienen miedo, porque no tenemos miedo”; y con Jesusa, se dejan la piel de mitin en mitin, por la lucha social, el empoderamiento de las izquierdas, la equidad y el bienestar animal; recordándonos que el miedo ha cambiado de casa después del triunfo de las resistencias sobre las dictaduras en Latinoamérica.

Alejada de la industria musical, de los premios y los grandes foros, por propio ejercicio militante, Liliana Felipe revela sobre la banalización de la música: “es un fenómeno inducido por el poder patriarcal, nadie quiere ser banal, pero el poder otorga «el poder» de decidir que música necesitamos, a quien no es consciente de la fuerza de la música en el espíritu, y nos engatusan con sensiblerías, así nos dominan, porque nos permiten creer que «decidimos» sobre la música que escuchamos, nos acompaña y por ende nos define…”

Animalista declarada argumenta Liliana: “Me cuesta hablar de justicia con quien tiene delante, sobre la mesa, el cadáver de lo que antes fue un ser vivo. Nos enseñaron a comer lo que poder dice que hay que comer porque es bueno para nosotros. Eso nos garantiza que estemos después un poco enfermos porque también «por casualidad» son dueños de la Industria Farmacéutica…”

Gracias al equipo de “La Pupila Asombrada”, por presentarnos a esta mujer, a estas mujeres, plurales, comprometidas con Cuba y sus luchas que además alertan sobre un fenómeno que asusta ver repetido una y otra vez, con harta frecuencia en Latinoamérica, y es que el concepto de Democracia se trueque en instituciones secuestradas, y al unísono convocan a que hagamos una mirada, otra, al universo que nos rodea, y elijamos nuestro punto de ubicuidad para el hacer cotidiano, conscientes de que:

Derecha es: yo

Izquierda es: nosotros

Autor

  • Graduado de Dirección en Radio, Cine Y Televisión en FAMCA, ISA. MSc. Realización Audiovisual. Realizador, guionista y profesor Universitario.

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas