Culture

De copas y calendarios

copa mundial de futbol.

Por: Ana Barnes 

La FIFA ya comunicó el calendario de la Copa Mundial de Qatar, que no se parecerá a ninguna otra. Sucederá durante el invierno, del 21 de noviembre al 18 de diciembre, lo cual ya es bastante original pero comprensible, teniendo en cuenta el rudo e inapropiado clima de la región para un evento de esta índole. Se inaugurará en el Al Bayt Stadium, de Al Khor City. La fase de grupos durará solo once días, y esto la hace una de las más apretadas de la historia de las Copas. La competencia, para completar la diferencia, comenzará un lunes.

Los organizadores han tratado de programar todos los partidos en ese calendario recortado, y el resultado es un programa muy denso, con cuatro juegos por día. Es decir, uno cada tres horas. Los equipos solo tendrán tres días de descanso entre partidos. Por suerte, las instalaciones deportivas están bastante cerca entre sí, por lo que no tendrán que viajar mucho. Tampoco tendrán que subirse a un avión, ni sufrir los cambios de horario, como en Rusia.

Ya para los octavos de final, el calendario se reduce a dos juegos por día, uno en la tarde y otro en la noche. La final está programada para el domingo 18 de diciembre, para terminar con un poco de “normalidad”. Esta fecha, que es además día de fiesta nacional, cierra el mundial en el Lusail Stadium, en el que se esperan ochenta mil asistentes. Este estadio, construido en el centro de una nueva ciudad, imita las formas de las lámparas fanar, en homenaje a la más antigua tradición artesanal del Medio Oriente.

Lusail Stadium

Ahí se entregará el trofeo de la más esperada competencia mundial, cuyo emblema tiene “las formas suaves y ondulantes” de los desiertos de arena de la región en su cifra 8, que además de considerarse el símbolo del infinito, subraya “las innombrables interconexiones” que implica un acontecimiento de esta magnitud, según explican sus diseñadores.

Emblema Qatar 2022

Además del ansiado trofeo, los ganadores recibirán homenajes y medallas que, por cierto, no siempre quedan guardadas como un tesoro: un jugador del equipo francés, ganador del Mundial de Rusia de 2018, vendió su medalla en la casa subastadora Julien’s Auctions por 65.000 euros. La casa subastadora no quiso revelar el nombre del jugador, pero sabemos que no es el único, pues medallas de oro de los Mundiales de 1994 y 2002, ganados ambos por Brasil, han sido subastadas por 44.000 y 46.000 euros respectivamente.

Por supuesto, todo esto queda bien alejado de quienes construyen las ciudades e instalaciones para el Mundial. Como los trabajadores de Qatar Metal, a cargo del gran estadio Al Bayt, que no recibieron sus salarios por siete largos meses. La mayoría, mano de obra llegada de Africa y Asia, cuyas dificultades, bien conocidas por el ministerio del trabajo qatarí y el organismo encargado de la organización del Mundial, tardaron todo un año en solucionarse. Un calendario menos apretado que el de la competencia, indudablemente. Una de esas oscuras historias detrás de la Copa…

También le puede interesar 

Fichaje

copa mundial de futbol copa mundial de futbol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas