Política en Cuba

Déjennos contar nuestra historia

Por: Carlos Lechuga

Cuba vive una de las situaciones más tristes del mundo y lo seguirá viviendo. El pueblo, desarmado, pacífico salió a exigir por sus derechos y el gobierno armado comenzó un linchamiento. Mataron, secuestraron, fueron casa por casa a recoger a la gente. Para colmo de males el mismo gobierno que comenzó la masacre quita el internet para robarse la narrativa, la historia, el qué y cómo pasó.

Después de varios días de tibieza por parte de la prensa extranjera, el mundo se traga el discurso de los gobernantes de la isla y una vez más no le creen al pueblo. El pueblo cubano una vez más tiene que aguantar que cualquier izquierdoso de mierda que se ha pasado tres días acá con un coco en la mano vacilando a nuestras mulatas piense que todo es una mentira. Que el gobierno es la víctima, que el pueblo delira.

La izquierda latinoamericana que enjuicia el colonialismo es muy colonialista con su percepción de la isla. Cuando un “amigo de Cuba” dice que hay que resistir, que tenemos que seguir siendo la luz de América Latina mientras se come un churrasco, está apretando el gatillo contra el pueblo cubano. Estamos solos. Apártense a un lado y déjennos contar nuestra historia.

También le puede interesar 

Hay gente. Por Ariel Montenegro. Hay gente que, como yo, no tiene USD, pero a diferencia de mí, no los necesita. Hay gente que vota cada cinco años, pero a diferencia de mí, decide más que los diputados. Hay gente que tiene libreta de abastecimiento como yo, pero no coge los mandados. Hay gente que trabaja con el mismo horario de oficina que yo, pero que no se preocupa en cómo va llegar todos los días en hora y cómo regresar. Hay gente que no paga renta, igual que yo, pero que a diferencia de mí, tiene casa que no compró. Hay gente que, como yo, no hace colas, pero que a diferencia de mí tiene aceite de oliva, mantequilla y queso. Hay gente que cobra un salario del Estado, igual que yo, pero a la que el mismo parece alcanzarle. Hay gente a la que le gusta los cigarros, el ron, los mariscos, la carne de cerdo, la res, el jugo  frutas, la rúcula, el ajo y la cebolla, como a mí, pero a diferencia de mí, no derrochan todo su tiempo y salario en tratar de tenerlos, al menos, una vez al año. (Continúa…)

manifestaciones en Cuba, manifestaciones en Cuba

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas