Entrevista

Me da lo mismo probar un teorema, que escribir una canción

Un estilo original definen el arte de Ciro Javier Diaz Penedo. Guitarrista y matemático, en las notas musicales de su instrumento confluyen la ciencia y el ingenio, lo irónico y mordaz. Exponente del punk caribeño, Ciro continúa desde los números; buscando el infinito en la música.

Entrevista realizada por Sender Escobar a Ciro Javier Díaz

El proyecto Porno para Ricardo constituyó la expresión irreverente de una generación. ¿Cuándo y cómo entras a formar parte del grupo?

Yo tenía 20 años cuando entré en Porno para Ricardo (PPR). Por aquel entonces, Luis David, que tocaba conmigo en otra banda llamada WAM, estaba montando algunas canciones con Gorki. Necesitaban un bajista y yo, que estaba ansioso por tocar, me sumé. Estaba empezando la carrera de matemática y Luis David estaba en cibernética. Ambos éramos egresados de la Lenin, y Gorki venía del mundo de la plástica, había estudiado en el taller de Manero y trabajaba en el taller de serigrafía del ICAIC. El grupo tuvo varios bajistas desde el comienzo, que entraban y se iban (hasta una canción les hicimos…), en esa primera etapa el que más duró con nosotros fue Oscar Pita, quien además tocaba en Darkening, estuvo en el grupo hasta el 2003, cuando encarcelaron a Gorki.

Además de ser el guitarra líder de Porno… también cantaste algunas de las canciones más icónicas del grupo. ¿Los arreglos musicales también eran de tu autoría?

Porno para Ricardo

Gorki ya tenía algunas canciones compuestas cuando empezamos, todas ellas aparecen en el disco Rock para las Masas Cárnicas con arreglos hechos entre los cuatro. A partir del segundo disco comenzamos a componer Gorki y yo. Cada uno hacia sus canciones individualmente, pero las firmábamos entre los dos, al estilo Lennon-McCartney. Es fácil reconocer de quién es cada canción porque cada cual canta las suyas, excepto El Comandante, que es una canción de mi autoría pero que cantamos entre los dos.

Cuando Gorki sale de la prisión, las letras se vuelven muchísimo más contestatarias y políticas. Nosotros abrazamos una temática social, usamos un lenguaje híper directo, un estilo que ha sido muy común en el Punk. Nosotros seguimos nombrándonos un grupo punk, aunque nuestra música es bastante eclética. En lo referente a los arreglos, vale mencionar los aportes de Hebert Domínguez, que estuvo con nosotros durante buena parte de esta segunda etapa, donde grabamos los discos A mí no me gusta la Política, pero yo le gusto a ella, Compañeros, Soy Porno Soy Popular y El álbum Rojo Desteñido (un auto titulado Porno para Ricardo). Por esa época también Luis Davis emigró para Canadá y Renay Kairús entró en la banda, y estuvo en ella durante varios años. También podemos destacar la participación de Renay en los arreglos, sobre todo en lo referido a la percusión.

Gorki y Ciro

¿Cuándo decides formar el proyecto la Babosa Azul y porque este sugerente nombre?

El nombre La Babosa Azul (LBA) no tiene ningún significado especial, yo estaba medio loco en la Lenin con tanta persecución para que me cortara el pelo y me la pasaba repitiendo frases tontas, una de ellas era …La babosa es azul del mar. Acabé poniéndole así al grupo que recopilaba todo aquello que yo escribía fuera de PPR, era mi proyecto personal donde yo experimentaba en otros géneros. Creo que es un proyecto que, visto de esa forma, siempre tuve. He grabado 5 discos con LBA: Idioteces urbanas, Cuando Amanezca el Día, No Digas Nada, El Último, My Chances. El proyecto dura hasta hoy porque, como mismo no comenzó nunca, tampoco acabó nunca.

Ciertamente, las dificultades para presentarse en público abundaron, tanto con los Porno como con La Babosa Azul ¿Cómo hacían para la promoción de sus temas e intercambio con los seguidores de su música?

Abundaron porque, no solo estaba censurado el grupo, sino cada una de las personas que en el estaban. Así pues, las presentaciones tenían que ser clandestinas o de lo contrario éramos arrestados. Después de pasar a encabezar la lista negra artística de la seguridad del estado, las presentaciones se volvieron clandestinas, en sitios abandonados o en patios de casas. La promoción se hacía a través de amigos que se lo decían a otros amigos, siendo conscientes de que no debía llegar a oídos de ningún posible informante, y los conciertos eran para poca gente, entre 50 y 100 personas. Por ponerte algunos ejemplos: tocamos en el cine Avenida que estaba abandonado, en patios de casas, recuerdo dos en Boyeros y uno en Santiago de las Vegas. Un concierto buenísimo en la Casa de la Cultura de Matanzas, donde alguien nos incluyó en una maratón de grupos sin decírselo a nadie. Este último lo atesoro, porque pude ver a decenas de muchachos a los que no conocía, que se sabían las canciones de memoria y estaban eufóricos coreándolas. Aquí te lo dejo .

¡En cuanto a la música, se distribuía sola! ¡Y a qué velocidad! El disco La Política era un demo cuando mi hermano se lo copió por error a una amiga que fue a mi casa a buscar música. En dos semanas, la gente en la calle me hablaba del disco… ¡del disco que no había salido! Incluso ya estábamos censurados antes de que el disco saliera.

La canción El profesor, de contenido autobiográfico, se refiere a tus años de docencia. ¿Qué puedes contarnos sobre esa época cuando… eras feliz parado allá delante, tragando tiza y hablando sin parar?

Bueno, el magisterio fue una de mis vocaciones, que la Tiranía me obstaculizó. A mí siempre me gustó dar clases, y no solo eso, sino que era bueno haciéndolo. Tanto es así que la Facultad de Matemática me pidió para quedarme en el departamento de ecuaciones diferenciales, como profesor, al terminar la carrera, cosa que no pudimos hacer, otros cuatro colegas y yo, a los que nos expulsaron por no tener aval político. Así ocuparon esos puestos dos comunistas que eran de la preferencia de la Tiranía. Continué dando clases particulares, como dice la canción, la cual toqué en el festival de la FEU unos dias después de recibir la noticia y componerla. No pude cantar el último estribillo porque el cine Riviera estaba parado, aplaudiendo tan estrepitosamente que no se oía nada. No tengo imágenes de ese concierto, pero la canción está grabada con más instrumentos, en otro link

Ciertamente, el humor y la ironía están presentes en muchas de tus canciones. ¿Cómo respondes a los que te tildaron y tildan de inmaduro y otros alabanciosos epítetos?

I really don`t give a shit.

Eres matemático de formación, ¿cómo manejas el paralelismo entre la música y la ciencia?

Pues con ciertos cortocircuitos en el cerebro. Creo que me da por etapas, hay veces que quiero dejar por completo una cosa y dedicarme a la otra. Ahora que tengo a mi hija de un año, tengo más responsabilidades, no puedo simplemente dedicarme a lo que me dé la gana, tengo que pensar en ella, así que, por lo pronto, trabajaré más en la matemática y la música vendrá a ser como un hobbies upgraded. Yo creo que a mí me gusta ser creativo, así que me da lo mismo probar un teorema, que escribir una canción, dar un concierto que dar una clase. Creo que ha sido bueno tener otro lugar a donde escapar, cuando se te cierran las puertas. De hecho, haberme expulsado de la educación, le valió al partido comunista unas cuantas canciones.

 Continúas superándote profesionalmente en Toronto, en la Ryerson University. ¿De qué se trata tu postdoctorado?

Actualmente, soy investigador en la universidad Ryerson, donde estoy trabajando en el desarrollo de métodos numéricos para resolver ecuaciones integrales en derivadas parciales, asociadas a problemas de finanzas. Anteriormente, durante el doctorado en Brasil, trabajé en aproximación numérica en el área de mecánica de fluidos en medios porosos, y en la maestría lo hice en el área de ecuaciones diferenciales estocásticas. He trabajado en diferentes áreas y tengo varios artículos en revistas científicas importantes, el último en SIAM: Multiscale Modeling and Simulation. Ha sido un periodo bastante productivo en la ciencia, donde tampoco he dejado de hacer, componer y dar conciertos.

También puede interesar

Un aspecto destacable es la calidad instrumental de tus canciones. ¿Eres de formación autodidacta o, antes de licenciarte en Matemática, estudiaste guitarra?

Yo me gano la vida como matemático, actualmente hago un postdoctorado en la Universidad de Ryerson, en Toronto, donde vivo. La música la estudié de manera autodidacta, pero era mi gran pasión, así que puse en mis canciones y en los arreglos todo lo que pude. Hay que decir que, a lo largo de los años, toqué con varios buenos músicos como William Martinez (guitarra), Pablo Abreu (Drum), Hebert Domínguez (Bajo) y otros que aportaron mucho a la interpretación. A mí me gustaba hacer los arreglos de mis canciones porque era divertido, pasaba muchas horas haciéndolo. A mí me gustaron, los demás que aguanten…como dice Alejandro Sanz.

¿Sigues formando parte del grupo Porno para Ricardo?

Sí, en los últimos años hemos tenido varias presentaciones internacionales (creo que más que conciertos en Cuba, en toda la historia) y yo viajo con Gorki y los muchachos para los conciertos. Desde el 2014 hasta hoy, hemos tocado en Polonia (2), España (3), Estados Unidos (2), Alemania (1) , Colombia (2), Argentina (3) y República Checa (5). Incluso grabamos un disco por el 20 aniversario de la banda en Argentina, bajo el patrocinio de CADAL y el amigo Gabriel Salvia en el 2018… 20 años de carrera delante de la policía.

En la actualidad ¿qué estás preparando con La Babosa Azul?

Me he mudado para el inglés, porque ahora vivo en Canadá, así se puede escuchar en nuestro último disco My Chances. He hecho algunas nuevas canciones, ahora que estoy armando el grupo de nuevo y…  una curiosidad: adivina quién es el baterista… nada más y nada menos que Luis David, que también vive en Toronto. Mira tú las vueltas que da el mundo y las agradables sorpresas, aunque siguiendo con las cosas que nunca cambian… ¡no tenemos bajista!

También puede interesar

Un comentario

  • JOSÉ REPISO MOYANO

    Tires por donde tires y digas lo que digas, recurras a lo que recurras, ser ético está basado únicamente en un SABER VALORAR solo racional porque, sin irte a vetos o a desatenciones, tú vas decentemente un día y otro a ayudar al que ofrece sin confusiones todo ése amplio contexto que es lo racional, delimitado y aplicado bien, quedando siempre irrebatible, claro e incorrupto.
    Por lo tanto, AYUDAR al racional o al que demuestra objetivamente razón o lo arbitrario-limpio (donde no sueles estar tú nunca al servir tú a todo menos a la razón, sí, no engañes, por seguro) es solo no ser un destructor del respeto, de la educación, de la honestidad, etc, ¡y basta ya de tantas mentiras que una y otra vez se defienden y vosotros también inmoralmente defendéis! Así es decentemente. https://es.quora.com/profile/Jos%C3%A9-Repiso-Moyano-2 José Repiso Moyano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas