Esto

Apelar al diálogo antes que a la violencia es honrarse uno mismo. Pero este diálogo del que hablo no es ir a pedir por favor un cambio. Es presentarse con un plan, es saber qué Gobierno queremos