Política en Cuba

Jinetes de la esperanza

Por: Sender Escobar

Una sonrisa avanza sobre un caballo y sus acompañantes velan por el desarrollo del proceso, junto al inusual jinete, son parte de la más humana de las cabalgatas. No es solo el ocio y el entretenimiento quien guía a uno de los animales fundamentales en el desarrollo del hombre a lo largo de la historia, es la sanación, física y sicológica, el objetivo de la ronda curativa.

Karla Picart (Imagen: Nexos)

Influida por vivencias personales, Karla Picart, directora del documental Jinetes, testimonia las historias de dos niños: Bastian, paciente con Trastorno de Espectro Autista y María José, con Síndrome West, y el proceso de evolución a través de la terapia asistida con caballos, tratamiento destinado a la mejoría de pacientes con afectaciones físico-motoras y trastornos sicológicos o de comportamiento.

Fundado en su hogar en el 2003 el primer centro de Equinoterapia con carácter científico para niños con Espectro Autista, el mundo de los caballos ha formado parte de la vida personal, sentimental y creativa de Karla. El proyecto cierra en el 2010 por problemas de sostenibilidad logística y humana, por lo que Jinetes se convierte también en el homenaje a una obra sin otro fin que el de brindar humanidad y esperanza a quienes padecen de enfermedades de complicaciones específicas, así como al personal que desinteresadamente ofreció y ofrece su tiempo y recursos para dar continuidad a un tratamiento alternativo beneficioso, no solo de quienes sufren los padecimientos generados por la enfermedad, también a la familia de los niños que observan y manifiestan la evolución notoria de sus hijos.

Sin embargo, no es una terapia extendida en el sistema de salud cubano. Las afectaciones provocadas por el poco apoyo institucional y el desconocimiento de entidades encargadas de la atención al sector de la educación especial, han derivado en dificultades como disponer de los implementos necesarios para el desarrollo de la actividad e insuficiente asistencia clínica para un mejor desenvolvimiento de la terapia. Estas circunstancias han sido paliadas por quienes no se dan por vencidos, conscientes de la importancia de su labor.

Jinetes, Tesis de grado de la Licenciada en periodismo Karla Picart, con música original de Daniel Torres Corona, ofrece el testimonio de la abuela de María José sobre la atención a su nieta en la Habana del Este, en un centro particular, trasladada con apoyo del MINSAP. Donde evidencia el desconocimiento de la dirección de salud de este municipio sobre el programa de rehabilitación para niños con discapacidad en El Bacura y la terapia en sí.

Por otro lado, la historia de Bastian es contada por su madre, quien narra su tratamiento en la Feria de Rancho Boyeros, el cual fluye también con ciertas dificultades, lo que no impide en ambos casos que se realice satisfactoriamente un procedimiento que, a pesar de su demostrada efectividad, no cuenta con el respaldo científico suficiente a nivel nacional.

También le puede interesar

El acercamiento a quienes viven la difícil realidad de las limitaciones de sus niños y el desenvolvimiento sui generisde su vida, centrada en el apoyo incondicional, es visible en escenas de la cotidianidad de los protagonistas y lo narrado por estas mujeres.

Estas circunstancias expuestas pueden ser las vivencias de muchas familias que también atraviesan por situaciones similares, donde solo la fuerza y el empeño ha posibilitado continuar adelante, a pesar de los tropiezos y flaquezas propias, cuando ha parecido que la vida les cerraba todas las puertas. Si bien no es un fenómeno silenciado, la importancia de concientizar y trabajar en beneficio de personas que padecen estas enfermedades en pos de un desarrollo armónico, el documental Jinetes es una manera de pagar una deuda de gratitud hacia quienes trabajan desde el anonimato diario en beneficio de la sociedad, sin otra recompensa que la satisfacción espiritual de influir positivamente en quienes saben querer, y a otros seres llenos de nobleza y lealtad: los caballos.

A pesar de las afectaciones inevitables causadas por la pandemia de la COVID-19 y otras carencias materiales, la realización de Jinetes no se detuvo. Obra que galopa hacia su objetivo, el documental de Karla Picart, no es una historia donde la relevancia discurra más allá de quienes sienten que ayudar es un deber, ni la carga sentimental, inevitable en temas como estos, caiga en el plano de lo cursi o intencional, para conmover a quien observa el documental. La oportunidad de crear ha sido para la periodista el proceso ideal de quien vivió el efecto sanador de un trote en el alma de un niño. No es Jinetes una denuncia a lo que se padece, es una muestra de lo logrado sin importar las dificultades, cuando cada día la cabalgata inicie, igual que la llegada de la esperanza, con amor.

documental Jinetes

Autor

2 Comments

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas