Política en Cuba

Las calles son de los Laboristas

Por: Arturo Mesa 

¿Usted se imagina a los ingleses diciendo que las calles son de los Laboristas? ¿O a los Alemanes que son de los socialdemócratas, o a los americanos que son de los Riflistas? Las calles son de todos porque el gobierno, el buen gobierno, el estratégico, el comprometido, el sano, el innecesariamente necesario es para todos (mientras cace ratones, ¿recuerdas?). Además, tendrías que empezar por definir qué es un revolucionario. Porque para mí es aquel que transforma en mejoras aquello existente. Y de ser así, ahora mismo estamos rodeados de tremendísimos contrarrevolucionarios. Contrarevolucionarios, económicos, alimenticios, energéticos, políticos, estratégicos, de ordenamiento y conceptualización. Viste. Los términos estigmatizan, los conceptos marcan y las palabras de socialismo y capitalismo también. La política es cada vez más sucia y cada vez siente uno menos deseo de ser ni de uno ni del otro lado, tan solo contribuir y ganar; o ganar y contribuir según la prioridad. Por querer ser tan revolucionarios, se llenan las oficinas de cuellos anchos y al campo no va nadie. ¿Por qué quieres catalogar a quien solo quiere hacer música o viajar o educar? ¿Qué me importa a mí el Partido si la calle es de los revolucionarios? Al próximo llamado, llama a los revolucionarios. Así acaba uno desilusionándose. Si uno se cree revolucionario o los beneficios le ciegan la realidad, se envalentona. Y y si el otro no se ve representado por la revolución o los daños le molestan desde que se despierta, se siente agredido y si se tropiezan en la calle tras esos lemas se da lo indeseado. He ahí una gran falta de tacto. No se está hablando con los ricachones del 59, que tenían mucho que perder y muy poco que ganar. Y en donde además primaban los intereses y la corrupción. Se está hablando con gente muy preparada e incapaz de conjugar del verbo haber en tercera del plural. Gente que conoce y ha viajado y hasta quiere participar, pero que no sabe cómo ser escuchado pues ya no se debaten ni los lineamientos. Y todo se hace porque “entendemos que es mejor”. Hoy casualmente, escuché decirle al presidente que la frase no era “discriminatoria” y casualmente ayer usé esa misma palabra, va y alguien pasó el mensaje. Si es así y de nuevo tengo el honor, sugiero se borre de cuajo su uso porque a lo mejor no lo entienden, pero sí lo es.

También le puede interesar

Por otro lado mucha tristeza me dio ver amigos con familiares aquí instar a la violencia y a tomar las calles. Cuando hay violencia se pierde el tino y un roce lleva a un conflicto grave y una multitud embravecida es capaz de cosas de las que luego se va a arrepentir. Y si se tropieza con una fuerza policial cuya función es mantener el orden, el resultado puede ser desastroso. Además de que el porrazo no te lo vas a llevar tú. ¡Si al menos estuvieses aquí para que lo lleves hasta el hospital, quizás me calle! Hay mucho por hacer pero le diste el gusto al peri-abogado de que ahora salga enardecido e histriónico por tres semanas más con todas las imágenes que le dé la gana y diga que el bloqueo, el bloqueo y el bloqueo. Usted no sabe lo que significa oírle decir (con explicación jurídica incluida) que el espacio virtual es de todos y él tiene derecho a no escuchar lo que yo diga; como si yo no tuviera el mismo derecho a no escuchar la de tonterías que dice él. Pero le diste la oportunidad a él y a todos los inspirados desestrategas y ahora la razón y el reclamo tienen que esperar a que se aburran de denunciar las campañas y al final no lograste nada. Bueno sí, lograste no saber de tu familia sabe dios por cuantos días. Hoy nada más digno que salvar la casa y ayudar (en lo que sea y a quien sea) a salir de esto. Ya después veremos cómo se distribuirán las habitaciones.

***

Protestas en Cuba, Protestas en Cuba, Protestas en Cuba

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas