Onírica

Denys Ramos, el rostro de la experiencia anticipada

Por: Manuel Alejandro

Las aguas ya se han calmado, los comentarios, chistes y memes han cesado. A día de hoy ya nadie se acuerda de El rostro de los días, como era de esperar toda la algarabía producida por una novela la cual en mayor medida atrajo la miradas y análisis de cientos de miles televidentes producto de un hecho inmoral.

Denys Ramos

Finalmente nuestro equipo de producción ha contactado con el joven actor Denys Ramos, o mejor dicho, Fabián, para darle continuidad a una serie de entrevistas realizadas a populares actores de dicha producción.

Denys: Ya estaba por ponerme celoso, entrevistaste a Roberto y a Liliana, pensé que te habías olvidado de mí luego de tanta lasca que le sacaste a la novela y que te dio el perfecto pie forzado para muchísimos chistes. (Risas)

MA: Para nada, solo comprendí que necesitabas un descanso luego de la culminación de la novela en pantalla, aún cuando esta fue grabada dos años atrás.

MA: Haciendo la preparación para esta entrevista salta a la vista la coincidencia con Roberto (Machi) y Liliana (Lía) de que tus primeros pasos en el mundo de la actuación fueron en el teatro. ¿Qué magia rodea a las tablas que la convierte en un mundo mágico?

Denys: Primeramente la magia comienza con la escasez, en el teatro muchas veces tenemos que maquillarnos entre los mismos actores, usar ropa propia para la puesta, con escenografía pobre y deprimente, aunque uno crea que eso nos prepara para dar el salto a la TV, nadie es capaz de imaginar la cantidad de trabajos que uno pasa cuando forma parte de una producción.

MA: No estaba previsto hacer esta pregunta pero ya que tocas el tema. ¿Puedes comentarnos algunas de las vicisitudes que pasaron durante la grabación de la novela?

Denys: Compadre, mira en la posición que tu me pones, pero bueno, te responderé. Un gran problema fue el tamaño del apartamento que tenía por casa, aquella caja de fósforo se calentaba más que un fogón piker. Liliana y Roberto hablaron de los panes con aceite de la merienda pero lo hicieron de una forma romántica porque nunca dijeron que esos mismos panes estaban más duros que la bala del Cañonazo de las nueve. Absolutamente nadie puede imaginar la tremenda bronca que provocó el tamaño de la cuña de kake que le entregaron a Mariana, fue épico.

MA: Dejando de lado la novela por un rato el público siempre te identificará como Shidarta. ¿Cuánto te ha marcado ese personaje?

Denys: Ufff, Shidarta marcó un antes y un después en mí, me introduje en el mundo del budismo y la meditación, le cogí el gusto a no bañarme producto de la iniciación en el mundo hippie. Además de que gracias a ese personaje pude montar patineta por primera vez y dejarme el pelo largo, gracias a Dios no tengo que hacerme keratina porque tengo el pelo lacio.

FIN DE LA PRIMERA PARTE

También le puede interesar

imaginando etrevista a Denys Ramos, imaginando etrevista a Denys Ramos

Autores

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas