Onírica

Elesiones

Por: Jorge Fernández Era

—Amiga, ¡¿qué me dices de las elecciones en Estados Unidos?!

—Que son el circo de la democracia.

—Esa es la definición del Granma. Te pregunto por la expectación, la vigilia, la madrugada siguiendo lo que pasa con los vecinos de los altos.

—No me digas nada, ¡me daría una alegría que ganara el canoso!

—¿Verdad que tiene cara de buena gente? Quizás no lo sea, pero cualquier cosa mejor que el Trump ese, que intenta paralizar nuestra economía.

—Y lo está logrando.

—¡Qué reñida está la cosa! Parecido, únicamente lo del 2018.

—Querrás decir 2016.

—No, mija, 2018: las elecciones cubanas.

—Ah, sí… ¡Me dio una alegría que ganara el canoso!

—No me lo recuerdes, qué zozobra hasta el último momento: aquellos tres diputados que no aparecían, dos porque estaban en el baño y uno en el restaurante repitiendo. Podían decidir, representaban a tres de los municipios con más escaños en el Parlamiento…

—¿Y qué me dices del voto en contra que recibió Canel y que rompió la unidad? Todavía se investiga. A todos se les hizo espejuelos una semana antes, la casilla del sí era diez veces más grande que la del no.

—En lo que estábamos: Estados Unidos está más desunido que nunca, lo dice Juventud Rebelde.

—Y el que triunfe asumirá en un país pandémico, con una economía por el piso.

—Qué diferencia, ¿eh?: Cuba crece. Y tú verás cuando nos ordenen.

—¿Cuándo nos ordenen quiénes y qué?

—Ordenamiento monetario, chica.

—Es que parece cosa de militares. ¿Entendiste algo de la mesa redonda?

—Creo (lo exteriorizó Murillo y algunos murillos de Facebook lo han replicado) que el peso en ciertos escenarios económicos está uno por uno y en otros uno por veinticinco. Eso tergiversa las finanzas, equipara el valor de nuestra moneda con el dólar y no incentiva las exportaciones… Debe ser por eso que Estados Unidos importa móviles Huawei. De ahí la bronca de los yumas con China.

—¡Tú le sabes!

—No creas. Cuando escuché que hay un grupo de productos “transversales a la economía” solo días después de oír que “desterraremos la verticalidad”, por poco quedo horizontal y no sobrevivo a la nueva estrategia.

—Pero algo entiendes, es lo importante. 

—¡Claro! ¿Por qué crees que abrieron las tiendas en dólares a pocos meses de las elecciones norteamericanas? Fue una manera de, a través de precios competitivos…

—Más que competitivos, dopados. 

—…recoger circulante e impedir que se dilapidara en la campaña electoral del imperio. Vas a ver como las quitan en enero. Quedó claro que son transitorias.

—¿Transitorias?

—Eso. Transitaremos de una economía centralizada a otra… cómo explicarte… perfeccionaremos… cómo te expongo… encadenaremos… cómo se mastica… 

—Centrémonos en lo nuestro: rezar y brindar por el posible triunfo de Biden y la poco probable derrota de Trump. 

—¿Queda cocimiento?

También le puede interesar

Autores

2 Comments

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas