Onírica

Frases antivirales

Por: Jorge Fernández Era

 

Se me ocurrió una y de ahí partió todo. Lo de inventar frases en Facebook no ha sido mi fuerte desde que ando en estos trajines, pero el ejercicio era interesante y fueron surgiendo otras. Creí oportuno aplazar temas urgentes en pos(t) del bien común de vencer la pandemia, y di un descanso a mis artículos de opinión para dedicarme a enunciar, en pocas palabras, el día a día de la cuarentena, colocadas disciplinadamente a las siete de la mañana. Solo me embullé a escribir un poco más cuando mi hijo estuvo ingresado veinte días como sospechoso de la enfermedad, e hice tregua el Día de los Padres.

 

Ayer llegué a la frase 100, y con ella cierro. De haberme propuesto hacer coincidir la conclusión de la experiencia con el comienzo del desconfinamiento no me habría quedado tan exacta la cosa.

 

Mientras caliento motores para algún que otro comentario, les presento, por orden de aceptación, las cincuenta mejor recibidas por ustedes dentro de ese centenar que me inventé como sugestivo reto creativo:

 

-Quién dijo que el limón está perdido, yo vengo a ofrecer mi guarapón.

-De no ser por el NTV, uno no se entera de que al capitalismo le queda muy poco.

-Dice el test que solo tengo diabetes, raquitismo, anemia, gastritis y osteoporosis. ¡Menos mal!

-Mi mujer y yo hemos probado ya todas las posiciones. El refrigerador se queda donde está.

-Son las 3:00 a.m. y no logro entrar a casa. ¡¿Alguien puede decirle a mi mujer que la puerta de la calle no es la frontera?!

-Hoy soñé que la cuarentena se levantaba y la escasez se dormía.

-Aíslese. Saque a relucir el antisocial que lleva adentro.

-No entendí bien: ¡A la plaza el Primero de Mayo! o ¡Aplaza el Primero de Mayo!

-¿Revender papel sanitario es lucrar con las necesidades de la gente o con la gente que hace sus necesidades?

-Ayer quitaron la corriente 9 horas. ¿Será que van a acusarnos de acaparamiento de luz o enriquecimiento luminoso?

-Interesante que la nube de polvo viaje de un desierto a otro.

-De la mesa redonda sobre ahorro de electricidad se infiere que ahorramos electricidad si apagamos la mesa redonda.

-No entrar en pánico. Y si hay que entrar, lavarse las manos antes de hacerlo.

-Lo que no podemos perder los cubanos es el turno en la cola.

-Salude con el pie. Si es un buen amigo, cáigale a patadas.

-La frase “Llegó para quedarse” llegó para quedarse.

-Pensar que a ti no te toca es una actitud inmuno-ilógica.

-Voy a ponerle una demanda a la oferta.

-No ahorrar agua será considerada en lo adelante una manifestación de diversionismo hidrológico.

-La droga más peligrosa: el hachís.

-La tierra sigue ahí, pero el Minag está en la luna.

-Parte de las once: Mi mujer sigue viva, yo también, cuidándonos uno del otro.

-Se acaba el tomate. Un día de estos amanezco sintomático.

-(Epitafio) Esperaba Pollo y Detergente.

-El comercio electrónico llegó para quedarse, lo que no han dicho dónde.

-Anuncia el Inder Campeonato Nacional de Lucha. Sin definir la tienda sede.

-Tengo en aislamiento a mi suegra. La cuido de la covid-19 hace más de veinte años.

-¡Covidtamos el revés en vidtoria!

-¡Desagrupémonos todos en la lucha final!

-El país está enfermo, y seguimos ocultando los síntomas.

-Somos inmunes al pecado de la carne… ¡pero es que ni pecado hay!

-Esta pandemia me tiene un tanto coivido.

-Más casos importados. ¿Dónde queda el llamado a sustituir importaciones?

-Si no se pudo cuando se podía: ¿se podrá cuando no se pueda?

-El virus desaparecerá de forma natural, como parte de la escasez.

-Evite covidjar el virus o estará fabricando su propio sars-cov-fago.

-Ahorita habrá que comer online.

-Ayer una moto se llevó la roja. Por poco me salva del coronavirus.

-¡Viva el PCR! ah, es el nombre de un test.

-Amaos los «un metro y medio» a los otros.

-A mi mujer el confinamiento le ha dado por sembrar cactus. No saben mal.

-De la enfermedad me preocupa el pico, pero también la pala.

-Los pacientes evolucionan, el ser humano no tanto.

-¿Marcaste? Te apollo.

-Nueva pesquisa: los sospechosos serán interrogados en “Tras la huella”. El virus, solito, se echa palante.

-“¿Qué dice el test, doctor?”. “Que le toca hacer el test-tamento”.

-Las causas, tranquilas: solo se nos pide denunciar las consecuencias.

-“Madre, necesitamos de tu arroz” (hoy más que nunca).

-La cosa no es solo que salgamos de esta, sino por dónde.

-En ensayo clínico vacuna cubana contra las colas. Vaya pidiendo el último.

 

Otro texto del autor

 

 

 

 

 

11 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas