Onírica

La verdad sobre Sancho Panza

Por: Franz Kafka

Sancho Panza, que por lo demás nunca se jactó de ello, logró, con el correr de los años, mediante la composición de una cantidad de novelas de caballería y de bandoleros, en horas del atardecer y de la noche, apartar a tal punto de sí a su demonio, al que luego dio el nombre de Don Quijote, que éste se lanzó irrefrenablemente a las más locas aventuras, las cuales empero, por falta de un objeto predeterminado, y que precisamente hubiese debido ser Sancho Panza, no hicieron daño a nadie.

Sancho Panza, hombre libre, siguió impasible, quizás en razón de un cierto sentido de la responsabilidad, a Don Quijote en sus andanzas, alcanzando con ello un grande y útil esparcimiento hasta su fin.

También le puede interesar

Vivo en un país libre. Hay quienes desde afuera -y otros desde adentro-, se empeñan en hacerme pensar lo contrario, pero sé que están equivocados.
Escribo en espacios alternativos, en esos donde uno se puede dar el lujo de decir cosas que molesten un poco. Muestro lo que pienso, como lo pienso y cuando lo pienso.
Me expreso libremente, y asumo con responsabilidad las líneas que van naciendo. A veces, me dicen que tenga cuidado, que hay cosas no se deben decir. A pesar de ello, no tengo temor.
No sufro de ningún acecho. No he recibido ninguna presión o discriminación de compañeros, o de superiores con la capacidad de decidir sobre mi vida. Muchos saben que escribo, y qué escribo, pero no me señalan por eso. Más bien comentan, debaten conmigo, y cuando no están de acuerdo me lo hacen saber.
Solo he enfrentado -cuanto más- alguna mirada que intenta ofender desde lo lejos, desde un comentario agresivo, conservador y fomentado en el desconocimiento de un extremismo escondido en la militancia de carné. Y lo comprendo, porque ese ha sido el papel que han interpretado y les toca jugar a algunos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas