Onírica

Primera instancia

Primera instancia.

Por: Ana Barnes

Hoy puede ser el día
De desechar la respuesta
De hojear una a una
Las letras, las certezas
De escupir una lágrima
La propia, la impuesta
De celebrar los olvidos
De lamentar la belleza
De las calles cerradas
Las miradas huecas
El tapabocas triple
La esperanza eterna
De venerar lo imposible
De la voz que está muerta
De la raíz en la ruina
Y las ventanas viejas
De festejar el miedo
En el final de la tierra
La lluvia en los cristales
La mano en el sexo
De santificar la casa
Con los ladrillos expuestos
De los troncos torcidos
De traicionar los sueños
De balear los abismos
Y solventar los miedos
Desgajar los inconformes
Recomponer el precio
Hoy puede ser ese día
El del viejo himno huérfano
El que cantamos los frustrados
Antes de ofrecer el pecho

También le puede interesar 

Primera instancia Hoy puede ser el día De desechar la respuesta
De hojear una a una Las letras, las certezas De escupir una lágrima
La propia, la impuesta De celebrar los olvidos De celebrar los olvidos
De lamentar la belleza De las calles cerradas Las miradas huecas La esperanza eterna De venerar lo imposible De la voz que está muerta
De la raíz en la ruina Y las ventanas viejas De festejar el miedo
En el final de la tierra La lluvia en los cristales La mano en el sexo
De santificar la casa Con los ladrillos expuestos De los troncos torcidos
De traicionar los sueños De balear los abismos Y solventar los miedos
Desgajar los inconformes Recomponer el precio Hoy puede ser ese día El del viejo himno huérfano El que cantamos los frustrados Antes de ofrecer el pecho

12 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas