Política en Cuba

Tres fintas

Por: Héctor Calás Roque

Primera finta

Ayer en el programa televisivo Palabra Precisa se habló sobre socialismo y democracia, un tema que ahora mismo es candente. Recordemos los últimos acontecimientos con el grupo en Facebook Archipiélago y el dramaturgo Yunior García Aguilera, su creador, y las molestias causadas por la negativa a la marcha pacífica. Como lo saben, todo tiene que ver. Los medios de comunicación en cualquier sociedad moderna juegan a favor del poder, de hecho, se les llama el «cuarto poder». Para mí es un poder mediado por otros poderes.

Los medios de comunicación en Cuba están mediados por el PCC, estratega y decisor último de la política en Cuba. Nada nuevo, pero esto trae implicaciones de prácticas comunicativas, lo que significa que todo lo que se trasmita por la televisión ha sido consensuado por mecanismos de control ajenos a su funcionamiento. Vamos añadir que todo proceso de comunicación, así como su producto final, es consciente, racional y tiene varios objetivos.

¿Esto a qué se debe? Que lo dicho ayer fue porque se podía, lo autorizaron, alguien tenía que hacerlo para bajar las tensiones y calmar a ciertos sectores menos conservadores, que van siendo más visibles. Estaban preparados, «guerra avisada no mata soldados».  Era entendible que lo dijeran ellos, digo ellos porque el poder siempre es masculino, no podría haberlo dicho nadie más, ya que ¿acaso existe alguna otra voz autorizada para criticar negativamente al poder, o mejor acaso autorizan ellos alguna otra voz?

Segunda finta

Otra cosa me parece interesante, todes les que hablaron ayer en el programa eran blancos, de formación universitaria, mayoría masculina, heterosexual y con un signo político positivo ¿Qué significa esto?

  1. La democracia no es para todes, para participar y hablar de democracia debemos tener ciertos requisitos.
  2. Si se cumple con la mayoría de estos requisitos, esto presupone cierto consenso a priori, porque históricamente son estos sujetos los que tienen lo oportunidad/privilegio de hablar; lo pueden hacer, han acumulado todo lo necesario para estar allí.
  3. Si hablé de que el programa había sido filtrado por ciertos mecanismos, significa que existe también un pacto previo con el poder para discursar, además de las características que ya mencioné que poseen los participantes, son más o menos las que se cumplen para estar en el sistema de poderes en Cuba. Por tanto,  el eje poder-mediador-poder mediado-participantes va a ser atravesado por una misma conciencia, casi la misma, digámoslo así, como una especie de uni-mente. Esto me lleva a pensar que para criticar/dialogar con el poder se deben cumplir ciertos estándares, para que este reconozca derechos, porque quienes participaron ayer estaban ejerciendo sus derechos como ciudadanos.

Tercera finta

En mi opinión creo que se confundió el «Ser», la manera en que se práctica la democracia en Cuba hoy, con el «deber ser», la definición de la democracia. Aquí existen diferencias notables que son importantes comprender, si no de otra manera se está ocultando la realidad. Claro que sí hubo una crítica a la relación socialismo-democracia, pero se habló de sus límites, defectos y condiciones de posibilidad. Algo que me parece más o menos bien, pero si no se dibuja lo que tenemos hoy en Cuba, muchas personas pensarán que solo hay que transformar algunos defectos, cosas leves, vestigios. Entonces se relativiza el problema, se le presta menos esfuerzos y atención. Para aquellos que son víctimas de vivir en la periferia de la democracia esto será funesto, porque va a ser de vez en cuando que se ocuparán y acordarán de que a elles no les llega el grueso de la democracia. Los sucesos post-11J lo demuestran.

Agrego una definición de democracia, no muy rigurosa, pero que completa lo que no se dijo:

Democracia es una relación de poder o subordinación histórica entre grupos de personas que comparten identidades, por la cuales se les divide, clasifica, jerarquiza y diferencia en un espacio llamado Cuba y, que ha sido construido hegemónicamente. Esto es, como diría Gramsci, la combinación de la coerción/violencia con mecanismos de producción de subjetividad (dígase escuelas, medios de comunicación, arte y discursos), que hacen que se produzca la mayoría de las veces un consenso entre opresores y oprimidos. La democracia es instrumento, por lo que no es algo que se vive a diario, sino que se usa facilitando a quienes poseen el poder alcanzar objetivos que presentan como si fuera intereses en general.

Recomendaciones

Para que exista democracia los poderes no deben estar mediados por otros poderes, en última instancia el poder mediador debe ser el pueblo, el soberano, como reconocieron los entrevistados. Este pueblo debe ser un sujeto auto-consciente, preparado para pensar críticamente. Esto es ir más allá de lo evidente. Se debe construir un sistema, para que suceda, que permita a todes cubrir necesidades básicas y tener tiempo excedente para poder dedicar a informar la subjetividad.

Los espacios de diálogos tienen que ser diversos, donde la mayoría sea aquellos que son las víctimas. No quienes gozan de privilegios porque de otra manera se reproducen los privilegios, y la democracia se va des-realizando. Por otra parte, si solamente van aquellos que disfrutan de las bondades del sistema, en el discurso solo se acota un parte de la realidad.

La democracia debe de entenderse no como instrumento sino como manera de vivir.

También puede interesar

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas