Política en Cuba

Ay, dólares…

Por: Jorge Fernández Era 

Solo en los minutos finales de la Mesa Redonda vino a tratarse el tema, a pesar de (o quizás por) ser uno de los más polémicos: si se va a ir hacia una sola moneda, ¿por qué se siguen creando tiendas en MLC? La respuesta:

Nosotros nos tenemos que gastar obligatoriamente una masa de divisas para importar y para producir en el país productos que después vendemos en pesos cubanos y en CUC, y para reaprovisionar esos mercados hay que volver a gastar divisas. Si no tienes la divisa para volver a reaprovisionar y mantener un nivel estable de ofertas en pesos cubanos o en CUC, aun habiendo demanda, tienes el mercado desabastecido, y cuando tienes el mercado desabastecido, aparecen otras economías paralelas que satisfacen esa demanda con determinado grado de informalidad. Más adelante otro párrafo anula la lógica del anterior: La concepción es que todas las transacciones en Cuba, mayoristas y minoristas, se hagan en pesos cubanos.

Yo, que la única economía que he estudiado es la que suspendo cada vez que acudo a una tienda, colijo de lo anterior dos conclusiones para ese futuro que se nos dibuja CUPoso: 1) los dólares con que se compran los 4,7 productos (no es error: con coma y en coma) que se mantienen en el mercado en CUC-CUP no lo generan los trabajadores, provienen de una mata medio enferma que florece en los jardines de Avenida de Boyeros y Paseo; 2) la moneda cubanísima que se multiplicará en nuestros bolsillos tendrá valor de cambio universal, saldremos con ella al mercado planetario a comprar cuanto veleidad surta los hoy telaréñicos estantes.

Se planteó el 16 de julio que Cuba no es ni será un país donde se suprima la oferta en CUC y CUP y se comience a vender en dólares para que el que no tenga estos últimos sencillamente no coma. Se van a proteger los productos básicos (alimentos, aseo, canastilla), haremos importaciones de varios de estos productos que no se van a comercializar en MLC y se van a sostener en CUCese es el sacrificio y esa es la defensa a esos productosel pueblo conoce que el Gobierno, el comercio interior, los diferentes territorios siguen acuciosamente cómo se comportan los 47 productos básicos, los esencialescon los mismos MLC que cobramos por esa venta, volvemos a traer y volvemos a poner…. Aquellas palabras no tuvieron respaldo en oro, lo que hemos visto en las depauperadas tiendas son tres o cuatro cosas de vez en cuando y de cuando en vez. ¿Explicación al pueblo?: bien, gracias.

En un país en que el periodo especial se sabe cuándo comenzó, pero nadie define si concluyó o seguimos ensillados sobre él; en que el sacrificio no es que el gobierno sostenga las tiendas, sino que permitamos un voluntarismo económico por el que solo pagamos los de abajo, se nos dice hoy que la dolarización es transitoria, que se ajusta al contexto actual, que es necesaria, pero no deseable, …exactamente lo declarado hace casi treinta años sobre las tiendas en CUC. 

Otros escenarios se anuncian para que el billete verde imponga su monopolio, el turismo nacional uno de ellos. Y como de todos saldrá el financiamiento para nuestras modestas tiendas de gama baja o subterránea, es de esperar que unas cincuenta ofertas estén garantizadas para tener —con un salario multiplicado que de veras valga— al menos lo básico de aquello que teníamos que tener. De lo contrario, seguiremos lanzados al ruedo de otras economías paralelas que satisfacen esa demanda con determinado grado de informalidad.

Nuestra economía pecará de mercenaria si no depende en exclusivo del sudor de sus trabajadores. Sonará a discurso vacío despotricar contra los parásitos internos cuando el parasitismo impera en el mercado donde se supone encontremos la satisfacción de las cada vez más crecientes necesidades.

De momento, sumémonos al coro: ¡Ay, dólares, lolitos, lolos, conmigo van a acabar!.

tiendas en MLC en Cuba, tiendas en MLC en Cuba

También le puede interesar

Autores

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas