Política en Cuba

El centro del debate

Mientras tanto, se siguen dando razones para que el centro del debate esté bien lejos del centro de los problemas.

Por: Miguel Alejandro Hayes

El primer error lo cometió Boris Fuentes. Luego, toda la cadena de técnicos y censores, directores de noticiero, directores de canal. El material que se publica en el NTV pasa por muchas manos.
¿No había censores y un equipo de numerosas personas que revisaran el reportaje? Lo dudo, porque cortaron un beso gay de una película comercial norteamericana en horario no estelar. Pero si de verdad no lo tienen, deberían. Un presidente necesita un equipo de comunicación política que cuide y que seleccione cuidadosamente lo que se transmite de él, más en un momento así. Entonces, he ahí el primer grupo de responsables del escándalo con la declaración sobre limonadas y guarapo.
El segundo, lo encabeza el presidente y todo su equipo de trabajo. Sí, el equipo, porque un presidente tiene un equipo de gente que lo asesora directamente. Él debió tener en cuenta que sus discursos, ante todo, se recepcionan como propaganda política. Una prensa donde cada mensaje va acompañado de un mensaje cosmovisivo marcadamente político (postura a favor de la revolución cosificada en el gobierno), no puede transmitir una intervención presidencial como otra cosa. Eso hizo que, se quiera o no, fuera visto de esa manera.
De ahí que, el mensaje que se espera, a esta altura, no es de limonadas y guarapos. Lo esencial para la conformación de expectativas que ayuden a salir adelante de la Crisis dentro de la crisis que se atraviesa: un mensaje de aliento, no puede ser del orden de los refrescos. Es imprescindible generar una nueva imagen del mundo, que muestre algo favorable por lo que trabajar, para superar esto. Las palabras del presidente no fueron de aliento. Él encabezó una reunión más, donde un problema menor recibe atención. En pocas palabras, los modos de apropiación del discurso político, la lógica de semantización y contextualización habitual, le jugó en contra.
Por otro lado, el presidente habló como si fuera un cubano en la mesa de su casa, debatiendo un asunto común. Su tono campechano, virtud que no debería cambiar y que es algo que sí juega a su favor, condicionó su tono coloquial para referirse a una oferta muy específica ausente de los mercados cubanos.

Claro está que para un ingeniero eléctrico la limonada no es “la base de todo” ( más allá del papel del ácido cítrico en la respiración celular). Se trata una manera de señalar la necesidad de aprovechar el limón, a partir de utilizar absolutizaciones típicas del discurso cotidiano, porque todos conocen qué quiso decir, y que se refería a algo muy particular. Sabiendo los espacios para la descontextualización, a todo el equipo presidencial le correspondía prever.
Pero eso es sólo desde el punto de vista comunicacional.
La gestión de una crisis exige que se vaya a los temas medulares. Jugos y pizas son algo más que todo el sistema de cosas a resolver y que, según la lógica de autonomía defendida incluso oficialmente, debería ser competencia de los poderes territoriales. La máxima dirección del país no puede entretenerse, ni mediática ni ejecutivamente, en las tareas que las autoridades y funcionarios locales no han cumplido. Le corresponde generar, al menos idear (incluso su puesta en escena) respuestas a las trabas esenciales. Hay muchos rubros de la producción nacional que urgen ahora mismo ser rescatados para garantizar el consumo de los ciudadanos. Perder eso de vista es el gran fallo.
Mientras tanto, se siguen dando razones para que el centro del debate esté bien lejos del centro de los problemas.
El desabastecimiento ya está aquí.

Otro texto del autor

16 Comentarios

  • Roger García.

    Advierto que estoy suscrito a este blog y me llegan las notificaciones por email. Veo, sin embargo, diferencias ortográficas en esta notificación y el artículo original, concretamente en la palabra “ censor” que aparece co “s “ inicial en la primera. Mis disculpas por insistir en la forma pero es incongruente con la calidad de sus textos. Lastima que no tenga tantos comentarios como en la JC.
    SDS

    • Hayes Martinez

      Hola. Gracias por comentar. Hubo un pequeño error al seleccionar el documento Word que contenía la última versión. Obviamente la palabra sensor es, ortográficamente correcta, incluso como labor de “filtro” que detecta. En cambio, es más apropiado censor, de aquel que realiza la censura. El cambio no es del orden de lo ortográfico, sino de lo semántico. Aunque a grandes rasgos, no cambia el sentido, tampoco.Sobre los comentarios, sí, a mí me gustaría que existiera el debate. A pesar de los más de mil lectores a este texto, sólo usted ha comentado. Creo que la cuestión de los comentarios tiene que ver mucho con la costumbre. Ya esos espacios como los que menciona, con su larga historia y de resistencia probada, están rodeados de una práctica de debate muy interesante. Otros, vamos detrás. Pero lo importante siempre es esa generación de ideas que de un modo un otro mantiene el debate, por la vía que sea, vivo.

      Gracias nuevamente.

  • Orlando

    Marta, ama de casa, considera que “Díaz-Canel hizo el ridículo. A estas alturas, preguntar por qué no hay guarapo ni limones y hablar de pizzas en un país donde no hay puré de tomate ni queso y microwave solo tiene una minoría, demuestra que ellos (los del régimen) o son unos cínicos o unos comemierdas.

  • Orlando

    Gracias por publicar mí comentario. De la JovenCuba no solo me han expulsado sin justificación, mucho menos fuertes que el que me publican aquí; sino que Harold se dio el gusto de borrarme comentarios ya publicados. Eso es irrespetuoso.
    Saludos

    • Orlando

      !Dios mio!
      ?Quieren que la gente coma o que se mueran todos de hambre?
      Lo primero que tienen que hacer es eliminar Acopio y permirle al campesino ser dueño de su tierra y producir lo que le dé su realisima gana. El ojo del amo engorda el caballo.
      Confiscar los alijos de cocaína y mariguana y no meter preso a unos emprendedores por almacenar cebollas y sacos de cemento con fines de reventa. Hasta que el sector privado no tenga garantías jurídicas, hay que hacerse de la vista gorda con ilegalidades que solo son delitos en la Cuba-Macondo.
      Si en los Estados Unidos, se pusieran tiquismikis tendrían que meter en la cárcel a todos los empresarios que han desarrollado la nación, empezando por Donald Trump.

    • Orlando

      Copio:
      generar una nueva imagen …, que muestre algo favorable por lo que trabajar, para superar esto.

      No tienen manera alguna de ofrecer algo realmente positivo, en todo caso pinceladas de mercuro cromo para un cáncer terminal.
      Tendrían que abandonar el discurso de que ellos son la salvación del país y hasta del mundo, cuando son el verdadero problema.
      ? Difícil? Sin dudas. Pero históricamente algunos gobiernos han cedido a lo inevitable y abandonado el discurso gastado. Otra cosa sería crear más sufrimiento , caos y violencia extrema.
      Ejemplos: Augusto Pinochet y Daniel Ortega en momentos de gravísima crisis accedieron a ofrecer una digamos relativa salida democrática. Ecuador accedió a perder territorio en el Amazonas frente al Perú y negoció la paz en tiempos de Fujimori evitando una guerra que no podía ganar.
      Saludos.

  • Orlando

    No sé cómo el gobierno de Cuba se atreve a hablar de las necesidades de otros países cuando en Cuba el pueblo se está muriendo de hambre”, dijo.

    “Esto no es ningún alimento para las personas de la tercera edad… Cómetelo tú Díaz-Canel con limonada y guarapo”, agregó indignada.

    • Orlando

      Desesperante.

      Diaz Canel propone un ejercicio de pensamiento.

      Mí comentario ha sido recibido.

      Orlando dijo:

      No quiero criticar. Me gustaría ser parte de la solución, no del problema. Pero para mi “un ejercicio de pensamiento” es una pérdida de tiempo. Ya todo lo concerniente a la economía ha sido suficientemente pensado y llevado a la práctica en otras naciones. ?No hay economistas cubanos que se han encargado de repetir una y otra vez lo mismo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas