Política en Cuba

El deber de un revolucionario

Por: Jorge Fernández Era 

A cuarenta años de uno de los sucesos más repugnantes de la segunda mitad del siglo cubana —despedir como apestados a compatriotas por mudar de casa, ultrajarlos, vejarlos, escupirlos, patearlos…—, no tuvimos la honestidad de la disculpa, de un examen de conciencia para no repetirlo nunca jamás.

Ante el miedo de escuchar lo que no conviene, de enfrentar las nuevas verdades de nuestros hijos, tan hijos de su tiempo como lo fuimos nosotros, recurrimos de nuevo al castigo, a la vileza de trancarles puertas, de decirles que la sociedad se construye no como ellos sueñan, sino como les da la gana a sus padres.

Convertimos la información y el análisis en tribuna del oportunismo y la mentira, en plataforma para el ataque sin pruebas al condenado, sin defensa a quien se acusa, sin derecho a réplica al injuriado, y hasta tuvimos la desvergüenza de entregar premios por ello.

A un ministro de la institución llamada a defender la decencia se le permite dar el aldabonazo para disolver con abuso de fuerza lo que debió resolverse con madurez. Luego se le levanta del fango de la cobardía para colocarlo en un pedestal y convertirlo en héroe.

El fascismo está entre nosotros. Ayer fue demasiado lejos. Se escuda en la multitud para generalizar la vileza, tapa con pintura la fachada de nuestra ignominia, cree que gritos y humillaciones llenan el vacío de principios morales y éticos, que es dable acostarse con la inconsciencia tranquila. 

Repudiable el mitin de repudio, la muerte que asoma y brinca cercas para cercenar la vida. Créanse revolucionarios y patriotas sepultando la Revolución misma. Paren ya. “El principal deber de un revolucionario —dijo el poeta mexicano Eduardo Lizalde— es impedir que las revoluciones lleguen a ser como son”.

También le puede interesar

mitin de repudio en Cuba, mitin de repudio en Cuba

Autor

  • Periodista, escritor, editor y corrector. Perteneció al grupo humorístico Nos y Otros

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas