Política en Cuba

Ideas sobre el gusto útiles en la política

Por: Miguel Alejandro Hayes 

El gusto y la elección son un acto natural, pulsional, espontáneo, estético. Así, algo puede gustar o no, sin más pena ni gloria. 

Lo que no gusta no quiere decir que se desprecie, que se odie, o que sea malo en su totalidad.

El hecho de que algo no guste no implica decir que de ese algo no sirve para nada.

Para que algo no guste no debe ser la peor versión posible de ese algo, basta con que no sea la mejor posible esperada.

Lo que no gusta no es enemigo, necesariamente.

Lo que gusta hoy puede no gustar mañana.

Lo que se prueba y no convence, o decepciona, puede dejar de gustar.

A veces una cosa deja de gustar porque aparece otra mejor, otras, deja de gustar sola.

Que algo ya no guste no significa que guste su “opuesto”.

También le puede interesar

El gusto no se compra, solo su simulación.

Para el que realiza la acción de gustar, existen tantos posibles gustados como desee, no los que otro le diga.

Que a una persona le guste algo por una razón, no quiere decir que a otro le guste por lo mismo.

No hay gustos malos per se, sino gustos que, en determinados escenarios, afectan los gustos de otros.

Ningún gusto es más inteligente que otro, la forma de asumir el gusto, sí.

Los gustos diferentes no son excluyentes; gustos diferentes pueden ser complementarios. 

Hay gustos que las personas pueden comprobar que son buenos o malos, hay otros que la persona nunca llega a saberlo.

Un gusto no debe realizarse para que se se mantenga.

Un gusto no se cambia con un silogismo rápido, ni con racionalidad.

Un gusto no se cambia con un hecho aislado.

Un gusto no se cambia con una evidencia irrefutable.

Las razones evidentes para una persona y las relaciones entre estas, no tienen que incidir de la misma manera en el gusto de otra.

Un gusto no tiene que ser demostrado para que quien lo ejerza lo tenga.

Un gusto no es solo un gusto.

gusto en política, gusto en política

Autor

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas