Política en Cuba

Los agradecidos y los aprovechados

Por: Miguel Alejandro Hayes

Hay personas agradecidas, pero también muchas maneras de ser agradecido. Por ejemplo, validar y respaldar acríticamente lo que dice o a hace quien o quienes reciben el agradecimiento. 

El problema de esta forma de agradecimiento, uno de tantos, es que convierte a los que la practican en sujetos pasivos, en réplicas de las acciones de otros sujetos (los que reciben el agradecimiento). Desde un punto de vista utilitario, es útil a los que reciben el agradecimiento.

El otro problema es que validar y repetir acríticamente puede hacerlo cualquiera, dígase, cualquiera puede encontrar en esa forma de agradecimiento una manera de abrirse camino. Entonces aparecen los aprovechados. A esto lo acompaña la complicidad entre los que reciben el agradecimiento y los aprovechados. Se convierte en un modo de vida para ambos grupos.

Hay personas agradecidas, sí. Pero entre los agradecidos, están los agradecidos dogmáticos, honestos pero dogmáticos. Entre estos, los aprovechados. Hay agradecidos, pero muchos aprovechados.

¿Otra manera de ser agradecido? Aportando ideas al bien común. No respaldando el bien de los que viven de decir que representan el bien común. No se enajene, luche por el bien común y apoye al que demuestre que también lo hace, no al que dice hacerlo y termina por decir que sin él no hay bien común, como único argumento. ¿Para que había que agradecer? 

Se es agradecido cuando se defienden ideas de espíritu justas, pero sobre todo, la buena puesta en práctica de estas. Eso también es ser agradecido, y caben menos aprovechados.

También le puede interesar

distinguir entre agradecidos y aprovechados, distinguir entre agradecidos y aprovechados

Autores

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas