Política en Cuba

Que alguien le haga llegar a Facundo

Facundo. 

Por: Javier López Fernández

Apreciable Facundo, te voy a compartir este detalle… lee con detenimiento. Eres un profesional de los medios, y yo, un simple profesor, nada más… desde esta lógica percibo que:

Saliste cada mañana a trabajar para resolver tu vida, como yo o cómo aquel, es simple. De pronto te has convertido en algo más. Como cubano te ofrezco algunas ideas, igual que río con las tuyas. Finalmente tuve que escuchar los lunes con gusto y respeto al personaje, excelentemente interpretado. De antemano, gracias por leer.

TODOS NO SOMOS ANDY
Todos no somos Andy, si resultamos presa de la ingenuidad. Todos no somos Andy, si exoneramos de nuestras existencias la capacidad de reflexión y discernimiento. Todos no somos Andy, si cooperamos con la casta reaccionaria al interior o de la emigración. Todos no somos Andy, si nos convertimos en blanco irresponsable para los ataques a la isla. Todos no somos Andy, si por congraciarnos o por beneficios nos negamos. Todos no somos Andy, si ponemos en riesgo la estabilidad mediática y el Ciber espacio “nacional”. Todos no somos Andy, si hacemos destapar rencores e insatisfacciones, rabia y desdén por Cuba y sus instituciones.

SIN EMBARGO…
Todos somos Andy, si el artista convierte en simbolismos la unidad en torno a la nación.
Todos somos Andy, si el artista es sensato y ofrece una disculpa sincera al pueblo. Todos somos Andy, si el ser humano que eres declara una posición firme respecto al conflicto generado por la irresponsable actuación. Todos somos Andy, si el ser humano que eres, evita que el artista se preste al enrarecimiento de la realidad.

JAMÁS SEREMOS ANDY si traicionas a tu pueblo, al soberano,al que vive dentro de los límites de la frontera y no se permite a si mismo coquetear con el enemigo. Sé que la sensatez te hará comprender, hay mucho más que un plato de lentejas en juego o la aceptación de un chiste sofisticado por probar. Facundo, Andy, es del pueblo, de los aplausos que le dan vida o de la risa cómplice que arrebata, del comentario el martes en la guagua o en el centro de trabajo. Facundo no es de una institución o tuyo, aunque lo hayas creado desde el corazón y con esfuerzos

Sin nosotros Facundo no es nadie, sin el “combustible” que le da vida muere, como avisoro morirá en la lejanía Andy. Facundo es la síntesis de la lucha por mejorar este país para todos, es la crítica para reconstruir desde nuestras raíces la verdad y el amor, propósito más elevado que el de reír.

Gracias Facundo.

Tomado del Facebook del autor

También le puede interesar

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas