Política en Cuba

La Noticia por su peso

Un texto sobre la muerte de tres niñas en La Habana

Por: Jorge Fernández Era
Cierre: 11:30 p.m. Eso dice el Granma en el cintillo superior de su primera página. El accidente en el que fallecieron tres niñas tras un derrumbe en La Habana Vieja ocurrió en horas de la tarde del lunes 27. Al lugar de los hechos acudió el primer secretario del Partido de la capital.
¿Cómo es posible que en la edición del martes 28 del órgano oficial del PCC no apareciera mención al suceso? ¿No informó Torres Iribar a las instancias superiores? ¿En el periódico se enteraron solo ayer? Son preguntas que uno se hace al leer la tardía reacción del diario.
A ello agréguese que ni siquiera pudieron enviar a un periodista. Se valen, para la información, de Cubadebate —que a su vez cita a una vecina; no aparece autoridad alguna que explique lo sucedido—, de la red social Facebook del Canal Habana y del presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular. Gracias a este último, devenido reportero, nos enteramos de que estuvieron los otros.
A falta de más información, se le da visos de autenticidad a lo que dice una vecina: las brigadas de demolición «venían un día, tumbaban tres ladrillos y se iban. Después colocaban la cinta amarilla para que las personas no pasaran. Pero la gente es negligente, las cortaban, incluso los choferes, para no dar una vuelta de más, pasaban por encima. Después no quedaba nada que señalara el riesgo». Entre líneas se lee —no faltaba más— que la gente es la culpable, y que las víctimas estuvieron en el lugar y en el momento inadecuados. Las autoridades no, cómo se nos ocurre, hay cosas más importantes que demoler una construcción que colapsó el año pasado (eso se resuelve en un día, ya muertas las niñas).
Negligencia de la población. ¿Dónde están las multas a los infractores, el reporte de las guardias de la PNR velando que por debajo de ese balcón no pasara nadie, el acta de la reunión con los CDR imponiéndoles del peligro?
Resumen de noticias: una nota en Cubadebate el 28, otra con similar tono en el Granma el 29, una información manipulada (no es la única) en el noticiero de la una del 28 (léase el comentario en Facebook de Eberto García Abreu). Nada en Juventud Rebelde, nada en Trabajadores, nada en el Noticiero Estelar de las ocho, nada en la Mesa Redonda. Nada, nada, nada.
O sí: Twitter. Para escribir lo que escribió dos días después («Derrumbe en La Habana Vieja ocasiona la muerte de tres niñas. Lamentamos sentidamente lo ocurrido. Nuestro acompañamiento a las familias»), que perfectamente podía haber redactado el lunes antes de la hora de cierre de su principal órgano informativo, nuestro presidente llega tarde, demasiado tarde.

Otro texto del autor

4 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas