Política en Cuba

Nota rápida sobre las consecuencias

Hoy martes, se reunirá en el Yara un grupo de opositores para una protesta, esencialmente, por lo que consideran un asesinato en el caso mediatizado en estos días, según afirman.

Por: Miguel Alejandro Hayes

Para mí, esta nota solo tiene sentido si se lee en las próximas doce horas. Es por lo que no me extiendo más allá de algunas afirmaciones, cuya aprobación será más por afinidad con ideas previas que por reflexión pausada e introspección.

Hoy martes, se reunirá en el Yara un grupo de opositores para protestar, esencialmente, por lo que consideran un asesinato en el caso mediatizado en estos días, según afirman. La convocatoria coincide con los días de la presentación ante la ONU de Ariel Ruiz Urquiola, quien acusará al gobierno cubano de que él tenga SIDA. Cuesta no darse cuenta de la coordinación, pero la coordinación no deslegitima nada, ni es condenable. Lo que sí deslegitima es lo que puede estar detrás.

La oposición cubana tradicional obra mirando al exterior. Por eso hay nominaciones a premios Nobel o de temas relacionados con derechos humanos a personas que en Cuba la gente ni conoce. No, no es la hegemonía de la prensa partidista, porque a los Aldeanos todo el mundo los conoce. De esos personajes luchadores contra lo que denominan el comunismo castrista, solo se sabe fuera de Cuba y en los navegadores de internet.

Sin el rasgo anterior no se puede mirar bien los sucesos de hoy, si llegan a ser, y donde el objetivo es lograr la imagen ante gobiernos e instituciones fuera del país, de que el gobierno cubano asesina y viola derechos humanos, etc. Digo que su objetivo es hacia fuera del país, porque si no fuera así, los hechos serían de otra manera. Lanzar un mensaje dentro de Cuba de la índole de este de hoy, implica acciones de mayor riesgo, de mayor trabajo, no cuatro cosas en las redes y en los medios afines y otros abiertos. Un mensaje al pueblo cubano implica involucrar al pueblo cubano, correr el riesgo de armar un tejido movilizativo fuera de la virtualidad de las redes. Eso sería, incluso para un adversario, respetable. Si no me cree, recuerde la caminata de noviembre de 2009 por el Vedado.

Pero no se trata de eso, sino de solo mover la opinión pública internacional. Los resultados esperados son afectar los negocios, acuerdos y colaboraciones del gobierno cubano. Sin embargo, sancionarlo solo afecta al pueblo, palabra casi vacía pero que no lo es. El daño no será a ese ente abstracto en el que se ha convertido la palabra gobierno para los que disienten desde el extremo.

No creo que se trate de afiliación, esto es asunto de principios, de honestidad, y quien no actúa en consecuencia, no le sirve bien a su causa. Apoyo el derecho a no estar de acuerdo, a estar en contra, pero a hacerlo dignamente.

Lo de hoy no es un acto de disidencia, no es un mensaje político pensado para esos de adentro que no dicen, pero que también disienten (sean más o sean menos), es una puesta en escena para decir algo que, de resultar, solo dañaría al pueblo. No, sanciones internacionales al gobierno no tumban al gobierno, de febrero del 62 a la fecha lo demuestra.

Para los de adentro, la consecuencia no puede ser otra que la polarización y el discurso de odio, porque el odio es el negocio de los extremistas; será una razón más para alimentar los fundamentalismos, y no para generar ese debate necesario de frecuencia diaria, donde nos vamos revisando críticamente como sociedad.

Vaya usted si quiere. Pero no generará solución alguna a la sociedad actual, y sí problemas, más. Creo que nunca es buen momento para generar más problemas.

También le puede interesar 

5 Comentarios

  • Alexandra

    Válida la reflexión.
    Te felicito.
    Y solo para generar un debate sano:
    El discurso de odio. Confieso que últimamente es lo único que percibo en los medios, los oficialistas y los no tanto, las redes…
    Black life matters es otro discurso mal contado, y en esencia discrimitatorio.
    Háblese de vida y ya se han dicho todos los derechos. Lamentablemente éstos, los derechos, también dependen de otro discurso, fíjate que aun se luchan por los de la comunidad lgbtiq+, o por los de los animales… dependen de la época.
    Y hay más, la nota alegórica al asesinato ( que fue justificado por las circunstancias en las que sucedió, supuestamente) es sencillamente indignante. Nadie, nadie tiene derecho a quitarle la vida a otro, y el protocolo policial dicta inmovilizar al agresor, inmovilizar, y en caso de disparar, hacerlo hacia zonas no letales.
    En fin, en tiempos de covid han sucedido muchas cosas!!

    • Hayes Martinez

      Justamente, por la defensa a la vida como principio, por la defensa de la transparencia en un caso donde luego de la pérdida de la vida, solo queda abogar por una transparencia institucional, es que debe lucharse (perdón, hace falta una palabra palabra para nombrar la búsqueda de conquistas sociales sin odio).

    • Hayes Martinez

      Por otro lado, coincido, el discurso de odio y punitivo está por todas partes, ahora mismo. Se nota, se bota.

      Exigir como ciudadanos esclarecimiento y transparencia, incluso, que se haga un proceso de impartir justicia transparente ( lo que implica ganar o perder) es muy digno.
      Pero no lo es tanto aprovecharse de lo ocurrido. Lamentablemente, todo fue una escena. Los extremos, una vez más ganan argumentos para ratificar sus métodos de actuación

  • Orland

    El asunto es que Diaz-Canel y su gente ya no pintan nada. No resuelven nada. La única función que cumplen es satisfacer sus propios intereses a costa de una nación cruelmente explotada y reprimida al máximo. O salen de esa lacra o están condenados.

  • Orlando

    Mira que se atracan de excrementos. Y seguro me publican sin darse cuenta de la ironía

    Su comentario ha sido recibido.
    Orl dijo:
    No me cabe ninguna duda.

    Gracias a nuestro eterno Comandante en Jefe como dice el artículo contamos con un
    sistema científico y farmacéutico consolidado en Cuba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas