Política en Cuba

Sobre un interrogatorio

Por: Ariel Montenegro
Después de ver el video filtrado del interrogatorio al monstruo que violó una niña de ocho años recientemente en Santiago de Cuba, siento vergüenza como hombre y como revolucionario.

No se trata de un psicólogo criminalista tratando de empatizar con una bestia para entender el funcionamiento de una mente podrida. No se trata de un investigador tratando de arrancar una confesión a un sospechoso porque la evidencia no es concluyente.

Es la demostración de que, si bien diferentes, los sistemas de valores del interrogador y el monstruo salieron del mismo ambiente machista y retrógado. Es la demostración de que nadie le ha dado un seminario de género, ni tiene idea de lo que es el feminismo, ni la violencia ni el patriarcado.

“¿Tú eres hombre completo, o banqueas?” Le pregunta un oficial fuera de cámara al criminal. Como si el hecho de que el tipo fuera heterosexual o no, aportara algo, como si acostarse con otro hombre le restara una pieza a la hombría.

Esa criatura no es un hombre entero porque los hombres enteros no violamos. Los hombres enteros, además, sabemos que nuestra masculinidad no depende de con quién nos acostamos, sino de nuestra decencia, nuestra gentileza y nuestra necesidad de consentimiento.

”¿Por qué la niña de 8 años y no la de 11 que es más grandecita?” Y la única lógica que yo soy capaz de ver en esa pregunta es la de alguien que piensa que un cuerpo más desarrollado está más preparado para una violación: como un boxeador más entrenado, como un saco de arena que no tiene alma y mientras no estalle la fibra de la que está hecho, no pasa nada.

Una violación es un atentado al espíritu antes que al cuerpo. Y dice el oficial al monstruo, “es bueno para ti que ya la niña esté fuera de peligro” como si hablara con un chofer borracho que atropelló a una anciana: ¡No pueden haber alicientes en este caso! El tratamiento ha de ser acorde a la peor lesión concebida del cuerpo porque nadie le podrá jamás sanar el alma.

Violar es de las peores vilezas humanas: da lo mismo el género o la edad de quien violes. Los hombres completos sabemos eso.

Tomado de Western Congrí

Un comentario

  • Diana

    Me da literalmente dolor en el pecho leer esto…y terror… qué mal estamos… qué lejos del sueño…😔😢y el 8de marzo entonces flores y poemas 😡😠🤬
    NINGUNA EDAD ES ADECUADA para una violación!!
    Gracias a La Trinchera por visibilizar esta reflexión y a Ariel por hacerla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas