Política

¿Feminicidio?

¿se justifica la existencia en algunos países de la figura penal del feminicidio?

Por: Ernesto Gutiérrez Leyva

En un contexto en que el discurso feminista ha alcanzado posiciones mediática y culturalmente hegemónicas, se alza una voz que con razón o razones desafía los cánones que ya empiezan a asentarse en el imaginario popular occidental. ¿Son las mujeres más victimizadas que los hombres? ¿Nos hemos olvidado del género masculino acaso?¿se justifica la existencia en algunos países de la figura penal del feminicidio? Son estas algunas de las espinosas interrogantes que se ventilan en este relativamente breve pero interesante material que La Trinchera pone a su disposición.

Solo audio

Ir a descargar

 

Qué es Feminicidio:

El feminicidio se define como el asesinato de mujeres debido a su condición de ser mujeres, es decir, a su sexo, por lo cual es siempre perpetrado por un hombre. La palabra es un neologismo que proviene de la lengua inglesa, en la que recibe el nombre de feminicide.

Este tipo de asesinatos constituye una de las primeras causas de muerte de la población femenina en la actualidad. De ahí que el feminicidio haya dado lugar a leyes específicas para su condena en algunos países.

Los feminicidios siempre responden al odio o desprecio por el sexo femenino, al placer sexual en el acto de la dominación a la mujer y/o al deseo de posesión, lo que implica que el asesino concibe a la mujer como una propiedad del hombre. En cualquiera de estos casos se trata de un crimen de odio basado en el sexo.

Por ello, el feminicidio es el resultado de un proceso precedido por otras formas de maltrato hacia la mujer, sean eventuales o recurrentes, y sean perpetradas por un desconocido o un conocido. Entre las formas de maltrato se cuentan: violación, violencia psicológica, obstrucción del libre desarrollo y de la autonomía de la mujer, esclavitud sexual, maltrato físico, violencia doméstica, tortura, mutilación, desfiguración, persecución, privación de la comunicación y privación de libertad.  (seguir leyendo)

Otros textos del autor

Un comentario

  • Bettina

    Desespera que la entrevistadora no deja que la entrevistada termine las ideas. Una entrevista sirve para conocer los aportes de los especialistas, y no que la entrevistadora busque que el entrevistado le conteste lo que de antemano ya piensa que es lo correcto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas