Política

Hablar con cifras

Por: Mauricio de Miranda Parrondo 

En Economía, lo mejor es hablar con cifras. Se ha difundido el mito, como otros tantos relacionados con Trump, de que la economía, durante su gobierno marchó de maravilla y tuvo la desgracia de que ocurriera la pandemia. Si, claramente, la pandemia ha sido una tragedia de proporciones catastróficas, sobre todo por los muertos, por las afectaciones a la salud y por el terrible impacto sobre la economía mundial. 

A menudo, muchos partidarios del gobierno de Trump nos quieren convencer de que fue quien mejor supo manejar la economía estadounidense (sin considerar las varias bancarrotas de sus empresas). Este no es un análisis completo de su política económica ni del desempeño económico bajo su presidencia. de hecho, no toma en cuenta el desastre de la pandemia, en donde hubo una clara ausencia de políticas. Solo pretendo desmitificar, con cifras, la afirmación festinada de que “con él la economía estuvo mucho mejor que con Obama” y “que tuvo el mejor manejo económico entre los presidentes contemporáneos”. 

Me he tomado el trabajo de hacer unos cálculos sencillos. Decidí comparar una serie de indicadores macroeconómicos entre los años 2013 y de 2015 (segundo período de Obama), excluyendo a propósito el 2016, para poder excluir el 2020 del período de gobierno de Trump, afectado por la pandemia. De esta forma, comparo los tres primeros años del segundo período de Obama con los tres primeros años del único período de Trump.

¿Qué encontramos? 

El crecimiento promedio anual del PIB entre 2013 y 2015 fue de 2,5% y en 2017-2019 fue también 2,5%. Es decir, igual. 

La inflación entre 2013 y 2015 fue de 1,1% promedio anual, mientras que entre 2017-2019 fue de 2,1% promedio anual. 

Si, la tasa de desempleo entre 2013 y 2015 fue, en promedio 6,3% mientras que entre 2017 y 2019 fue de 4,0%. 

Bajar la tasa de desempleo es muy importante pero en mi opinión es mucho más importante crear empleo. Entre 2013 y 2015 se crearon 6,4 millones de empleos, mientras que entre 2017 y 2019 se crearon 6,1 millones de empleos. Estas cifras son redondas. La diferencia exacta bajo uno y otro mandato son 280 mil empleos más creados en los tres años mencionados del gobierno de Obama que en los de Trump. Esto sin contar el año 2016 para Obama ni el 2020 para Trump, porque en el 2020 se destruyeron 9.154.000 empleos y claramente ahí está el efecto de la pandemia. 

El promedio del déficit en cuenta corriente entre 2013-2015 y entre 2017-2019 fue idéntico, 2,1%. 

El déficit fiscal como porcentaje del PIB en promedio fue de 4,1% entre 2013 y 2015 y de 5,6% entre 2017 y 2019. 

Cuando se examina la ratio de inversiones como porcentaje del PIB, no se observa una diferencia significativa, 20,8% entre 2013 y 2015 y 20,9% entre 2017 y 2019. 

Mientras tanto, la deuda bruta como proporción del PIB fue como promedio de 104,7% entre 2013 y 2015 y de 107,1% entre 2017 y 2019. Es decir, el gobierno de Trump, entre 2017 y 2019, sin contar la pandemia, endeudó más al país que el de Obama entre 2013 y 2015. 

Los cálculos tienen como fuente, el World Economic Outlook Database, del Fondo Monetario Internacional. 

Hice este ejercicio para que tengamos claras estas cifras antes de que intenten convencernos de que ese señor fue el mago de la economía estadounidense. Creo que es de las últimas cosas a las que me referiré sobre este personaje, a menos que las circunstancias lo ameriten. Es hora de pasar página y de ponerlo donde debe estar, en el basurero de la historia.

También le puede interesar

One Comment

  • Orlando

    Bajar la tasa de desempleo es muy importante pero en mi opinión es mucho más importante crear empleo. Entre 2013 y 2015 se crearon 6,4 millones de empleos, mientras que entre 2017 y 2019 se crearon 6,1 millones de empleos.

    En su opinión. No se puede negar que Trump hubiera sido reelecto de no sufrir esa pandemia

Puede comentar acá

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas